¡Bienvenidos a la Parroquia de la Inmaculada. Recursos, dinámicas... Noticias sobre la Parroquia... Avisos parroquiales... Todo para la Liturgia del Domingo... ¡¡Busca tu grupo!! ¡Acércate e informáte!!

¡¡Avisos importantes!!

26 noviembre 2016

Adviento preparándome para recibir a mi amigo Jesús – #Dinámica de grupo + vídeos para la reflexión

Adviento preparándome para recibir a mi amigo Jesús
Objetivo: Los niños y las niñas de kínder catequístico, sus papás y sus catequistas, se sienten motivados a preparar un lugar especial para recibir a Jesús en su hogar,  compartiendo con  todos la alegría de ser cristianos.

Ambientación del lugar

Colocar en un espacio visible a San José, la Virgen María, una cuna sin el Niño Dios y a un costado un letrero que diga “en mi centro de catequesis esperamos  a  un gran amigo: Jesús”, con una imagen que haga referencia al tiempo de Adviento, puede ser de la anunciación, de niños en espera de la navidad, de padres esperando la llegada de su hijo.

Material

Hojas de limonaria, esparrago o de alguna planta de la región, útil para hacer una corona, o bien cola de gato verde lo suficiente para elaborar una corona mediana.
3 velas moradas y una rosa.
Crayolas o colores  para pintar
                   Copias del anexo 1

Bienvenida

Bienvenidos niños al catecismo. Cada año, en la Iglesia recordamos con gran alegría la llegada de un ser muy especial, recordamos que Jesús se hace uno de nosotros,  y ¿saben por qué lo hizo? porque todos nosotros somos sus amigos y somos muy especiales para Él, por eso vamos a prepararnos,  ¿a ver quién quiere que su amigo Jesús venga a su corazón?
Después de escuchar las repuestas, hacer un breve comentario y se concluye este momento.

Canto

Mamá, papá
Hermano, hermanita
Dame la manita vamos a cantar. (2 veces)
Mi papá se llama así.
Mi mamá se llama asi
Yo tengo  mis hermanitos
Y me siento muy feliz.
Mamá, papá…
La familia que yo tengo
Me la dio mi papá Dios
Con ellos vivo contento
Con ellos yo tengo amor.
Mamá, papá.
Mi papa trabaja duro
mi mamá hace de comer,
que rica mi sopita
y mi agua tomare
Mamá, papá…
Mi hermana se va  a la escuela
Yo con ella voy también
Mi hermanita se queda en casa
Cuando venga jugare.
Mamá, papá…
Gracias doy por mi familia
Que me quiere, que me cuida
Rezare siempre por ella
Y feliz yo creceré.
Vamos a ponernos de pie para hacer nuestra oración y prepararnos para el catecismo del día de hoy. Nos agarramos de las manos.
Ya sea que el catequista lo lea con voz alta o bien, que los niños lo vayan repitiendo

Oración Inicial

Papá Dios, te damos gracias por un día más de vida y por todo lo que nos regalas todos los días.
Hoy, iniciamos nuestra preparación para esperar el nacimiento de un gran amigo, de un hermano, de tu hijo Jesús, por eso te pedimos que nos ayudes a estar más unidos con nuestros seres queridos, con nuestros papás y hermanos, para que cuando llegue este gran amigo nos vea contentos y felices, y se quede siempre con nosotros. Amén

Contemplamos desde la fe

Lc. 1, 26-31.38

Indicación.- Colocar el dibujo del anexo 1 o alguna imagen de la anunciación en un lugar visible.
Puede leerse la cita o bien el o la catequista puede explicárselos con sus propias palabras, pero con biblia en mano, recalcando que todo lo que dice se toma de la biblia, y así se les puede contar con algunas expresiones o gestos que hagan al pequeño interlocutor estar pendiente de lo que se dice.
Al sexto mes el ángel Gabriel fue enviado por Dios a una ciudad de Galilea, llamada Nazaret, a una joven virgen que estaba comprometida en matrimonio con un hombre llamado José, de la familia de David. La virgen se llamaba María, llegó el ángel hasta ella y le dijo: “Alégrate, llena de gracia, el Señor está contigo.” María quedó muy conmovida al oír estas palabras, y se preguntaba qué significaría tal saludo.
Pero el ángel le dijo: “No temas, María, porque has encontrado el favor de Dios. Concebirás en tu seno y darás a luz un hijo, al que pondrás el nombre de Jesús. Dijo María: “Yo soy la servidora del Señor, hágase en mí tal como has dicho.” Después la dejó el ángel. Palabra del Señor.

Explicación

Como ya oímos, el ángel es quien se le aparece a la virgen María y le anuncia que Jesús está por nacer, ¿Cómo se llama este ángel? ¿Saben por qué el ángel le dice que Dios está muy contento con ella? Porque ha hallado gracia en ella, ya que sin duda alguna, la Virgen María era obediente y buena con todos, por eso el Señor no duda en confiarle a su Hijo, Jesús.

Confrontamos con la realidad

Cuando visitas a algún familiar, ¿cómo te gusta que te traten?, ¿qué es lo que más te gusta de ellos?
Lluvias de ideas

Reflexión

Indicación.- Se hace una pequeña síntesis de acuerdo a las respuestas de los interlocutores y se complementa con lo siguiente.
Cuando vas a ir a algún lado de visita, te sientes emocionado ¿no es así? Y la familia o tus abuelos te dan lo mejor, todos se portan muy bien contigo y con tu familia.
Pues ¡Qué emoción! Porque así se ha de sentir Jesús al pensar en venir a visitarte, ¿recuerdas que nos estamos preparando para recibirle? Ya va a venir Jesús, nuestro Dios.
María con gran alegría acepta ser la madre de Jesús y  se comienza a preparar;  en este tiempo de Adviento también va a venir a nuestros corazones, pero para ello, no basta con preparar nuestro corazoncito, como si fuera su cunita, ahora quiere ser parte de tu familia y de tu comunidad, por eso te pide que te prepares junto con los que amas, porque ese es el mejor regalo que puedes hacerle a Jesús en esta Navidad.
Para que en nuestra familia esta Navidad tengamos muy presente a Jesús que nació por que nos ama y nos trae la paz que necesitamos tenemos que vivir la fe, y ser familia de esperanza para los demás. También hay que compartir lo que hoy aprendimos con todos nuestros amiguitos de la colonia o vecindad cuando jugamos con ellos, a nuestros compañeritos en la escuela o por donde vayamos, porque esto no lo podemos guardar solo para nosotros, mientras más lo sepan y estén preparados, más contento estará Dios.
También vamos a hacer cosas que le agraden a Jesús y evitar aquellas que le desagradan. Algunos ejemplos de lo que podríamos hacer sería: portarse bien, obedecer a papá y mamá, no pelear, rezar antes de dormir, no decir malas palabras, participar con nuestros papás en la misa los domingos, etc.  Entre las cosas que debemos evitar hacer sería, mal contestar o gritarle a mamá o papá, pelear con los hermanitos o hermanos, quedarnos viendo tele,  llorar por que no nos compraron lo que quiríamos, ¿queda claro todo esto? ¿Están de acuerdo con lo que deben de hacer y lo que deben evitar? ¿Qué otra cosa propones que deberíamos hacer?
Preparándonos de esta forma y cumpliendo con estas enseñanzas, nuestro corazón queda dispuesto para recibir a Jesús y Dios estará contento con cada uno de nosotros.
Proponemos para avanzar
Indicación.- Se reparte a cada niño un dibujo del anexo 2, se les explica que lo van a ir coloreando por semanas y con ayuda de su familia, según se les vaya indicando, además les vamos a pedir que a quien le toque esa semana hará algo que le cueste mucho trabajo y se lo ofrecerá a Jesús.
Dividimos la corona en cuatro partes, se señala con lápiz, cada parte representa una semana del tiempo de Adviento, de tal manera que se pintará un cuarto y una vela de la siguiente manera:
La primera semana te tocará a ti comenzar a colorear nuestra corona de Adviento, pero recuerda solo la primera semana.
La segunda semana pídele  a tu mamá que lo pinte.
La tercera semana a tú papá.
La cuarta, lo pintará el hermanito más pequeño.
Entre todos lo van a decorar, en el centro ponemos una foto de tu familia. Si es posible lleva tu foto el día de la pastorela para que todos conozcan a tu familia que se prepara para la navidad.
Sugerencia: Se les motiva a sacarse una foto en familia con su corona, así entre todos los niños del grupo conocerán a la familia de sus compañeritos y los que no puedan sacar una foto, la dibujan pero debe estar toda la familia reunida.
Celebramos nuestra fe
El catequista elaborará la corona de Adviento con las hojas de limonaria y las velas. La puede hacer en el momento con ayuda de otro catequista o de los niños o bien llevarla ya lista.
Para finalizar la sesión vamos todos a ponernos de pie para encender la primera vela de nuestra corona.   (ver anexo 3)
Indicación.- Se coloca la corona alrededor de las imágenes de san José y María con la cuna vacía, o bien a un costado, y el o la catequista enciende la primera vela, pero también puede ser uno de los interlocutores elegidos al azar o alguno que sobresalga por su asistencia o participación, tomado de la mano del catequista para evitar accidentes. Todos damos un fuerte aplauso porque hemos iniciado la primera semana de Adviento. (Anexo 3)
Al final con la vela aún encendida hacemos un canto de Adviento como oración final o bien que él o la catequista busque una oración apropiada:
Canto: El Adviento santo
El Adviento santo
Ha llegado ya
De que Jesús viene
Nos da la señal
Mi amor te desea
También mi cariño
Ven niño Jesús
Ven pastor divino.