¡Bienvenidos a la Parroquia de la Inmaculada. Recursos, dinámicas... Noticias sobre la Parroquia... Avisos parroquiales... Todo para la Liturgia del Domingo... ¡¡Busca tu grupo!! ¡Acércate e informáte!!

08 diciembre 2016

III Domingo de Adviento: Misa familiar 2


Resultado de imagen de tercera vela de la corona de adviento

Prepara: Javier Leoz


1ª idea: descubrir la alegría que produce el encuentro con el Señor.

2ª idea: compartir y brindarnos a los demás es una forma de llegar hasta El

1. MONICIÓN DE ENTRADA

Hemos celebrado, el jueves, con gran entusiasmo, la fiesta de la Virgen Inmaculada. Cada día, con su ayuda, sentimos que la Navidad está cerca.

Hoy, es el DOMINGO DE LA ALEGRIA.

Estamos contentos. El Señor se acerca. Cada día lo reconocemos en el horizonte. La estrella nos lo indica.

Como cristianos, hoy más que nunca, tenemos que pedir a Dios que nunca nos falte el gozo y la alegría de ser cristianos.


Tenemos que reconocer que, muchas veces, no por tener bienes materiales somos felices.

Ojala que, el Señor, al celebrar su Nacimiento con toda la Iglesia, sea la causa y la fuente de nuestra ALEGRIA… pero ALEGRÍA CON MAYÚSCULA.

Encendemos, expresando todo esto, la tercera vela de la Corona de Adviento.

2. MOMENTO PENITENCIAL

a) El nacimiento del Señor es motivo de alegría. Pero muchas personas viven como si Dios nunca hubiera nacido. Están sordos a su llamada. Señor ten piedad (Se pueden ofrecer dos corchos)

b) El nacimiento del Señor es un suceso que ha cambiado la vida de la humanidad. Pidamos perdón por aquellos que sólo se quedan en lo superficial. Cristo ten piedad (Se ofrecen unos turrones, juegos….)

c) El nacimiento del Señor es una llamada a ser mejores, a compartir lo bueno que tenemos en el corazón. ¿Por qué somos egoístas? (Una bolsa con el símbolo del € o del $)

3. ORACIÓN DEL SACERDOTE

4. MONICIÓN A LAS LECTURAS

Las lecturas que vamos a escuchar nos invitan a la alegría, a la constancia, a la firmeza y a la alegría. Dios viene a salvarnos y, todo ello, es causa de que la esperanza la sintamos especialmente cercana a nosotros en este tiempo de adviento. Escuchemos.

5. LECTURAS Y EVANGELIO

6. ORACIÓN DE LA COMUNIDAD CRISTIANA

a) Por la Iglesia. Para que sea siempre una casa llena de alegría. Una alegría que viene y acaba en Jesús. Roguemos al Señor.

b) Por los que viven angustiados por los problemas. Para que sientan la oración y la ayuda de todos nosotros. Roguemos al Señor.

c) Por los que tienen como profesión el llevar la alegría a los demás: los payasos, los humoristas auténticos. Para que nunca nos falten personas así. Roguemos al Señor.

d) Para que, en estos días, decoremos y preparemos nuestras casas con símbolos cristianos y no perdamos la tradición de los villancicos. Roguemos al Señor.

e) Por todos los que nos encontramos en esta Santa Misa. Para que llevemos alegría, ilusión y optimismo en estas navidades a todas las personas que nos rodean. Roguemos al Señor.

7. OFRENDAS

a) En este 3º domingo de adviento, LA ALEGRIA, la queremos simbolizar con estas bolas de Navidad. Son el reflejo de lo que sentimos por dentro.

b) Con esta arena y esta paleta, queremos decirle a Jesús que nos comprometemos a ser constantes y a estar firmes en nuestra fe.

c) Finalmente, llevamos al altar, lo que la palabra “Belén” significa: EL PAN que necesitamos para ser mejores, el pan del Señor, el pan y el vino de la Eucaristía.

8. ACCIÓN DE GRACIAS

Antes de marcharnos, Señor,

queremos que, de una vez por todas,

siembres en nuestros corazones la verdadera ALEGRÍA.

Son muchas cosas las que nos preocupan

pero, con tu llegada, van desapareciendo nuestras inquietudes.

Gracias, porque con esta Eucaristía, sabemos que sin Ti

el mundo andaría peor.

Gracias, porque con tu nacimiento,

renacen en nosotros las ganas de ser mejores

y de llevar esta sensación de alegría a los que nos rodean.

¡Gracias, Señor!

9.- NOTAS:

1.- Para el momento penitencial se indican tres elementos: auriculares (no nos dejan escuchar); un corazón (cartulina) con aquello que preocupa y llena el corazón de las personas y, finalmente, una hucha o una caja de caudales con candado.

2.- El evangelio, es uno de lo más apropiados para representar: Juan (en medio del presbiterio); salen unos jóvenes y niños con cartulinas (¿Eres TÚ, SEÑOR?)

3.- Igualmente, al final del Evangelio, es muy sugerente que, cuatro niños o jóvenes, recorran toda la iglesia con cuatro carteles con la palabra: ¡ALEGRÍA!

4.- Las ofrendas (pueden ser otras) simbolizan la alegría del Señor que viene reprensada en un instrumento musical, un adorno y nuestro deseo de compartir lo material y lo personal con los demás (alimentos).