¡Bienvenidos a la Parroquia de la Inmaculada. Recursos, dinámicas... Noticias sobre la Parroquia... Avisos parroquiales... Todo para la Liturgia del Domingo... ¡¡Busca tu grupo!! ¡Acércate e informáte!!

01 septiembre 2016

Apuntes sobre el evangelio del domingo

Resultado de imagen de evangelio del domingo
● El tema de las enseñanzas de Jesús de hoy versa sobre la renuncia. 
● Jesús nos indica lo que hay que hacer para seguirle en el camino de la vida. 
● Aunque se dice que iba mucha gente acompañando a Jesús estas enseñanzas se dirigen a los discípulos. 
● Jesús nos ofrece hoy un mensaje claro y contundente. No podemos pactar con la mediocridad. Jesús nos invita a ser sus discípulos y ello comporta situar a Jesús en el centro de nuestras vidas. El que pone a Jesús como eje de su vida también es capaz de desvivirse por los demás. 
● La invitación a seguirle, a participar del banquete del Reino es universal. Pero no es suficiente la invitación a seguirle hay que acompañar a Jesús en su camino, aceptar y asumir las consecuencias que ello supone. 
● Sus palabras muestran la radicalidad y seriedad que supone seguir a Jesús, edificar su Reino. 

● Jesús habla de preferirle a Él, de anteponerle y de ahí como consecuencia poner en segundo lugar a otros. Se mantiene el mandamiento de amar a los padres, etc. No se trata de eliminar el cuarto mandamiento, etc. 
● El que es capaz de posponer la familia, sus bienes personales, su misma vida, etc… a Jesús, ese se puede considerar discípulo de Jesús. 
● Este pensamiento lo encontramos también en Mateo cuando habla de la misión de los Apóstoles. 
● El discípulo de Jesús está llamado a estar dispuesto a entregar su propia vida por Jesús y por el Reino. 
● “Llevar su cruz” ha sido asumida esta expresión por el lenguaje coloquial para expresar las dificultades de la vida, pero aquí hace referencia a las renuncias que hay que hacer por seguir a Jesús. 
● Jesús nos dice tres cosas: Nos habla de la renuncia a los aspectos más fundamentales de las personas: el amor a la propia familia y la conservación de la propia vida; la aceptación sincera de la máxima radicalidad: llevar la cruz hasta si fuera preciso entregar la propia vida; y la renuncia total y absoluta de los todos los bienes materiales. 
● Con las imágenes que Jesús presenta, del que quiere construir la torre y del que quiere enfrentarse a un enemigo, viene a decirnos que el seguimiento, seguirle es una empresa seria y la hemos de tomar con responsabilidad. Hay que sopesar nuestras posibilidades. El seguimiento a Jesús compromete toda nuestra vida, afecta a toda nuestra existencia. 
● Por otra parte hay que contar también con la ayuda de Dios que estará siempre ahí y con la de los miembros de la comunidad, no estamos solos siguiendo a Jesús. Esto no lo podemos perder de vista, seguimos a Jesús en comunidad, no vamos solos. Y el camino a recorrer ha sido transcurrido por muchas personas. 
● La propuesta de Jesús nos invita a saber discernir lo que tenemos, como capacidad de afrontar el compromiso de seguirle. 
● El desprendimiento es el que mejor define el estilo de vida del verdadero seguidor de Jesús.