¡Bienvenidos a la Parroquia de la Inmaculada. Recursos, dinámicas... Noticias sobre la Parroquia... Avisos parroquiales... Todo para la Liturgia del Domingo... ¡¡Busca tu grupo!! ¡Acércate e informáte!!

18 enero 2017

Domingo 22: La música en el III del Tiempo Ordinario

Resultado de imagen de MÚSICA
«CRISTO PALABRA, LUZ Y GUÍA»
“Te seguimos, Señor Jesús;
pero, para que te sigamos,
llámanos, porque sin ti nada avanza.

Que sólo tú eres el camino, la verdad, la vida.
Recíbenos como un camino acogedor recibe.
Aliéntanos como la verdad alienta.
Vivifícanos, puesto que tú eres la vida”.
(San Ambrosio)
Ambientación musical: “Alabado seas, mi Señor” en Momentos de Paz 6
Canto de entrada: Somos convocados para vivir la unidad y la comunión entre nosotros. Jesús comienza sus tareas apostólicas en Galilea como Luz y Maestro. Con su luz ilumina a todo el que vive en tinieblas. Como Maestro llama a la conversión y al seguimiento para mostrarnos el camino de la felicidad y la plenitud.

La comunidad no puede vivir desunida y dividida a causa de los protagonismos personales. Pablo nos recomienda la unidad de los creyentes, olvidando las divisiones y discordias. Cantamos: “Reúne a tu Iglesia” MD 189; o bien “Un solo Señor” CLN 708; MD 5-1.
Salmo responsorial: “El Señor es mi luz” MD 242; CLN 505. La antífona es muy conocida y las estrofas están rimadas para no hacer siempre recitativos.
Aclamación al Evangelio: “Cristo, Palabra. Cristo, Camino. Cristo, Perdón y Amor”.
Santo: (Gorostidi) CLN I 6.
Comunión: Jesús proclama el Evangelio del reino curando las enfermedades y dolencias del pueblo.
Con la fuerza de su llamada y la fascinación de su persona nos llama: “Venid y seguidme” y nos invita a dejar en la arena nuestra barca y pasar a su orilla para iniciar una nueva vida. Cantamos: “Pescador de hombres” MD 18; CLN 407. “Pescador” CLN 405.O bien, “¿Le conocéis?” MD 43; CLN 723.
Canto final: Como despedida de nuestra celebración podemos cantar la antífona del salmo responsorial: “El Señor es mi luz y mi salvación. El Señor es la defensa de mi vida. Si el Señor es mi luz, ¿ a quién temeré? Quién me hará temblar” CLN 505; MD 242.
Antonio Alcalde Fernández