21 marzo 2017

IV Domingo Cuaresma: Ofrendas

Resultado de imagen de IV Domingo Cuaresma
Ofrendas
Dos símbolos: Bastón de ciego y vela
Bastón de ciego:
La “ceguera” es un mal que aqueja a mucha gente y la gente que está ciega necesita un “bastón” para poder andar por la vida.
Nosotros –aunque veamos físicamente- podemos padecer ceguera espiritual, porque sólo vemos lo externo, lo superficial, nos fijamos solamente en las apariencias.
Jesús nos invita a ver: Jesús quiere que sepamos ver las cosas y los acontecimientos en profundidad, no superficialmente.

Vela:
“Yo soy la Luz del mundo -nos dice Jesús-. El que me sigue no anda en tinieblas”.
Jesús es la Luz que necesitamos para no vivir en tinieblas, porque Jesús es:
– La Luz que ilumina nuestra vida.
– La Luz que brilla en las tinieblas.
– La Luz que cura nuestra ceguera.

Y nosotros los cristianos –los hijos de la Luz- tenemos que ser LUZ para los que viven en tinieblas; tenemos que iluminar con nuestra fe y con nuestras obras la vida de los demás.
“Vivamos como hijos de la Luz”.