¡¡LLEGA EL ADVIENTO!! YA TENÉIS A VUESTRA DISPOSICIÓN MUCHOS RECURSOS EN NUESTRO BLOG

26 noviembre 2016

CATEQUESIS ADVIENTO 1° Y 2° “ESPERANDO A JESÚS CON MI COMUNIDAD”

Objetivo: Los niños  de 1° y 2° grado, junto con sus papás y catequistas viven el Adviento, como familia de esperanza por medio de reflexiones y actividades, para recibir al niño Jesús en un ambiente de paz y de alegría.
Ambientación del lugar
Ponemos la imagen de la anunciación y decoramos nuestro salón con algunas imágenes de personas que formen nuestra comunidad
Material
·         Imagen de La anunciación (Anexo 1).
·         Plastilina de varios colores.
·         Bases circulares (pueden ser de cartulina, papel, cartón o cualquier material).
·         Corona de Adviento (real o en imagen, Anexo 2).

Bienvenida
¡Hola niños!, que gusto, poder reunirnos otra vez en el catecismo; como saben, el tiempo de Adviento es muy bonito, porque con ello nos preparamos a vivir la Navidad, pero sobre todo, porque Dios nos regala una nueva oportunidad de valorar el gran acontecimiento de su venida en el tiempo, Él quiere que todos los hombres le conozcamos y nos preparemos, para poder encontrar muchos corazones disopuestos a recibirle.
Canto: Toda la tierra espera al Salvador
Toda la tierra espera al Salvador,
Y el surco abierto, a la obra del Señor;
Es el mundo que lucha por la libertad,
Reclama justicia y busca la verdad.
Dice el Profeta al pueblo de Israel:
“De madre virgen ya viene el Emmanuel”;
Será “Dios con nosotros”, hermano será,
Con Él la esperanza al mundo volverá.
Montes y valles habrá que preparar,
Nuevos caminos tendremos que trazar;
El Señor está cerca, hay que irlo a encontrar,
Y todas las puertas abrir de par en par.
En un pesebre, Jesús apareció,
Pero en el mundo es donde nace hoy;
Vive en nuestros hermanos, con ellos está,
Y vuelve de nuevo a darnos libertad.
Oración inicial
Te suplico, Señor, que envíes a tu hijo amado.
Cielos ábranse y dejen que baje su rocío.
Divino Niño Jesús, ven a nacer en mi corazón
Para desterrar de él al pecado y colocar tus virtudes.
Amén.
Contemplamos desde la Fe:
Lucas 1, 26-38
A continuación leemos la cita bíblica y comentamos a los niños las preguntas que se nos enumeran  para luego complementar con la reflexión.
Al sexto mes fue enviado por Dios el ángel Gabriel a una ciudad de Galilea, llamada Nazaret, a una virgen desposada con un hombre llamado José, de la casa de David; el nombre de la virgen era María.
Y entrando, le dijo: “Alégrate, llena de gracia, el Señor está contigo.” Ella se conturbó por estas palabras, y discurría qué significaría aquel saludo. El ángel le dijo: “No temas, María, porque has hallado gracia delante de Dios; vas a concebir en el seno y vas a dar a luz un hijo, a quien pondrás por nombre Jesús. El será grande y será llamado Hijo del Altísimo, y el Señor Dios le dará el trono de David, su padre; reinará sobre la casa de Jacob por los siglos y su reino no tendrá fin.”
María respondió al ángel: “¿Cómo será esto, puesto que no conozco varón?” El ángel le respondió: “El Espíritu Santo vendrá sobre ti y el poder del Altísimo te cubrirá con su sombra; por eso el que ha de nacer será santo y será llamado Hijo de Dios. Mira, también Isabel, tu pariente, ha concebido un hijo en su vejez, y este es ya el sexto mes de aquella que llamaban estéril, porque ninguna cosa es imposible para Dios.Dijo María: “He aquí la esclava del Señor; hágase en mí según tu palabra.” Y el ángel dejándola se fue. Palabra del Señor.
¿Qué dice el texto?
¿Cuál es el mensaje que nos da el texto?
¿Qué actitudes observamos de la Virgen María?
Indicación.- En esta cita es necesario resaltar la actitud de María que es el mejor ejemplo de espera por la llegada de su hijo. Algunas actitudes concretas son: humildad, servicio, amor y vigilancia.
Confrontamos con la realidad
Indicación.- Comenzaremos con algunas preguntas dirigidas a los niños para conocer lo que piensan.
¿Quién te lleva a la escuela?
¿Quién va por ti cuando terminan las clases?
¿Qué sientes cuando llegan a buscarte a la escuela?
Cuando llegas a tu casa ¿Ya está limpia, ya está lista la comida? ¿Cómo te sientes?
Reflexión
Así como nosotros nos sentimos felices cuando nos reciben con amor al llegar a nuestra casa al igual el niño Jesús se siente feliz cuando lo reciben con un corazón limpio y alegre.
Por eso, así como nuestra familia prepara la casa cuando llegamos, nosotros debemos disponer nuestra casa, que es nuestro corazón, para cuando llegue Jesús.
El tiempo de Adviento es el tiempo de espera y preparación, para la llegada, para el nacimiento del Hijo de Dios. En este tiempo debemos prepararnos no solo de manera personal sino también en comunidad. Dando a conocer quien vendrá, y animando a la comunidad a una conversión permanente, a dejar que Jesús niño, transforme sus vidas.
La mejor manera de mostrar el amor de Dios en nosotros es dando un testimonio de vida, es decir, siendo buen ejemplo para otros niños, y demostrando la alegría de celebrar tan esperado momento, ¡El nacimiento de Jesús!
Cada año en el Adviento ponemos mucha atención en prepararnos para la llegada de Nuestro Señor Jesucristo en nuestros corazones,  para que nos encontremos limpios y podamos recibirlo con amor. Ustedes que están pequeñitos,  deben pensar en las cosas que hacen durante el día, escribir una lista de las buenas acciones que realizan y las que no son buenas, para ir cambiando estas últimas y ser mejores cada día, esto lo podemos hacer con ayuda de nuestros papás. (Mencionar algunos ejemplos).
Proponemos para avanzar
Indicación.- Se le reparte una hoja a cada niño dividida en cuatro partes, en cada una de ellas van a dibujar o escribir el nombre de una familia que viva cerca de su casa, por la que van a ofrecer su oración  y/o hacer una acción, comno por ejemplo: visitarla, llevar alguna despensa, rezar con ellos, explicarles que estamos en el tiempo de Adviento y como debemos vivirlo, ayudarla en alguna necesidad que tenga. Se recomienda que las actividades la realicen con su familia y también que la primera semana sea para que la realicen con su familia.
Los motivamos para hacer en familia la celebración de la corona de Adviento comunitaria y cada vez que pongamos un muñeco, oraremos por un miembro de nuestra comunidad. (Anexo 3, ver celebración de la corona de Adviento.)
Celebremos nuestra Fe
Indicación.- Conforme vamos diciendo la oración, ponemos las imágenes del anexo 3 al lado de las velas.
Oración final
Niños.- Dios Padre, creador del mundo, enséñanos a amar a tu hijo Jesús como tú nos amas y ayúdanos a vivir en comunidad. Amén
Niñas.- Amado Jesús, símbolo de amor de toda la humanidad, conforta nuestros corazones, para vivir una conversión permanente en comunidad. Amén..
Niños.- Santa María, Madre nuestra, enséñanos a ser servidores de Dios, viviendo su voluntad con alegría y en comunidad. Amén.
Niñas.- San José, enséñanos a obedecer y a aceptar la voluntad de Dios como tú mismo hiciste y vivir el Adviento en comunidad. Amén.
Oración final:
Amado Emmanuel que viniste a este mundo a enseñarnos la verdad y el camino a la vida eterna, te pedimos nos ayudes a cumplir la voluntad del Padre, dando amor a toda la comunidad para que haya armonía en el vivir de cada día. Amén.