¡Bienvenidos a la Parroquia de la Inmaculada. Recursos, dinámicas... Noticias sobre la Parroquia... Avisos parroquiales... Todo para la Liturgia del Domingo... ¡¡Busca tu grupo!! ¡Acércate e informáte!!

09 octubre 2016

La fe de los leprosos

Resultado de imagen de La fe de los leprosos
. Lucas sitúa el episodio de la curación de los diez leprosos entre la petición de fe de los apóstoles y la disputa con los fariseos sobre la llegada del reinado de Dios. Los leprosos representan a los marginados de la institución, necesitados de ayuda, pero también creyentes que esperan la llegada del reino.
2. La fe de los leprosos en Jesús, Maestro o Señor de la naturaleza, es admirable: consiste en encontrar y reconocer a Jesús. Formulan su petición con una súplica de los salmos, «Ten compasión de nosotros», dirigida a un Dios «compasivo y clemente, paciente, misericordioso y fiel» (Ex 34,6) que otorga su gracia a los desgraciados. Al comienzo de cada Eucaristía nos dirigimos a Cristo diciéndole: «Señor, ten piedad de nosotros» 
3. Sólo uno de los leprosos —concretamente, un samaritano, es decir, un extranjero (un «gentil» o «pagano»)— es agradecido y reconoce que su adhesión a Jesús le ha curado y que la llegada del reino le ha liberado de la marginación. «Echarse por tierra» es un gesto que sólo se hace ante Dios, a quien se dan las gracias, preceda o no la petición. Jesús le dice: «levántate» (resucita) y «vete» (ponte en movimiento). Por último, el milagro supone la fe; si no hay fe, no hay milagroTampoco basta con recibir la salud; hay que agradecerla.
REFLEXIÓN CRISTIANA:
¿Qué cosas pedimos realmente a Dios? ¿Somos también agradecidos?
Casiano Floristán