¡Bienvenidos a la Parroquia de la Inmaculada. Recursos, dinámicas... Noticias sobre la Parroquia... Avisos parroquiales... Todo para la Liturgia del Domingo... ¡¡Busca tu grupo!! ¡Acércate e informáte!!

02 marzo 2017

I Domingo Cuaresma: ¿CUÁL ES TU “OPCIÓN DE VIDA”?

Resultado de imagen de I domingo cuaresma cantos ciclo A
“Opción de vida” es un proyecto concreto, un conjunto de valores, de objetivos y nalidades que uno adopta, en función del sentido de “misión” con la que uno nace y de la que debería hacerse consciente: ¿para qué vivo yo? ¿Adónde se dirigen mis pasos en la vida? ¿Cuál es el proyecto de “estar-en-el-mundo”

En un mundo de ruidos que nos aturden, de continuos estímulos externos que no nos dan tiempo a pensar sino a experimentar, de ritmo trepidante de trabajo-comida-familia-sueño-trabajo… Necesita- mos tiempo o tiempos de “desierto” donde, como Jesús (ese es el último sentido de las “tentaciones”), podamos preguntarnos por el sentido de nuestro vivir y nuestro quehacer y poner ante nosotros el “plan de vida” que “otros” nos han ido creando. Quizás nos parezca algo obvio puesto ya tenemos “la vida hecha” y no tenemos otra cosa que hacer que seguir el camino trazado. Pero también tal vez necesitemos detener un momento nuestro paso y hacernos preguntas.
La Palabra de Dios nos interpela:
«… he de echarte en cara que has dejado enfriar el amor primero. Recuerda, pues, de dónde has caído, cambia de actitud y vuelve a tu conducta primera» (Ap 2,4-5)
Papa Francisco:
«Así se gesta la mayor amenaza, que “es el gris pragmatismo de la vida cotidiana de la Iglesia en el cual aparentemente todo procede con normalidad, pero en realidad la fe se va desgastando y degenerando en mezquindad”. Se desarrolla la psicología de la tumba, que poco a poco convierte a los cristianos en momias de museo. Desilusionados con la realidad, con la Iglesia o consigo mismos, viven la constante tentación de apegarse a una tristeza dulzona, sin esperanza, que se apodera del corazón como “el más preciado de los elixires del demonio”. Llamados a iluminar y a comunicar vida, nalmente se dejan cautivar por cosas que sólo generan oscuridad y cansancio interior, y que apolillan el dinamismo apostólico» (Evangelii Gaudium, 83)
PARA PENSAR
Jesús, en el desierto, se pregunta cuál debe ser “su camino” en la vida. Y le vienen a la cabeza varios proyectos, que acaba por desechar, porque son simples “tentaciones” que le invitan a caminar por sendas equivocadas. ¿Y tú?
• ¿Te has planteado en serio alguna vez tu “proyecto de vida”?• ¿Lo tienes? ¿Cuál es?
• ¿Lo tienes sencillamente dormido, olvidado, perdido?
• Si ya lo tienes, ¿necesitas reavivarlo, fortalecerlo?• ¿Se te ha ido de las manos? ¿Necesitas recuperarlo?