¡Bienvenidos a la Parroquia de la Inmaculada. Recursos, dinámicas... Noticias sobre la Parroquia... Avisos parroquiales... Todo para la Liturgia del Domingo... ¡¡Busca tu grupo!! ¡Acércate e informáte!!

¡¡Avisos importantes!!

22 julio 2017

La misa del Domingo 23 de julio: misa con niños


 Resultado de imagen de misa con niños

Objetivo: hay que aprender a convivir con las diferencias de los demás
*Idea: Dios, al final, hace fructificar lo bueno

1. MONICIÓN DE ENTRADA
¿Habéis estado alguna vez en alguna panadería? Posiblemente no ¿verdad?
¡Buenos días a todos!
Queremos comenzar esta Eucaristía con esta pregunta. ¿Sabéis por qué? Simplemente porque, como cristianos, tenemos que aprender a diluirnos en medio del mundo pero ¡ojo! ¡sin perdernos! Tenemos que ser como la levadura del pan. El panadero echa una pequeña cantidad en la masa y, sin verlo él, va fermentando hasta el momento oportuno en que sea metida en el horno para ser convertido en pan sabroso y tierno.
Que esta Eucaristía nos ayude precisamente a eso: a saber que Dios, nos necesita como levadura en un mundo que necesita ser cocido por la Gracia del Señor, rejuvenecido por su Espíritu y alimentado por los valores del Evangelio.
Nos ponemos de pie e iniciamos esta celebración.


2. PENITENCIAL
2.1. Por ser cobardes. Porque, de cuando en vez, somos muy pesimistas ante la situación del mundo. Señor ten piedad. Señor, ten piedad. (Pueden salir dos o tres niños con unas cartulinas narrando los principales males de la sociedad, la juventud o los niños)
2.2. Pidamos perdón al Señor porque, no siempre, somos constructores de su Reino. ¿Por qué nos dejamos llevar por las calumnias, palabras disonantes o miradas egoístas? Cristo, ten piedad (Pueden señalarse algunos comportamientos puntuales: mentiras, falsedad, difamaciones)
2.3. Igualmente pidamos al Señor en este día, porque somos impacientes. Porque queremos cambiar todo de la noche a la mañana. Señor, ten piedad (Una cartulina con la palabra: IMPACIENCIA)

3. MONICIÓN A LAS LECTURAS
Al escuchar las lecturas de este domingo tenemos que pensar lo siguiente:
a) El corazón de Dios es grande y, siempre, despliega amor, paciencia y acogida
b) San Pablo nos recuerda que el Espíritu nos hace entrar en comunión con Dios
c) El Evangelio nos anima, a pesar de las dificultades, a seguir sembrando, a seguir esperando. Dios, Jesús, nos acompañan.

4. ORACIÓN DE LOS FIELES
4.1. Por la Iglesia. Por el Papa Benedicto XVI en su encuentro con los jóvenes en España. Para que, hoy más que nunca, ayude a los jóvenes a recuperar o confirmar su fe en Jesucristo. Roguemos al Señor.
4.2. Por todos los gobernantes de la tierra. Para que promuevan la justicia de todos los pueblos. Para que no busquen solamente el levantar los grandes rascacielos de la riqueza olvidando las miserias de tantos millones de hombres y mujeres. Roguemos al Señor.
4.3. Por todos los que se han cansado de evangelizar. Por tantos sacerdotes que son perseguidos, incomprendidos o señalados por ser testigos de Cristo. Roguemos al Señor.
4.4. Por los hombres del campo. Para que vean escuchadas sus peticiones. Por los panaderos; para que Dios les acompañe en su trabajo difícil y constante. Roguemos al Señor.
4.5. Por todos los que estamos aquí reunidos. Para que no nos echemos atrás en la defensa de nuestra fe. Para que seamos valientes como San Pablo. Roguemos al Señor.

5. OFRENDAS
5.1. Con estas ACUARELAS queremos simbolizar la diversidad de nuestras ideas y de nuestras personas. Que el Señor nos ayude a respetarnos y a trabajar por un mundo mejor.
5.2. Con estos CLAVOS queremos significar la presencia del mal. La muerte sobre la vida, la tristeza sobre la alegría. Pero, sobre todo, queremos que Jesús nos ayude a seguir adelante a pesar de las espinas que existen en los caminos de nuestra vida.
5.3. Con el PAN Y EL VINO, expresamos nuestra alegría de estar en este gran comedor que es tu Iglesia. Una Iglesia que, como Madre, nos da lo mejor de sí misma: A TI, SEÑOR, QUE ERES LA FUENTE DE TODO BIEN

6. ORACIÓN FINAL
Quiero ser, Señor;
Levadura que fermente y cambie:
El odio en amor
La tristeza en alegría
La guerra en paz
El egoísmo en fraternidad
Quiero ser, Señor;
Bien que luche contra el mal
Bien que haga vivir a los demás
Bien que indique el camino de la felicidad
Quiero ser, Señor;
Paciente frente a las prisas
Paciente ante los desaciertos
Paciente si fracaso
Paciente si no recojo
Quiero ser, Señor;
Una semilla de tu Reino
Una semilla de tu Palabra
Una semilla de tu Amor
Una semilla del Cielo
Amén