¡¡LLEGA EL ADVIENTO!! YA TENÉIS A VUESTRA DISPOSICIÓN MUCHOS RECURSOS EN NUESTRO BLOG

16 diciembre 2016

Esperaba un hijo al que llamará Emanuel

Resultado de imagen de Esperaba un hijo al que llamará Emanuel
El nacimiento de Jesucristo fue así: María, su madre, estaba desposada con José, y, antes de que vivieran juntos, se encontró encinta por virtud del Espíritu Santo.
José, su marido, que era un hombre justo y no quería denunciarla, decidió dejarla en secreto. Estaba pensando en esto, cuando un ángel del Señor se le apareció en sueños y le dijo: «José, hijo de David, no tengas ningún reparo en recibir en tu casa a María, tu mujer, pues el hijo que ha concebido viene del Espíritu Santo. Dará a luz un hijo, y le pondrás el nombre de Jesús, porque él salvará a su pueblo de sus pecados».
Todo esto sucedió para que se cumpliese lo que el Señor había dicho por medio del profeta: La Virgen concebirá y dará a luz un hijo, y le pondrán por nombre Emanuel, que significa «Dios con nosotros».
Cuando José despertó del sueño, hizo lo que le había mandado el ángel del Señor y recibió en su casa a su mujer.
Mateo 1, 18-24
 
Comentario del Evangelio
Hay dos cosas muy importantes en este texto del Evangelio, que nos anuncia que ya queda muy pero que muy poco para que nazca Jesús, el Hijo de Dios.
El ángel del Señor le dice a José que el Niño que va a nacer va a salvar a las personas de sus pecados. Le está diciendo a José que el Niño que va a nacer va a traer justo lo que necesitan las personas. Y eso sólo lo puede traer el Hijo de Dios.
Y José, cuando despierta del sueño, lo que hace es confiar en lo que le dice el ángel. Si confía en el ángel, confía en Dios. Esta confianza de José es muy grande. Se fía de Dios, se fía del Padre, porque es un hombre extraordinaria- mente bueno.
Todos tenemos mucho que aprender de San José, que confió en Dios y fue así muy importante en la vida de Jesús.

Para hacer vida el evangelio
  • Fijémonos en lo que San José nos enseña con su vida y su respuesta a Dios…
  • Escribe una situación ene a que por el hecho de ser una persona cristiana, hayas sido consciente de tener que hacer o decir algo en un momento concreto.
  • ¿Cómo te has sentido? ¿Qué supone en tu vida ser creyente?
  • Escribe un compromiso que te ayude a que tu confianza en Dios sea más intensa.

    Oración
Jesús, María y José
Santa Familia de Nazaret
hoy les dirigimos la mirada con admiración y confianza, 
en ustedes contemplamos
la belleza de la comunión
en el verdadero amor;
a ustedes le encomendamos todas nuestras familias,
para que se renueven en ellas las maravillas de la gracia.