11 mayo 2017

Para la catequesis: Domingo V de Pascua

Resultado de imagen de yo soy el camino la verdad y la vida
5º domingo de Pascua 
14 mayo 2017

Lecturas: Hechos 6, 1-7; Salmo 32; 1 Pedro 2, 4-9; Juan 14, 1-12
Jesús, el camino al Padre
En aquel tiempo, Jesús salió de Samaria y se fue a Galilea. Jesús mismo había declarado que a ningún profeta se le honra en su propia patria. Cuando llegó, los galileos lo recibieron bien, porque habían visto todo lo que él había hecho en Jerusalén durante la fiesta, pues también ellos habían estado allí.
Volvió entonces a Caná de Galilea, donde había convertido el agua en vino. Había allí un funcionario real, que tenía un hijo enfermo en Cafarnaúm. Al oír éste que Jesús había venido de Judea a Galilea, fue a verlo y le rogó que fuera a curar a su hijo, que se estaba muriendo. Jesús le dijo: “Si no ven ustedes signos y prodigios, no creen”. Pero el funcionario del rey insistió: “Señor, ven antes de que mi muchachito muera”. Jesús le contestó: “Vete, tu hijo ya está sano”.

Aquel hombre creyó en la palabra de Jesús y se puso en camino. Cuando iba llegando, sus criados le salieron al encuentro para decirle que su hijo ya estaba sano. Él le preguntó a qué hora había empezado la mejoría. Le contestaron: “Ayer, a la una de la tarde, se le quitó la fiebre”. El padre reconoció que a esa misma hora Jesús le había dicho: ‘Tu hijo ya está sano’, y creyó con todos los de su casa.
Éste fue la segunda señal milagrosa que hizo Jesús al volver de Judea a Galilea. (Juan 14, 1-12)
Reflexión
A pesar de las dificultades y sombras del camino, sabemos que Dios camina con nosotros.
¿Hay algo que les preocupa que quieran contarle a Jesús? ¿Alguna vez te sientes confundido y no sabes qué hacer? ¿Cómo te sientes al escuchar las palabras de Jesús?
¿Han salido de viaje con sus padres? ¿Qué preparativos han hecho? ¿Piensan en las cosas que deben llevar? Alguna vez han salido sin saber dónde irían? Cuando Jesús dice que Él es el camino hacia Dios, ¿Qué piensan que sería necesario preparar para este viaje? Compartir
Actividad
Preparar unas tarjetas con los títulos que se identifican a Jesús.
  1. Yo soy el pan de vida—Juan 6, 28-40
  2. Yo soy la luz del mundo—Juan 8,8-19
  3. Yo soy la puerta por donde deben entrar las ovejas -Juan 10, 7-16
  4. Yo soy el camino, la verdad y la vida -Juan 11,17-28
  5. Y o soy la vid—Juan 15, 1-17
Llevar otras tarjetas en blanco
Reunir en círculo al grupo. Colocar las tarjetas con el mensaje bíblico de una forma visible para que todos la puedan leer.
Formar cinco grupos donde cada uno escoge el titulo más significativo para cada quien. Ya en los distintos grupos leer el pasaje bíblico y dejar que el mensaje le llegue al corazón.
Escribir en la tarjeta en blanco un título que lo identifique para realizar su misión como cristiano. Ejemplo:
“Yo soy evangelizador de niños. “En un círculo todos juntos comparten porque escogieron ese título. Unir las manos y terminar con una oración
Oración
Señor, a veces la vida se nos hace difícil y no sabemos qué camino seguir. Gracias por tu promesa de caminar con nosotros, guiándonos y siendo tú mismo el camino de amor, de perdón, de apoyo mutuo, de esperanza y de alegría. Confiamos en ti porque nos llevas a un lugar seguro. Amen.