09 noviembre 2018

Domingo 11 noviembre: Misa familiar


Resultado de imagen de mc 12 38-44

(Misa con niños, catequistas y padres) 
Prepara: Javier Leoz


Tema: cuenta la intención del cómo damos las cosas y la sinceridad y la verdad de nuestra fe. Hay que cuidar la calidad y, no sólo, la cantidad.

1. MONICIÓN DE ENTRADA

El pasado domingo, si recordamos, Jesús nos alentaba al amor a Dios sin descuidar el amor humano.

Hoy, el Señor, nos va a decir que –las obras buenas- hay que hacerlas sin demasiado ruido, sin darnos importancia o el aparentar por el hecho de que podamos hacer el bien a los demás.


Jesús quiere, entre otras cosas, que lo que hagamos, sea de verdad y no porque los demás nos vean o en beneficio propio.

Que esta eucaristía familiar nos ayude a cuidar algo muy importante: hacer el bien significa olvidarse de uno mismo.

Iniciamos esta celebración dominical.

2. PENITENCIAL

1. (Sale un niño/joven con una tela de seda, mientras la muestra, otro lee) Por las veces en que aparentamos lo que somos y tenemos: SEÑOR TEN PIEDAD

2. (Sale un niño/joven con una bolsa donde con el signo de “$”) Pidamos al Señor perdón porque, en muchos momentos, buscamos la gloria, la riqueza y el reconocimiento: CRISTO TEN PIEDAD

3. (Sale un niño/joven con un cartel con las siguientes palabras: rencor, odio, envidia, violencia…) Igualmente pidamos al Señor perdón porque nos conformamos con alabarle pero, a continuación, no alejamos de nosotros aspectos impropios de nuestra vida cristiana: SEÑOR TEN PIEDAD

3. PETICIONES

1. Tenemos la suerte de pertenecer a la Iglesia Católica. Oremos por el Papa Francisco y por el Obispo de nuestra diócesis; por nuestros sacerdotes. Para que nos animen a ser sinceros en nuestra fe. Roguemos al Señor.

2. Dios, que sabe y ve todo, también conoce los motivos y las razones de lo que hacemos o dejamos de hacer. Pidamos que nos ayude a crecer en el conocimiento de su Palabra y, sobre todo, que le amemos con un corazón limpio. Roguemos al Señor.

3. El mundo está lleno de hipocresía (no siempre es lo que aparenta). Pidamos al Señor que nos ayude a transformarlo. Que los cristianos seamos, como la viuda del Evangelio, una pequeña aportación para la paz, la justicia y el bienestar. Roguemos al Señor.

4. No es rico quien tiene sino, rico, quien sabe dar y disfrutar con lo que tiene. Que no seamos egoístas. Que no humillemos a nadie por querer ser o tener lo que no nos corresponde. Roguemos al Señor.

5. Finalmente, y en el día del Señor, tenemos un recuerdo –en noviembre- por nuestros difuntos. Ellos que han muerto, ya saben lo importante que es el haber vivido según Dios. Que intercedan ante el Señor por nosotros. Roguemos al Señor.

4. OFRENDAS

1. Cuando se da de verdad, DIOS, siempre nos lo devuelve con creces. Presentamos ante el altar esta CALCULADORA. Con ella queremos decirle al Señor que, sabemos, que lo importante es no hacer cuentas de lo que damos sino saber que, cuando damos, EL ES NUESTRA RECOMPENSA.

2. Hoy, Señor, con estas bolsas/canastillos, queremos simbolizar nuestro deseo de colaborar siempre –generosamente y en la medida de nuestras posibilidades- por construir un mundo mejor, una parroquia mejor, una familia cristiana más transparente y unida

3. Finalmente, Señor, traemos la OFRENDA DEL PAN Y DEL VINO. Quieren simbolizar lo que, de verdad, necesitamos y valoramos para poder vivir durante la semana: LA EUCARISTIA. ¡Gracias, Señor! ¡Porque Tú, tenías una vida, y la ofreciste por nosotros!

5. ORACIÓN FINAL

Señor, toma nuestra vida (todos)

Señor, acepta nuestra  entrega (todos)

Señor, haznos generosos (todos)

Señor, aléjanos de la  autosuficiencia (todos)

Señor, que sepamos dar de lo  que nos hace falta (todos)

Señor, que no seamos  hipócritas (todos)

Señor, que no demos para que  nos vean (todos)

Señor, que no hagamos para  presumir (todos)