08 junio 2017

Creo en Dios

No lo he visto, pero está, más allá, y yo lo siento.
Y está más acá, más adentro.
Creo en Dios, Vivo en Él, y lo respiro, es mi aliento;
sin Dios me asfixiaría. Creo en Dios.
Vive en mí, soy su templo.
Sin Dios, qué vacío y soledad, qué silencio.

Creo en Dios Padre,
Es el Principio y la Fuente, Mano fuerte,
mano grande, creadora, protectora;
en ella caben las estrellas, son sus hijos,
por su nombre les conoce,
son millones incontables.

Creo en Dios Hijo, Se ha vestido de carne, tan humano.
Dios cercano, me ha tocado,
me ha besado y ha curado mis miserias,
ha cargado con mi fardo, de divinidad me ha bordado,
y se ha quedado conmigo para siempre, Dios amigo y hermano.

Creo en Dios Espíritu Santo.
Es la savia, es la vida, es la música y la danza,
es la brisa y la tormenta,
la intimidad más profunda;
lámpara siempre encendida,
almendro siempre florecido,
cesta de frutos exquisitos, de los dioses alimento;
todo lo suyo es bello, porque es santo.