¡Bienvenidos a la Parroquia de la Inmaculada. Recursos, dinámicas... Noticias sobre la Parroquia... Avisos parroquiales... Todo para la Liturgia del Domingo... ¡¡Busca tu grupo!! ¡Acércate e informáte!!

¡¡Avisos importantes!!

15 septiembre 2016

Domingo 18 septiembre: ¿Qué me quiere decir hoy Jesús?

Resultado de imagen de ¿Qué me quiere decir hoy Jesús?
Una vez más Jesús habla a sus discípulos con una parábola, y una vez más, es para explicarles cómo debe ser usado el dinero. La parábola del administrador deshonesto no la usó Jesús para alabar las malas acciones del administrador, sino para hacernos ver que, gracias a su astucia, usó el dinero para hacer el bien y rescatar su salvación. Para Jesús, el dinero debe verse como lo que es: un medio para servir a los hombres, y con ellos, a Dios.
El dinero (y todo lo que con él se compra), no es ni malo ni bueno. Es un medio que Dios nos da para administrar, y que lo podemos usar para hacer el bien o para hacer el mal. Y se usa para hacer el mal cuando nos llega a importar tanto que se convierte en nuestro dios. Es decir, que estamos dispuestos a todo con tal de obtenerlo: a robar; a engañar; a ofender; a abusar de los demás…

Cristo nos dice que el dinero (y todo lo que con él se compra), es para compartirlo y hacer el bien a los demás. Y se usa así, cuando amamos a Dios y a los hombres más que al mismo dinero.
Cuando el dinero se usa como lo que es: un medio para compartir, ayudar, desarrollar, estamos siendo “fieles administradores”. Entonces Dios no sólo pondrá a nuestro cargo bienes materiales para administrar, sino dones mucho más importantes como su Espíritu Santo que nos ayuda a buscar y hacer el bien.
El dinero como todo lo material, dejará de sernos útil cuando muramos, pero nuestras buenas acciones, serán la clave que nos abra la puerta del Cielo.
¿Cuándo he dejado que mi gusto por las cosas materiales me dominen y me conviertan en su esclavo?
¿Cómo puedo compartir lo que Dios me ha dado a administrar?