¡Bienvenidos a la Parroquia de la Inmaculada. Recursos, dinámicas... Noticias sobre la Parroquia... Avisos parroquiales... Todo para la Liturgia del Domingo... ¡¡Busca tu grupo!! ¡Acércate e informáte!!

21 septiembre 2016

Domingo 25 septiembre: Misa familiar 2


Resultado de imagen de misa de familia

Prepara: Javier Leoz

*Idea: el bienestar material nos puede ocultar el rostro de Dios

*Objetivo: nunca, la riqueza, puede posicionarse por encima del valor supremo de Dios
1. MONICIÓN DE ENTRADA

Muy buenos días a todos. ¡Sed bienvenidos a la mesa del Señor! Cada Eucaristía, por si lo olvidamos, es un aperitivo de lo que nos espera en el cielo.

El Día del Señor pone en el horizonte de nuestra vida, de cada semana a DIOS. ¿Seremos capaces de no dejarlo arrinconado el resto de los días?

Os invitamos, además, a que dejemos todas nuestras preocupaciones en la calle. Ahora brindemos esta escasa media hora al Señor. Un Señor que nos da el tiempo, la riqueza, la sabiduría y los medios materiales para vivir en la tierra.

Iniciamos esta celebración cantando.


(Se puede traer un cartel donde ponga: “Señor; Tú eres nuestra riqueza”)

2. PENITENCIAL

2.1. Por buscar con más interés lo que produce gozo y placer. Señor ten piedad (se puede enseñar una cartulina con diferentes anuncios)

2.2. Por olvidar las necesidades de los demás. Cristo ten piedad (se puede mostrar el rostro de un pobre)

2.3. Por ser egoístas y despreocuparnos de crecer en el conocimiento de Jesús. Señor ten piedad (se puede presentar un interrogante ¿Dios?)

3. MONICIÓN A LAS LECTURAS

Al escuchar las lecturas de este domingo sería bueno que recordásemos algunas cosas:

Primero: Quien vive de espaldas a Dios, puede llegar a olvidar a todos los que le rodean

Segundo: La caridad, el ser desprendidos, es una bandera de los que pertenecemos al grupo de Jesús

Tercero: La riqueza bien empleada es buena. Pero cuando nos centramos sólo en ella, puede llevarnos a un olvido de Dios.

Escuchemos atentamente.

4. ORACIÓN DE LOS FIELES

4.1. Por la Iglesia. Para que a pesar de las dificultades para hacer presente a Cristo en los corazones de los hombres, no se canse nunca de insistir y de llamar al encuentro con Dios. Roguemos al Señor.

4.2. Por todos los políticos; para que dejen a un lado sus diferencias y trabajen por fomentar una justa distribución de la riqueza en el mundo. Roguemos al Señor.

4.3. Por todos los que estamos en esta Eucaristía. Para que nos quitemos el barro que nos impide ver a Dios en medio de nosotros. Para que el afán de tener no sea más grande que el de creer. Roguemos al Señor.

4.4. Por todos los niños y jóvenes; para que no se dejen engañar por los falsos anuncios que nos dicen que en el mundo sólo vale y existe o que se ve y se toca. Roguemos al Señor.

5. OFRENDAS

5.1. Con estas manos abiertas queremos expresar, Señor, nuestro deseo de poner al servicio de los demás parte de lo que somos y tenemos. (Unas manos abiertas)

5.2. Con estos ladrillos queremos simbolizar el obstáculo que nos trae el acaparar y el poner la atención en el dinero. Que la FE nos ayude a romper con todo aquello que nos aleja de Dios.

5.3. Con el pan y el vino, esfuerzo y conquista de toda la semana, llevamos hasta el altar nuestro deseo de querer alimentar nuestra vida con la presencia de Jesús muerto y resucitado.

6. ORACIÓN FINAL

Si me intereso sólo por las cosas,

que no me olvide de Ti, Señor

Si me olvido de los demás,

ablanda mi corazón, Señor

Si no miro al cielo,

háblame para que levante mis ojos

Si doy la espalda a la tierra,

grítame desde el rostro de las personas

Si sólo confío en el dinero

recuérdame que en el cielo no sirve de nada

Si doy migajas de mi fortuna

dame una mano más generosa

Amén.