¡¡LLEGA EL ADVIENTO!! YA TENÉIS A VUESTRA DISPOSICIÓN MUCHOS RECURSOS EN NUESTRO BLOG

21 septiembre 2016

Domingo 25 de septiembre: Para la Catequesis


Resultado de imagen de catequesis

XXVI Domingo del tiempo Ordinario 
25 de septiembre 2016
Lecturas: Amos 6, 1ª. 4-7; Salmo 145; 1 Timoteo 6, 11-16; Lucas 16, 19-31
El rico y Lázaro
“Había un hombre rico, que se vestía con ropa fina y elegante y que todos los días hacia fiestas con mucho lujo.
Había también un pobre llamado Lázaro, que estaba lleno de llagas y se sentaba en el suelo a la puerta del rico.
Este pobre quería llenarse con lo que caía de la mesa del rico; y hasta los perros se acercaban a lamerle las llagas.
Un día el pobre murió, y los ángeles lo llevaron a estar con Abraham en el paraíso. El rico también murió, y fue enterrado.” Y mientras el rico sufría en el lugar adonde van los muertos, levanto los ojos y vio de lejos a Abraham, y a Lázaro con él. Entonces grito: “¡Padre Abraham, ten lastima de mí! Manda a Lázaro que moje la punta de su dedo en agua y venga a refrescar mi lengua, porque estoy sufriendo mucho en este fuego.” Pero Abraham le contesto: “Hijo, acuérdate que a ti te fue muy bien en la vida, y que a Lázaro le fue muy mal. Ahora el recibe consuelo aquí, y tu sufres. Aparte de esto, hay gran abismo entre nosotros y ustedes; de modo que los que quieren pasar de aquí allá. No pueden, ni los de allá tampoco pueden pasar aquí.” “El rico dijo: ‘Te suplico entonces, padre Abraham, que mandes a Lázaro a la casa de mi Padre, donde tengo cinco hermanos, para que les hable y así no vengan ellos también a este lugar de tormento. ‘Abraham dijo: Ellos ya tienen lo escrito por Moisés y los profetas:

¡que les hagan caso! El rico contesto: ‘Si, padre Abraham, pero si un muerto resucita y se les aparece, ellos se convertirán. Pero Abraham le dijo: ‘Si no quieren hacer caso a Moisés y a los profetas, tampoco creerán, aunque algún muerto resucite.” (Lucas 16, 19-31)
Reflexión
 Las lecturas de esta semana nos hacen ver lo importante de ser bondadosos prestar atención a las necesidades de los demás. ¿Alguna vez se han sentido ignorados, como si no existieran por los mayores? ¿Cómo se sintieron? ¿Pasan de largo cuando ven personas que necesitan algo? ¿Qué piensan de la historia? Compartir
Actividad
Llevar papel y motivar a los niños hacer una invitación especial para un amigo o familiar que tienen tiempo de no ver. Escoger día y hora para reunirse y demostrarle lo importante que son para ellos. Hacerles tarjetas de agradecimiento para sus padres y maestros y darles las gracias por todo lo que hacen por nosotros. Colocar estas peticiones junto al altar del grupo.
Oración
Señor, ábrenos los ojos y los oídos para ver y escuchar a otros y responder a sus necesidades con amor y compasión. Perdónanos cuando no vemos las necesidades de nuestros hermanos y cuando no hacemos algo por ayudar. Haznos generosos y activos. Amen.