¡¡LLEGA EL ADVIENTO!! YA TENÉIS A VUESTRA DISPOSICIÓN MUCHOS RECURSOS EN NUESTRO BLOG

22 noviembre 2016

I Domingo de Adviento: Misa de familia


Resultado de imagen de I Domingo de Adviento

Prepara: Javier Leoz

 “Por tanto, estad en vela” (Evangelio del día)

Idea: incentivar el interés (el estar despiertos) ante la llegada del Señor

1. MONICIÓN DE ENTRADA:

Hoy es el primer domingo de adviento. Unos días tan intensos e importantes como la Navidad, no pueden ser acogidos ni celebrados superficialmente.

¡Viene el Señor! ¿Nos daremos cuenta de ello?

Tenemos y ocurren tantas cosas a nuestro alrededor que, tal vez, lleguen a ocultar el sentido cristiano de lo que vamos a celebrar: el Nacimiento de Cristo.

Que nos mantengamos despiertos. Que, ya desde ahora, miremos a Jesús con esperanza y con la sensación de que, El, nos trae amor, tranquilidad, optimismo y salvación.

Iniciemos esta celebración con el canto: (…..)


2. CORONA DE ADVIENTO

Una vez que el sacerdote ha iniciado la celebración, un monitor (mientras un chico/a enciende el primer cirio de la Corona de Adviento) lee lo siguiente:

Queriendo simbolizar nuestro compromiso de mantenernos atentos al auténtico espíritu de la Navidad, encendemos –Señor- esta primera lámpara de la Corona de Adviento.

Estemos vigilantes. No nos dejemos seducir por el cloroformo de un realidad ajena a Dios. El Señor viene. Encendamos el primer cirio de la VIGILANCIA con un compromiso: vivir y sacudir nuestra conciencia y así poder saborear con intensidad este tiempo que nos llevara a la Navidad.

3. MOMENTO PENITENCIAL

- Tú, Señor, nos invitas a permanecer agudos ante tu llegada. Ayúdanos a vivir con intensidad este tiempo de adviento. Señor ten piedad

- Tú, Señor, nos invitas a salir a tu encuentro. Haz que, la Eucaristía, sea para nosotros una necesidad. Cristo ten piedad.

- Tú, Señor, nos ayudas a enfrentarnos a las situaciones difíciles. Que el mundo te acoja y te celebre. Señor ten piedad

4. ESCENIFICACION DEL EVANGELIO

Simultáneamente a la proclamación del evangelio (Mt 24-37-44) salen tres chicos/as comiendo, hablando, trabajando

Aparece Jesús; va tocando a cada uno de ellos: dejan de trabajar, de hablar, de comer.

Al final del evangelio “estad también vosotros preparados…” levantan todos la cabeza y, con la mano en la frente, miran hacia todos los lados esperando la venida del Señor.

Ideas:

- Hay que vivir en tensión: esperando a Jesús

- Hay muchos acontecimientos que nos preocupan (terrorismo, droga, materialismo, alejamiento de Dios, pobreza, injusticias, suicidios, violencia….) El Señor no nos da soluciones mágicas pero nos ayuda a situarnos ante ellas.

- Hay que despertar el interés y las ganas por las cosas de Dios.

5. ORACIÓN DE LOS FIELES

1) Para que la Iglesia proclame con fuerza y con convencimiento que, Jesús, es el centro y la razón de nuestra esperanza. Roguemos al Señor.

2) Para que tantos acontecimientos tristes que sacuden el mundo, sean vencidos con el diálogo entre las naciones y el compromiso de todos nosotros. Roguemos al Señor.

3) Para que este tiempo de Adviento nos haga caer en la cuenta de que el Señor viene a nuestro lado y comparte nuestros momentos de dolor. Para que, como el Papa Francisco nos ha recordado, pongamos en el centro de todo a Cristo. Roguemos al Señor.

4) Por los que tienen dormida su fe. Por los que viven como si Dios no existiera. Para que la próxima Navidad toque sus corazones y vuelvan al encuentro con el Señor. Roguemos al Señor.

5) Por todos los que estamos en esta Eucaristía. Para que vivamos con ilusión y con interés este Adviento que nos llevará a la fiesta cristiana de la Navidad. Para que hagamos un poco más de oración. Roguemos al Señor

6. OFRENDAS

1) Con este DESPERTADOR, queremos simbolizar –Señor- nuestro deseo de estar con los cinco sentidos puestos en Ti. Haz que, en este tiempo de Adviento, nos espabilemos para preparar en profundidad tu llegada.

2) Con este mural que recogen aquellas actividades donde nos volcamos (deporte, música, comida, placer, dinero, ocio, viajes, etc.) simbolizamos el hecho de que a veces olvidamos la presencia de Dios en nuestra vida.

3) Finalmente, Señor, te ofrecemos el PAN Y EL VINO. Que por tu mano poderosa se conviertan en tu Cuerpo y tu Sangre, y nos traiga la fuerza necesaria para caminar como hijos tuyos.

7. ACCIÓN DE GRACIAS

Señor;

Antes de marcharnos, de nuevo, a la vida, te queremos dar gracias por el valor y la fuerza que nos has dado con esta Eucaristía. Gracias por caminar a nuestro lado. Gracias por despertar en nosotros el gusto y el entusiasmo por tu llegada en Navidad. Que no olvidemos que, este tiempo de Adviento, es un mirar hacia el cielo con la oración y el cambio –a mejor- de los sentimientos de nuestros corazones. ¡Gracias, Señor!

8. NOTAS

1) El evangelio, mientras es proclamado, puede contar con la coreografía de varios chicos y chicas que representando al mundo entregado a la comida, al trabajo, a las obligaciones…pero olvidadizo para con Dios. Otro niño o joven se hace presente y, cuando les coloca la mano, cesan en esa actividad.

2) Antes de las ofrendas del pan y del vino, se lleva hasta el altar un despertador (incluso sonando) o, si se juzga conveniente, un gran reloj realizado sobre cartulina.

3) Al inicio de la celebración, mientras un chico/a enciende un cirio de la corona de adviento, otro lee la correspondiente monición.