¡¡LLEGA EL ADVIENTO!! YA TENÉIS A VUESTRA DISPOSICIÓN MUCHOS RECURSOS EN NUESTRO BLOG

29 diciembre 2016

Misa Familiar 2: Sta. Mª Madre de Dios


Resultado de imagen de sta maria madre de dios

Prepara: Javier Leoz


**Idea: Dios es el Dueño del mundo y hacedor de Paz

*Objetivo: el futuro será mejor con Dios y con María

1. MONICIÓN DE ENTRADA

Amigos y hermanos. La noche vieja ha quedado atrás. Hoy, María, como Madre de Dios y Madre nuestra, nos recibe en el día más nuevo del año 2017. ¿Seremos capaces de dejar atrás todo aquello que nos estorba para ser felices y fieles a Jesús?

Comencemos este nuevo año poniéndonos bajo la mirada de la Virgen. Además, en estas primeras horas de estos doce meses, pongamos en el pórtico de este año un deseo que es necesidad y urgencia en el mundo: LA PAZ.

Que estas tres notas que hoy suenan en nuestras canciones: María, Año Nuevo y Paz, sean un motivo para vivir intensamente esta Eucaristía, que por ser la primera del año, la tenemos que celebrar como si fuera la vez primera.

Iniciemos esta celebración.


2. ACTO PENITENCIAL

(Se prepara una gran cartulina donde ponga “2016”. Según se vaya pidiendo perdón se va rompiendo el calendario en dos, cuatro y seis partes respectivamente)

2.1. Antes de iniciar la Eucaristía pidamos al Señor perdón por las malas palabras y malos sentimientos que hemos tenido en el año pasado. SEÑOR DEL AÑO NUEVO, TEN PIEDAD (se rompe en dos trozos el año 2016)

2.2. Pidamos, además perdón al Señor, por habernos alejado de Él. Porque su Palabra no siempre la hemos escuchado ni vivido con sinceridad. SEÑOR DEL AÑO NUEVO, TEN PIEDAD (se rompen en cuatro trozos el año 2016)

2.3. Finalmente, hermanos y amigos, reconozcamos nuestros egoísmos, nuestros malos modos y miradas, nuestra falta de amor. SEÑOR DEL AÑO NUEVO, TEN PIEDAD (se rompen en seis trozos el año 2016)

3. MONICIÓN A LAS LECTURAS

Hoy, en las tres lecturas que vamos a escuchar, se nos recuerda que la paz es fruto de la vida espiritual. Además, en la segunda y en la tercera, veremos como Jesús es el gran regalo que estamos contemplando en estas Navidades. Claro está que, para ello, hemos de cultivar la pequeñez que, por ejemplo, tuvieron los pastores. O, por ejemplo, la pequeñez que tuvo María. Que con Ella, en este día dedicado a su Maternidad, escuchemos con alegría el anuncio de estas lecturas.

4. ORACIÓN DE LOS FIELES

4.1. Por la Iglesia. Para que este nuevo año 2017 sea un motivo para recuperar la ilusión y la entrega, el afán por pregonar a Jesucristo. Roguemos al Señor.

4.2. Por nuestra tierra. No olvidemos tantos conflictos bélicos. En el primer día del año una oración especial por el cese de la violencia y el entendimiento de los pueblos. Roguemos al Señor.

4.3. Por los que, en este recién estrenado año, esperan algo bueno. Por los que no tienen trabajo. Por las empresas en crisis. Por los que viven sin consuelo. Roguemos al Señor.

4.4. Por todo lo que, en el año pasado, hemos fracasado. Por nuestros errores, desaciertos y pecados. Para que hagamos un compromiso de superar nuestras debilidades. Roguemos al Señor.

4.5. Por los que viven sin sustento material. Por los que carecen de hogar, de cariño y de amor. Para que nuestra sociedad trabaje por el bien común de las personas. Roguemos al Señor.

4.6. Para que, la Virgen María, sea alguien que nos anime en nuestro caminar, en el conocimiento y seguimiento a Jesús. Para que, además de amarla, sigamos su ejemplo. Roguemos al Señor.

5. OFRENDAS

5.1. Con la palabra PAZ traemos hasta el pórtico del nuevo año 2017 nuestros mejores deseos de que, allá donde estamos, la paz sea una pronta realidad.

5.2. Igualmente, y ante el altar, presentamos el calendario del año 2017. ¿Qué ocurrirá en estos próximos meses? Que el Señor nos bendiga a todos los que estamos aquí e ilumine nuestros caminos.

5.3. Finalmente, con el pan y con el vino, hacemos propósito de trabajar como hijos de Dios y con empeño por llevar al mundo la paz y un orden nuevo.

6. ORACIÓN FINAL

Te damos gracias, Señor, por  el año que ha terminado, 

ilumina, Señor, el que ahora  iniciamos

Te damos gracias, Señor,  porque nos das otra oportunidad,

haz que no te perdamos en  ninguno de los meses que vamos a vivir



Te damos gracias, Señor,  porque nos haces instrumentos de tu paz,

que no olvidemos pedir tu  ayuda cuando asome el pesimismo

Te damos gracias, Señor,  porque Tú eres el Dueño del tiempo, 

que seamos relojes empujados  y alentados por tu mano



Te bendecimos, Señor, porque  conoces nuestra vida pasada,

y te bendecimos, Señor,  porque guiarás la futura

Te bendecimos, Señor, porque  pasas o detienes el calendario,

que vivamos con amor y fe  todas y cada una de sus jornadas

Te bendecimos, Señor, porque  Tú elaboras, construyes y levantas,

que en estos próximos meses  lo hagas realidad a través de nuestras manos



Te bendecimos, Señor, por tu  Madre y Madre nuestra, María,

que nos ayude a olvidar lo  malo del año precedente

y a prepararnos con amor de  Madre, en el presente y en el mañana.

¡Gracias, por la vida,  Señor!