¡Bienvenidos a la Parroquia de la Inmaculada. Recursos, dinámicas... Noticias sobre la Parroquia... Avisos parroquiales... Todo para la Liturgia del Domingo... ¡¡Busca tu grupo!! ¡Acércate e informáte!!

¡¡Avisos importantes!!

22 octubre 2016

Liturgia, 22 octubre


Resultado de imagen de evangelio
CONSTRUYENDO COMUNIDAD 
(Ef 4,7-16; Lc 13,1-9)

Introducción
La primera lectura de la carta a los Efesios nos dice hoy que se nos dieron los dones a todos y a cada uno de nosotros para edificar el cuerpo de Cristo. Construir comunidad es nuestra tarea, y cada uno es importante, aun cuando el papel de uno parezca secundario o de poca monta. Cada miembro añade su propia fuerza. ¿O acaso nosotros, como junturas mal ensambladas, contribuimos a la debilidad del todo?    
Evangelio. Somos pecadores, merecedores de castigo. Pero Dios es un Dios paciente, dispuesto a dar nuevas oportunidades.

Oración Colecta

Señor Dios nuestro:
Es alentador para nosotros oír que, 
seamos o no conocidos e influyentes en este mundo,
tanto si nuestros talentos son muchos como si son pocos,
todos somos importantes para ti
y tú nos necesitas para construir el cuerpo de tu Hijo.
Gracias por esta confianza que nos das,
y haznos capaces de construir unidad y comunidad
por medio de las gracias y dones
con las que tú nos enriqueces
por medio de Jesucristo nuestro Señor.


Intenciones

  • Para que nuestras comunidades locales sean profundamente conscientes de que están unidas en fe y amor, en esperanza y servicio, con el papa y con la Iglesia Universal, roguemos al Señor.
  • Para que en nuestra Iglesia y en nuestras comunidades nos aceptemos unos a otros, en toda nuestra diversidad, como el único Pueblo de Dios, roguemos al Señor
  • Para que cada uno de nosotros, en su lugar y con su propia misión, sea profundamente consciente  de que cada uno es aceptado y requerido para el bien de todo el cuerpo de Cristo, roguemos al Señor.
Oración sobre las Ofrendas
Señor Dios nuestro:
Esta nuestra comunidad te ofrece
en este pan y este vino
su deseo de ser una.
Que este banquete eucarístico nos una todavía más
y nos haga el signo visible 
de la unidad a la que tú llamas a todo tu pueblo
bajo la única cabeza en el cuerpo único
de Jesucristo nuestro Señor.


Oración después de la Comunión

Señor Dios nuestro:
Es hermoso estar aquí unidos 
por encima de nuestras diferencias
con una sola fe y un solo amor 
junto a Jesús tu Hijo.
Que la variedad de nuestros talentos
de mente y corazón,
de nuestras inclinaciones y funciones, 
e incluso de nuestras deficiencias,
contribuya al crecimiento en amor
del cuerpo de Jesucristo nuestro Señor.


Bendición
    Hermanos: Como los miembros de un cuerpo, tenemos que trabajar linda y generosamente todos juntos para edificar el cuerpo de la Iglesia. Si  dejamos de hacer esto, la Iglesia se desploma. Pero trabajando juntos podemos edificar una Iglesia fuerte y robusta, en la que Cristo realmente vive.
Que la bendición de Dios todopoderoso, Padre, Hijo y Espíritu Santo descienda sobre ustedes.