¡¡LLEGA EL ADVIENTO!! YA TENÉIS A VUESTRA DISPOSICIÓN MUCHOS RECURSOS EN NUESTRO BLOG

07 diciembre 2016

III Domingo de Adviento: Nómadas del Futuro

Resultado de imagen de III Domingo de adviento
“NÓMADAS DEL FUTURO”
1. Sentido de las huellas
En este camino que vamos construyendo como “nómadas del futuro” son muy necesarias esas “pistas” que nos nacen de dentro, que me ayudan a “discernir” mi interior. Pero no bastan porque, como Juan Bautista (Evangelio), no acabamos de ver claro este camino de la vida, de las cosas de cada día…. ¿De veras hay justicia? ¿De veras hay honradez? ¿De veras hay misericordia?
Jesús nos dice que abramos los ojos porque realmente hay ya signos de esperanza…: hay ciegos que empiezan a ver, cojos que dejan las muletas y andan, medio muertos que recuperan la esperanza… ¡Hay gente honrada, y justa, y misericorde…! (Evangelio) No podemos ser sólo “profetas de calamidades”…. “Nuestra fe es desa ada a vislumbrar el vino en que puede convertirse el agua y a descubrir el trigo que crece en medio de la cizaña…” (el papa Francisco y Juan XXIII: Evangelii Gaudium 84).

Y si es así, si hay brotes reales de esperanza, entonces es que son posibles también para mí. El Adviento es un reclamo de conversión para no esperar de brazos cruzados: nos llaman al compromiso, a arrimar el hombro, a “robustecer las rodillas vacilantes”, a “fortalecer las manos débiles”, a “decir a los cobardes: sed fuertes”… (1a lectura). Con paciencia, los “frutos” llegarán (2a lectura) o, al menos, son como las “cosas chiquitas”, que decía Eduardo Galeano:
“Son cosas chiquitas. No acaban con la pobreza, no nos sacan del subdesarrollo, no socializan los medios de producción y de cambio, no expropian las cuevas de Alí Babá. Pero quizá desencadenen la alegría de hacer, y la traduzcan en actos. Y, al fin y al cabo, actuar sobre la realidad y cambiarla aunque sea un poquito, es la única manera de probar que la realidad es transformable.”
2. La canción:
“Caminos”, del grupo “Siembra”, que puede encontrarse en http://www.youtube.com/watch?v=7Fz4qBNyLoc.
Este domingo ponemos el acento en que hay caminos “de trabajo, de o cio, de quehaceres, manos duras, manos fuertes que se entregan sin espera…”:
CAMINAMOS, COMPAÑERO, CONSTRUYENDO VIDA NUEVA.
CAMINAMOS, COMPAÑERA, NUESTRO DIOS VA EN TU MIRADA.
Hay caminos de trabajo, de oficio, de quehaceres,
manos duras, manos fuertes que se entregan sin esperas.
3. Huellas y símbolo
Ponemos las terceras huellas en el pasillo central, en el suelo, o en el mural delante de toda la asamblea: nos echamos a andar. Delante de nosotros hay signos ya y realidades concretas, como los frutos en el árbol, que nos animan a hacer posible la esperanza con nuestras propias manos
El camino no está trazado de antemano: lo vamos construyendo al mismo ritmo de las pisadas.
4. Una frase y una actitud:
Frase: DESCUBRIR LAS SEÑALES POSITIVAS
Es la frase que escribiremos en la huella que repartiremos a toda la asamblea, como cada domingo, al acabar la Eucaristía: puede ser en alguno de los momentos procesionales, como la comunión, o bien en el momento del envío, al acabar la eucaristía, tal vez con un pequeño comentario o monición que acompañe ese símbolo.
Una actitud: ARRIMAR EL HOMBRO
Tal vez por el otro lado de la huella del zapato que entregamos, podemos tener escrita en él esta actitud correspondiente para este domingo.
5. La Corona de Adviento
VIGILANTES ENCENDEMOS
LA CORONA DEL ADVIENTO.
EN LOS CIRIOS OFRECEMOS
CUATRO ETAPAS DE UN ENCUENTRO.
Los tres cirios van tejiendo
la esperanza del misterio,
de la Virgen en el seno,

el rocío de los cielos
Abrir los ojos a la realidad, Señor.
No estar ciegos.
No ser “profetas de calamidades”.
Esta es la tercera vela del Adviento.
Queremos pasar de los deseos a la acción:

verte presente ya, Señor,
en pobres, ciegos, cojos y moribundos que,
a pesar de los pesares están recuperando la esperanza
y van poniendo luz en el camino.

Y no quedarnos quietos observando.
Queremos arrimar también el hombro

y preparar así tus caminos de llegada.
¡Ven, Señor Jesús!
 
6. Una oración:
INSTRUMENTO SOLIDARIO
Señor, haz de mí un instrumento de tu solidaridad.
Donde haya hambre, que yo regale tu pan
y enseñe a conseguirlo honradamente.
Donde haya enfermedad y falta de higiene,
que yo promueva la sanidad.
Donde haya niños desescolarizados,
que yo busque los recursos necesarios.
Donde no haya techos o estén rotos,
que yo trabaje por viviendas dignas.
Donde haya desaliento e inhibición,
que yo fomente la participación y la esperanza.
Donde haya desunión entre vecinos,
que yo impulse la colaboración..
Haz que no busque mi vanidad,
sino el bien de mis hermanos;
que no trabaje por mi reconocimiento,
sino por su desarrollo material y espiritual;
que no promueva el agradecimiento hacia mí,
sino su dignidad;

y que mi satisfacción consista
en haber amado con obras.
7. Canciones a pie de calle
No son canciones “litúrgicas” ni “sagradas” –o sí-, pero son canciones que canta la gente hoy en día, canciones que se “oyen” y tal vez no se “escuchan”, pero pueden ayudar a ponerle carne al tema de este domingo de Adviento. Con una adecuada monición explicativa, también puede formar parte –en un momento determinado (la homilía, un tiempo de silencio meditativo o de acción de gracias)- de la celebración. O tal vez como ambientación para el grupo que prepara la liturgia.
WE ARE THE WORLD (Michael Jackson),
cantado por los cantantes más famosos, todos unidos:https://www.youtube.com/watch?v=mu7XVyr3E0U
Está llegando un tiempo en el que debemos atender a una cierta llamada,
la ocasión, en el mundo, a la que debemos llegar juntos

como si fuésemos uno solo:
hay gente muriendo y es la hora de tender una mano a la vida,
el regalo más grande de todos
No podemos seguir simulando día a día
que alguien, en algún lugar, vaya a hacer que pronto cambien las cosas.
Todos somos parte de la gran familia de Dios

y la verdad, tú lo sabes: todo lo que necesitamos es amor.
¡NOSOTROS SOMOS EL MUNDO!,
¡NOSOTROS SOMOS LOS NIÑOS!,
¡NOSOTROS SOMOS
LOS QUE PODEMOS HACER UN DÍA MÁS LUMINOSO!
PUES EMPECEMOS A DAR,
ESTA ES LA OPCIÓN QUE ESTAMOS HACIENDO.
ESTAMOS SALVANDO NUESTRAS PROPIAS VIDAS.
ES CIERTO: SOLO TÚ Y YO HAREMOS UN DÍA MEJOR.
Envíales tu corazón, pues ellos sabrán que alguien se preocupa
y sus vidas serán más fuertes y libres.

Como Dios nos ha enseñado a convertir las piedras en pan,
todos debemos tender una mano auxiliadora.
Cuando estás caído y afuera parece no haber ninguna esperanza,
pero, si tú simplemente creyeras, no hay forma que podamos caer.
Permitámonos comprender que un cambio sólo puede venir
cuando nos pongamos de pie todos juntos como si fuésemos uno solo.
OTRAS CANCIONES EN ESTA MISMA LÍNEA:
“SOLARIDAD”, de Eros Ramazzotti:
https://www.youtube.com/watch?v=Klu96LL222E
No, no está equivocada la palabra. Es “solaridad”, que casi parece “solidaridad”. Pero tal vez esta última palabra está muy desgastada. Por eso es posible afirmar que se puede construir un mundo nuevo con una nueva palabra, llena de sol, de luz y de… solidaridad: “SOLARIDAD”
“CANTARÉ, CANTARÁS”:
Cantaré, cantarás (I Will Sing, You Will Sing) es una canción de 1985 cantada por varios importantes artistas latinoamericanos, pero de muy pocos países, unidos circunstancialmente con el nombre de «Proyecto Hermanos». La canción fue compuesta por Albert Hammond y Juan Carlos Calderón, con la letra de Anahí van Zandweghe. El propósito fue recaudar apoyo económico para impulsar las campañas del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF). Hace, pues, 30 años, que este grupo de 50 exponentes de la música de habla hispana se unió para crear este canto de solidaridad.
“EL TREN DE LA PAZ” (Cat Stevens) https://www.youtube.com/watch?v=J_wuJ2T59-A (versión subtitulada)
Es una canción llena de fe y esperanza: la paz es no sólo posible, sino que está viniendo. Y no hay que esperar a que venga solito: hay que montarse en ese mismo tren de la paz.