26 febrero 2017

Miércoles de Ceniza: Misa Familiar


Resultado de imagen de misa familiar

Misa Familiar

Prepara: Javier Leoz

¡CAMINANDO HACIA LA PASCUA!

Celebración con niños

1. MONICIÓN DE ENTRADA

Queridos amigos: dentro de cuarenta días celebraremos la Pasión, la Muerte y sobre todo la Resurrección de Jesús.

Este acontecimiento no podemos dejar que pase sin más. Hay muchas personas que, por no prepararse, llegan a la Semana Santa vacíos. Sin caer en la cuenta de lo mucho que Dios ha hecho por la Salvación de los hombres. Han sido vencidos por el enemigo de Dios.

¿Queréis que vivamos este tiempo con mucha intensidad? ¿Queréis que ofrezcamos al Señor un poco más de oración? ¿Nos comprometemos, por el gran amor que Jesús nos tiene, a ser mejores los unos con los otros?


Preparamos los exámenes. Cuando llegamos a casa, nuestros padres, tienen también a punto la comida. ¿Por qué no preparar mucho mejor la Semana Santa?

Hoy recibiremos sobre nuestras cabezas un poco de ceniza. Ello nos recuerda muchas cosas: que somos peregrinos, que no siempre estaremos en la tierra, que necesitamos cambiar en algunos aspectos para no echar más peso a la cruz de Jesús.

Iniciemos esta celebración presentando en nombre de toda la Iglesia, las cenizas que son símbolo de nuestro deseo de vivir con intensidad los próximos días santos que se acercan.

1.1. Tres niños, por delante de los que van a distribuir la ceniza, pueden ir con tres grandes carteles donde se señale: “CARIDAD” “ORACION” “AYUNO” (se pueden añadir otros más dependiendo de la dinámica y de la orientación que se vaya a dar a la reflexión)

Canto: Ilumíname, Señor con tu Espíritu

2. LECTURA DE LA PALABRA DE DIOS

(una del día)

3. SÍMBOLO

12 niños/as se acercan con unas cartulinas impresas a colores, donde figuren los siguientes textos: ODIO/EGOISMO/MENTIRA/FALSEDAD/CALUMNIA/DESAMOR/OLVIDO DE DIOS/BLASFEMIAS/FALTA DE FE/INCREDULIDAD/ CORAZON DURO

Ahora, antes de recibir la ceniza, y como compromiso de que esta Santa Cuaresma va a ser especial para todos nosotros, vamos a quemar todo aquello que nos aparta de Dios. Todo aquello que nos impide ser buenos. Todo aquello que nos convierte en constantes chimeneas por las que el mundo se contamina y no dejamos respirar a Dios. Vamos a combatir, durante estos 40 días, con aquello que no nos deja ser del Señor ni para el Señor, sino alejarnos de Él.

(Se enciende en un recipiente de metal un pequeño con alcohol 96% y van saliendo los niños o los jóvenes depositando en silencio los 12 pecados del mundo; las distancias entre Dios y el hombre. Por supuesto que se pueden añadir más o sustituir por otras)

4. BENDICIÓN DE LA CENIZA

Después de la homilía el sacerdote pronuncia las siguientes palabras:

Con actitud humilde oremos, hermanos, A Dios nuestro Padre, para que se digne bendecir con su gracia estas cenizas que vamos imponer en nuestras cabezas en señal de penitencia.

(Breve silencio)

Oh Dios, que te dejas vencer por el que se humilla y encuentras agrado en quien expía sus pecados; escucha benignamente nuestras súplicas y derrama la gracia de tu bendición sobre estos siervos tuyos que van a recibir la ceniza, para que, fieles las prácticas cuaresmales, puedan llegar, con el corazón limpio, a la celebración del misterio pascual de tu Hijo. Que vive y reina por los siglos de los siglos."

Todos los chicos/as responden amen.

En el momento de la imposición el sacerdote o el ministro emplean estas dos fórmulas:

* Convertíos y creed en el Evangelio

Es muy sugerente, a continuación, dar a besar la Biblia a todos los que han recibido la ceniza. Basta con poner, a cada lado, un Libro Sagrado. En este momento convendría incidir en los chicos para que, cuando besen la Palabra de Dios, se comprometan a realizar algo durante toda la Cuaresma que les identifique como cristianos.