Fiesta Fin de Catequesis

¡¡Durante el verano, se suprimen algunas Eucaristías!!

17 mayo 2018

Pentecostés: Misa familiar

(Misa con niños, catequistas y padres)
Prepara: Javier Leoz


*Objetivo: descubrir la presencia de alguien tan importante como el Espíritu Santo

*Idea: el Espíritu es la fuerza de Dios

1. MONICIÓN DE ENTRADA

Buenos días a todos. ¡Bienvenidos a este último día de la Santa Pascua! ¿El último? Sí; a los cincuenta días, estando los apóstoles reunidos, recibieron la misión de evangelizar a todos los pueblos. El envío del Espíritu Santo.

También nosotros, al igual que ellos, podemos hacer algo por la fe, por la Iglesia, por el Evangelio. Que el Espíritu Santo nos anime y, sobre todo, nos ayude a conocer más a Jesús y a amarle con todas nuestras fuerzas.

Recibimos al sacerdote.


(Después de la cruz, pueden simbolizarse los 7 dones del Espíritu con 7 cirios; 7 palomas de color rojo; se llamas de fuego; 7 candiles o incluso 7 regalos bien envueltos, con diferentes colores y con los nombres de los 7 sagrados dones.)

2. MONICIÓN DEL AGUA BENDITA

En este día de Pentecostés, más que nunca, sentimos la fuerza que nos viene de Dios. Que el agua bendecida nos haga recordar aquel momento en el que, por el Bautismo, fuimos hijos de Dios y, además, miembros y parte activa de la Iglesia. Mientras cantamos.

3. MONICIÓN A LAS LECTURAS

El Espíritu Santo produce y empuja hacia el amor; es lo que vamos a escuchar en la primera lectura. Por otro lado, en la segunda y en el Evangelio, comprobaremos como San Pablo nos habla de una energía excelente: el Espíritu Santo y cómo, las primeras comunidades, fueron obra de ese mismo Espíritu. Escuchemos con atención.

4. ORACIÓN DE LOS FIELES

4.1. Por la Iglesia. Por el Papa Francisco. Para que por todos los medios a su alcance sepa acortar la distancia que existe entre tantos modos de vida y la vida de Dios. ENVÍA TU ESPÍRITU, SEÑOR

4.2. Por todos los que nos decimos cristianos. Para que a punto de iniciar el Año de la Misericordia nos preocupemos más de los que nos rodean. ENVÍA TU ESPÍRITU, SEÑOR

4.3. Por todos los cristianos. Para que seamos conscientes de la hora en la que vivimos. Para que no olvidemos a los que son masacrados por su fe. ENVÍA TU ESPÍRITU, SEÑOR

4.4. Por todos los que se acercan a los sacramentos. Para que lo hagan movidos desde de la fe y el deseo de llevar una vida según el Señor. ENVÍA TU ESPÍRITU, SEÑOR

4.5. Por todos los que necesitan fortaleza, piedad, ilusión, alegría, fe, esperanza, amor… para que lo encuentren en aquellos que nos decimos cristianos. ENVÍA TU ESPÍRITU, SEÑOR

4.6. Para que la Virgen María, que acogió con apertura al Espíritu Santo, nos ayude a ser testigos de la Resurrección de su Hijo. ENVIA TU ESPÍRITU, SEÑOR

5. OFRENDAS

5.1. Con estas VITAMINAS DEL ESPÍRITU queremos simbolizar la fuerza que el Señor nos envía desde lo alto. Que digamos una y otra vez: ¡VEN, ESPÍRITU SANTO!

5.2. Con este DICCIONARIO damos gracias a Dios por el Espíritu Santo. Él nos ayuda a descifrar y a conocer la voluntad del Padre y a entendernos los unos con los otros. ¡GRACIAS, ESPÍRITU SANTO!

5.4. Con el pan y el vino traemos ante el altar nuestro deseo de mejorar el mundo. Que nunca falten fuerzas en nuestras manos, ideas en nuestra cabeza y voluntad en nuestros corazones para disponernos hacia el bien.

Nota: allá donde sea posible, manifestando nuestra colaboración con la causa de Jesús, podría ser muy vistoso y significativo 7 jóvenes/niños portando 7 banderolas rojas con los dones del Espíritu Santo.

6. ORACIÓN FINAL

TODO  ESO LO ERES TU

La luz que se impone a la  oscuridad

La certeza que vence a las  dudas

La alegría que salta sobre  la tristeza



TODO  ESO LO ERES TU

En el desconsuelo, eres un  abrazo

En el llanto, eres pañuelo  abierto

En la desilusión, eres  aliento



TODO  ESO LO ERES TU

Cuando caigo, me levantas

Si me desanimo, me aconsejas

Si me creo único, me das la  humildad

TODO  ESO LO ERES TU

Frente a la cobardía, me  ofreces valentía

Ante la adversidad, me  aportas soluciones

En la incomodidad, me señalas  la paciencia



TODO  ESO LO ERES TU

Eso, y mucho más, Espíritu  Santo

Eso, y mucho más, voz de  Dios

Eso, y mucho más, brisa de  la tarde

Eso, y mucho más, soplo del  cielo

Amén