¡Bienvenidos a la Parroquia de la Inmaculada. Recursos, dinámicas... Noticias sobre la Parroquia... Avisos parroquiales... Todo para la Liturgia del Domingo... ¡¡Busca tu grupo!! ¡Acércate e informáte!!

¡¡Avisos importantes!!

26 octubre 2016

Martes 1, Todos los Santos: Misa Familiar


Resultado de imagen de día de Todos los Santos

(Misa con niños, catequistas y padres) 
Prepara: Javier Leoz


*Objetivo: ser santos es avanzar en la semilla que Dios puso en nosotros el día del Bautismo

*Idea: las bienaventuranzas son pistas, señales que Dios nos da para llegar a ser buenos de verdad

1. MONICIÓN DE ENTRADA

Muy buenos días a todos. Hoy es un día muy especial para mirar hacia el cielo. Porque, cerca de Dios, están miles y miles de personas que, por lo que hicieron y dijeron, han llegado a ser santos. Es decir: fueron un reflejo de Dios mientras estuvieron en la tierra.

Hoy, el ser santo, no está muy de moda. Preferimos ser vulgares, cobardes, no sufrir, no trabajar por la justicia. Pero ¿y el día de mañana? ¿Podremos gozar de la presencia del Señor en el cielo?


Que esta Eucaristía sea una Acción de Gracias a Dios por tantas personas que han creído en El y que han dejado con su vida un testimonio vivo de su presencia en el mundo. ¿Intentamos, también nosotros, ser santos a partir de hoy?

2. PENITENCIAL

2.1. Sólo Dios es Santo. ¿Por qué nos creemos nosotros mejores que los demás? Señor, ten piedad

2.2. Sólo Dios es el camino que conduce a la verdadera felicidad, ¿Por qué nos vamos por los caminos del odio, del tener o del aparentar lo que no somos ni tenemos? Cristo, ten piedad

2.3. Sólo, con Dios, podemos llegar a ser perfectos como Él quiere. ¿Por qué no contamos más con Él? Señor, ten piedad

3. MONICIÓN A LAS LECTURAS

Hoy con las lecturas estamos llamados a dar alabanza a Dios que está en los cielos. Con los Santos, que cumplieron la voluntad del Señor, decimos que no hay nadie ni nada como El. Que estas lecturas nos animen a sentirnos elegidos por Dios y, sobre todo, que las bienaventuranzas nos indiquen el sendero que hemos de elegir para llegar a la meta que Dios nos marca. Escuchemos con mucha atención.

4. ORACIÓN DE LOS FIELES

4.1. Por la Iglesia. Para que, guiada por la Palabra de Dios, sea un signo vivo y real de la presencia de Dios en medio del mundo. Roguemos al Señor.

4.2. Por tantos cristianos que son perseguidos; nos acordamos especialmente de los cristianos de la India y de otros países. Para que Dios les dé mucha fortaleza. Roguemos al Señor.

4.3. Por tantos cristianos que mueren por su fe. Para que estemos orgullosos de ellos. Para que no olvidemos a tantos hermanos nuestros que, por creer en Jesús, han derramado su sangre. Roguemos al Señor.

4.4. Los Santos no son de madera; los Santos son de carne y hueso. Que los imitemos en sus obras pero, sobre todo, que les imitemos en la forma en que vivieron y siguieron a Jesucristo. Roguemos al Señor.

4.5. Para que todos los que estamos en esta Eucaristía busquemos en las Bienaventuranzas el secreto para ser felices de verdad. Roguemos al Señor.

5. OFRENDAS

5.1. Hoy, con estos corazones de distintos colores, queremos representar las 8 bienaventuranzas, las 8 formas de ser felices al estilo de Jesús (salen 8 niños con 8 corazones con las siguientes frases: Dichosos los pobres en el espíritu/Dichosos los que lloran/Dichosos los sufridos/Dichosos los que tiene sed de justicia/Dichosos los misericordiosos/Dichosos los limpios de corazón/Dichosos los que trabajan por la paz/Dichosos los perseguidos/)

5.2 Hoy, con estos corazones negros, queremos simbolizar lo que nos aparta del camino del Señor y del camino de la Santidad. (salen 8 niños con 8 corazones –color negro- con las siguientes frases: infelices los soberbios/infelices los insolidarios/infelices los cobardes/infelices los injustos/infelices los egoístas/infelices los malpensados/infelices los violentos/Infelices los satisfechos)

5.3. Con el pan y con el vino, traemos hasta el altar, lo que nos da fuerza para cumplir con ilusión las Bienaventuranzas. Que nunca nos falte el amor ni el poder de Dios.

6. ORACIÓN

SOY FELIZ, SEÑOR

Aunque no entiendo muchas cosas

SOY FELIZ, SEÑOR

Aunque lloro por lo que ocurre en el mundo

SOY FELIZ, SEÑOR

Aunque me dicen que no tenga sentimientos

SOY FELIZ, SEÑOR

Aunque me cuesta seguir tu camino

SOY FELIZ, SEÑOR

Aunque cuesta luchar contra la violencia

SOY FELIZ, SEÑOR

Aunque a veces se ríen de mí

SOY FELIZ, SEÑOR

Aunque me cuesta defenderte

SOY FELIZ, SEÑOR

Aunque a veces no soy santo

SOY FELIZ, SEÑOR

Aunque no me gusta que me insulten

SOY FELIZ, SEÑOR

Aunque no siempre doy la cara por Ti

SOY FELIZ, SEÑOR

Conmemoración de Todos los Fieles Difuntos

      2 de noviembre de 2010



Misa Familiar 

(Misa con niños, catequistas y padres) 
Prepara: Javier Leoz

*Objetivo: sensibilizar a los niños sobre una realidad: la muerte de nuestros seres queridos

*Idea: Dios al final de los tiempos nos resucitará de la muerte que nos preocupa y humilla

1. MONICIÓN DE ENTRADA

Bienvenidos seáis todos a la Misa de este Domingo.

Hoy es una celebración muy especial. Recordamos a TODOS LOS DIFUNTOS. ¿Quién de los que estamos aquí no echamos en falta un abuelo, un amigo o incluso un padre que, hace un tiempo, murieron?

Aunque somos jóvenes o niños, un día también nosotros cerraremos los ojos al mundo. ¿Qué ocurrirá? Pues ni más ni menos lo que Jesús nos prometió: que si El resucitó también a nosotros Dios, por su poder y su amor, nos resucitará.

Por eso, mientras tanto, vamos a recordar a todos los que faltan en nuestras familias, en nuestro barrio, en nuestro pueblo y pidamos al Señor que le conceda descansar en paz.

Nos ponemos de pie y hoy, además, vamos a encender en su recuerdo el CIRIO PASCUAL representando a Jesús que Resucitó.

2. PENITENCIAL

2.1. Dios nos quiere tanto que dejó que Jesucristo muriese para que nosotros un día resucitemos. Señor, ten piedad

2.2. Jesucristo, a pesar de morir y de tener miedo a la muerte, no se dejó vencer por el miedo. Que no seamos fuertes en la fe. Cristo, ten piedad

2.3. En el día de nuestro Bautismo, Jesús, nos metió en lo más hondo de su cuerpo. Moriremos pero, con El, resucitaremos: ¡qué gran alegría! Señor, ten piedad

3. MONICIÓN A LAS LECTURAS

¡Qué bonitas las lecturas de este día! San Pablo nos llama a ser fuertes en el Señor y, además, nos invita a tener memoria de lo mucho que Dios hizo por nuestra salvación: Jesús muriendo en la cruz.

Que, después de escuchar el Evangelio, podamos creer de verdad que CRISTO es el camino, la verdad y la vida que nos lleva a Dios.

4. ORACIÓN DE LOS FIELES

4.1. Por la Iglesia. Para que no deje nunca de recordar a tantos cristianos que en su seno encontraron a Cristo por el Bautismo y murieron con la esperanza de resucitar. Roguemos al Señor

4.2. Por nuestros difuntos. Os invito a que permanezcamos unos segundos en silencio y en oración: (breves instantes de silencio…) Que descansen en paz. Roguemos al Señor.

4.3. Por tantas personas que no tienen oraciones ni flores. Para que, en este día, llegue hasta ellos el recuerdo y nuestro cariño por esta Eucaristía. Roguemos al Señor.

4.4. Para que no olvidemos que, nuestra fe, es una fe de vida, una fe de futuro, una fe por la que Jesucristo un día nos devolverá a la felicidad eterna del cielo. Roguemos al Señor.

4.5. Por los que no creen. Por los que hoy olvidarán de visitar los cementerios y vivirán como si nada ocurriera. Para que sean sensibles al sufrimiento y al dolor de los demás. Roguemos al Señor.

5. OFRENDAS

5.1. Con estas tres grandes velas: CAMINO, VERDAD Y VIDA. Queremos decirle al Señor que en los momentos tristes salgamos a encontrarle por su camino; que ante tanta mentira Él sea nuestra verdad y que, ante la muerte, Él nos dé la vida. (Salen tres personas con tres grandes cirios –o vasijas de cristal con tierra en su interior y cirios encendidos- con las palabras: CAMINO, VERDAD Y VIDA

5.2. Con esta pancarta ¡GRACIAS! ¡NO OS OLVIDAMOS! Queremos decirle al Señor que acoja la oración de todos nosotros por todos nuestros abuelos, padres y cristianos que han muerto con la esperanza de la Resurrección.

5.3. Hoy, el pan y el vino, simbolizan ese gran alimento que –mientras vivimos en la tierra- recibimos como aperitivo de lo que nos espera en el cielo: LA COMUNION TOTAL Y LA FELICIDAD TOTAL CON DIOS.

6. ORACIÓN FINAL

DALES EL DESCANSO, SEÑOR

Porque trabajaron por sus familias

DALES EL DESCANSO, SEÑOR

Porque sufrieron en algunos momentos

DALES EL DESCANSO, SEÑOR

Porque les quisimos y no les olvidamos

DALES EL DESCANSO, SEÑOR

Porque creyeron y esperaron en TI

DALES EL DESCANSO, SEÑOR

Porque murieron y quieren vivir

DALES EL DESCANSO, SEÑOR

Porque fueron bautizados en tu nombre

DALES EL DESCANSO, SEÑOR

Porque se fiaron de tu Palabra

DALES EL DESCANSO, SEÑOR

Porque, un día, queremos volverles a ver

DALES EL DESCANSO, SEÑOR

Porque quisieron ver la LUZ

DALES EL DESCANSO, SEÑOR

Porque son tus hijos, Señor

DALES EL DESCANSO, SEÑOR