11 febrero 2017

¿DIOS ES GRANDE O PEQUEÑO?


Resultado de imagen de ¿DIOS ES GRANDE O PEQUEÑO?

Me llegó un cuentecito que es pequeño pero dice mucho.
Un niño le preguntó a su padre: “Papi, ¿Dios es grande o pequeño?”
El papá le mostró un avión que volaba alto y le pregunta: “¿Aquel avión es grande o pequeño?” A lo que el niño respondió: “Bien pequeñito, casi no se ve.”
Luego lo llevó al aeropuerto y le mostró el mismo avión. “¿Qué te parece, es grande o pequeño?” “Enorme contestó el niño.”
Así es Dios. Depende desde donde lo ves.
Si lo ves de lejos, Dios es pequeño, pero si lo ves de cerca Dios es muy grande.

A muchos nos pasa lo que al niño. Miramos a Dios desde lejos y nos parece pequeño, insignificante para nosotros. Pero cuando nos acercamos a Él, Dios es capaz de llenar el corazón.

Desde lejos Dios no nos dice nada, pero cuando logramos intimar con Él, sentirlo en nuestro corazón, Dios se agranda hasta llenarnos por dentro.
Conocer y ver a Dios a través de lo que nos dicen de Él, así Dios nos dice poco. Para que Dios adquiera su verdadero tamaño es preciso experimentarlo desde cerca en nuestro corazón.
¿Hablas con Él? Dios es grande.
¿Lo visitas en el Sagrario? Dios es grande.
¿Comulgas con frecuencia? Dios es grande.

Las cosas depende cómo se ven.
Tu esposa depende cómo la ves.
Tu marido depende de cómo lo ves.
Tus hijos dependen de a qué distancia los ves.
Tus ancianos dependen a qué distancia los ves.
Tus vecinos dependen de a qué distancia los ves.

Juan Jáuregui