12 octubre 2018

Comentario Domingo XXVIII de Tiempo Ordinario

Resultado de imagen de Marcos 10, 17-30
Oración
Señor Jesús resucitado, envíanos tu Espíritu que nos lleve a la verdad completa acerca de Ti y acerca de nosotros mismos. Porque queremos: amar Contigo como Tú supiste amar, gozar Contigo cuando toque gozar, sufrir Contigo cuando nos toque sufrir. AMEN.

Mc 10, 17-30
«17Cuando [Jesús] salía en camino, uno, corriendo a su encuentro yarrodillándose ante él, le preguntó: “Maestro bueno, ¿qué he de hacer paraheredar vida eterna?”. 18Jesús le dijo: “¿Por qué me llamas bueno? Nadie esbueno sino sólo Dios. 19Conoces los mandamientos: No mates, no cometas adulterio, no robes, no levantes falso testimonio, no seas injusto, honra a tu padre y a la madre”. 20Pero él le dijo: “Maestro, todo eso lo he guardadodesde mi juventud”. 21Jesús, mirándolo fijamente, le amó y le dijo: “Unacosa te falta: anda, todo lo que tienes véndelo y dáselo a los pobres, y tendrás un tesoro en el cielo; luego, ven y sígueme”. 22Pero él, abatido por estas palabras, se marchó entristecido; porque tenía muchos bienes.

23Y Jesús, mirando a su alrededor, dice a sus discípulos: “¡Qué difícil es que los que tienen riquezas entren en el Reino de Dios!”. 24Pero los discípulos quedaron sorprendidos por sus palabras. Pero Jesús,respondiendo de nuevo, les dice: “Hijos, ¡qué difícil es entrar en el Reino de Dios! 25Es más fácil que un camello pase por el ojo de la aguja, que el que un rico entre en el Reino de Dios”. 26Pero ellos se asombraban aún más,diciéndose unos a otros: “Y ¿quién podrá ser salvado?”. 27Mirándolos fijamente, Jesús dice: “Para los hombres, es imposible; pero no para Dios, porque todo es posible para Dios”.
28Pedro comenzó a decirle: “Ya lo ves, nosotros lo hemos dejado todo y tehemos seguido”. 29Dijo Jesús: “En verdad os digo: nadie que haya dejadocasa, hermanos, hermanas, madre, padre, hijos o hacienda por mí y por el evangelio, 30quedará sin recibir el ciento por uno: ahora, en este tiempo, casas, hermanos, hermanas, madres, hijos y hacienda, con persecuciones; y en el mundo venidero, vida eterna”». [[31Pero muchos primeros serán últimos y los últimos, primeros]].
¡PALABRA DEL SEÑOR!

CONTEXTO
Continúa la mención del camino, que ha aparecido varias veces en los últimos domingos. Jesús sigue en camino hacia Jerusalén junto a sus discípulos. Esta insistencia es una llamada para nosotros: a no quedarnos quietos, a crecer en nuestro discipulado, a saber acompañar a Jesús en toda circunstancia, a ir abrazando todo su proyecto y su estilo de vida. En los evangelios anteriores hemos visto que el estilo de vida de Jesús provoca cambios en la esfera familiar. Hoy lo hace en el tema de los bienes materiales, en la valoración de los mismos. Un evangelio en tres cuadros que advierte del peligro de la riqueza de cara a un verdadero discipulado. ¿Qué significa esta lección en un contexto de crisis económica generalizada y de preocupación por lo material? Al evangelio de hoy, sigue en Marcos eltercer anuncio de la pasión, muerte y resurrección de Jesús (10,32- 34), la mala reacción de los discípulos (10,35-40) y una nueva enseñanza de Jesús (10,41-45).

TEXTO
El texto forma una unidad que se abre y se cierra con la mención a lavida eterna (vv. 17 y 30), que forma una inclusión. En torno a este eje temático hay tres escenas en las que diversos personajes seencuentran con Jesús: a) el “modelo negativo”: el joven rico,preocupado por la vida eterna pero también por sus bienes económicos que le hacen rechazar la invitación de Jesús (vv. 17-22); b) la enseñanza central de Jesús a sus discípulos, donde se alerta del peligro de las riquezas para entrar en el ámbito del Reino (vv. 23-27); c) el “modelo positivo”: Pedro habla en nombre de los demás discípulos para indicar que han dejado todo por seguir a Jesús; éste habla de la recompensa, pero también de la persecución y de noquedarse “dormido en los laureles” (vv. 28-31). En el texto sobresalela mirada profunda de Jesús (vv. 21.23.27), como una invitación a que nuestra mirada sobre la vida y la realidad vaya más allá de la superficialidad o el materialismo, para encontrar su verdadero sentido.

ELEMENTOS A DESTACAR
• En la primera escena, el interés del rico era “aumentar sus bienes” con la “herencia” de la vida eterna. Pero Jesús le propone cumplir losmandamientos que tienen relación con el prójimo, no los que tienen relación con Dios. El rico quería vivir junto a Dios, pero Jesús le señala la vida junto al prójimo. No se puede “comprar” a Dios y tener relación con él sin una relación justa con los demás. El camino de acceso a Dios es el prójimo. ¿Nuestra fe es una fe desencarnada de la realidad?
• Jesús le mira fijamente y le ama (es la única vez en el evangelio de Marcos en que aparece este verbo como acción de Jesús), y por eso le propone el camino del seguimiento y discipulado. Pero ese camino tiene un precio: desprenderse de los bienes materiales, ejercer una total solidaridad con los necesitados y compartir la vida y el destino de Jesús. Un precio que el rico no está dispuesto a pagar. ¿Qué precio pagamos, o estamos dispuestos a pagar, por atender la llamada de Jesús? ¿Entendemos que las exigencias del discipulado son consecuencia del amor que Jesús nos tiene?
• En la segunda escena, los discípulos escuchan una enseñanzasorprendente e insistente: los bienes materiales son un obstáculo insalvable para vivir en el ámbito de Jesús y del Reino. Toda la vieja teoría religiosa que bendecía la riqueza como “premio”de Dios a la buena conducta de los seres humanos se desploma: de ahí las reacciones de los discípulos: sorpresa y asombro. ¿Sabemos captar la novedad de Jesús? ¿Vivimos con viejos tópicos religiosos o asumimos la novedad radical del Reino anunciado por Jesús?
• En la tercera escena Pedro habla del desprendimiento total que él y sus compañeros han cumplido para seguir a Jesús y éste le señala que todo lo que han dejado lo recuperarán en esta vida. Todo, menos la figura del padre: vivir en la comunidad mesiánica de Jesús reproduce las relaciones humanas pero bajo la guía de unPadre especial, Dios, sin parangón a nivel humano. Vivir el discipulado no separa del mundo, sino que activa otro modo de hacer mundo, orientado por la soberanía de Dios Padre: ¿nos preocupamos de vivir en nuestras comunidades como verdaderas familias centradas y radicadas en Dios?
• Jesús habla también de persecuciones: cuando se vive la alternativa del Reino hay que afrontar los ataques de un sistema cuyos valores son contrarios a los del Reino. Quizá uno de sus mayores éxitos sea el habernos inyectado el virus del materialismo y la necesidad del dinero, que desactiva la radical preferencia de Jesús por los pobres y su no menos radical rechazo de la riqueza como estilo de vida del auténtico discípulo. En vivir con la mayor honestidad posible esta enseñanza de Jesús radicarían posiblemente las persecuciones de las que habla Jesús.

Paso 1 Lectio: ¿Qué dice el texto? Atiende todos los detalles posibles. Imagina la escena. Destaca todos los elementos que llaman la atención o te son muy significativos. Disfruta de la lectura atenta. Toma nota de todo lo que adviertas.
Paso 2 Meditatio: ¿Qué me dice Dios a través del texto? Atiende a tu interior. A las mociones (movimientos) y emociones que sientes. ¿Algún aspecto te parece dirigido por Dios a tu persona, a tu situación, a alguna de tus dimensiones?
Paso 3 Oratio: ¿Qué le dices a Dios gracias a este texto? ¿Qué te mueve a decirle? ¿Peticiones, alabanza, acción de gracias, perdón, ayuda, entusiasmo, compromiso? Habla con Dios…
Paso 4 Actio: ¿A qué te compromete el texto? ¿Qué ha movido la oración en tu interior? ¿Qué enseñanza encuentras? ¿Cómo hacer efectiva esa enseñanza?