¡¡LLEGA EL ADVIENTO!! YA TENÉIS A VUESTRA DISPOSICIÓN MUCHOS RECURSOS EN NUESTRO BLOG

19 agosto 2016

Involucrar a los padres en la catequesis


Resultado de imagen de Involucrar a los padres en la catequesis

Por: Maria Luisa Robles | Fuente: Catholic
Es tarea difícil. Todos tienen muchas obligaciones niños y padres, las actividades extraescolares de los niños y el trabajo de los padres dejan poco tiempo a la familia para involucrarse en nada más.
Bien es cierto que hay algunos trucos que les motivan.
El más importante es conseguir que los niños vayan a gusto. Son los primeros que consiguen ilusionarse por la catequesis , aprenden y a la vez se divierten.
El catequista debe de conseguir un ambiente alegre, divertido y distendido. No pueden faltar las bromas y el buen humor.

Si tenemos la suerte de tener un sitio donde puedan compartir un rato de juegos a la salida de la clase,  invitará a los niños a conocerse y a los padres a relacionarse.

Haremos una merienda, o desayuno, al  trimestre. Asistirán los padres y hermanos que puedan. Cada uno traerá algo para compartir. Podemos aprender a hacer tartas, las adornaremos con golosinas, es una buena forma de atraer adeptos a las meriendas. Es el  momento de aprovechar para comentar, siempre el aspecto positivo, algunas observaciones que hemos apreciado en sus hijos sin olvidar nunca informarles de las cosas buenas que hacen.
Los padres reconocen en nosotros el amor a los niños. Saben si los tratamos como si fuesen únicos y no un número en nuestra clase y ello les anima a participar.
Si observamos alguna carencia de aprendizaje, les podemos enviar por correo electrónico el tema para que pueda leerlo tranquilamente en casa con sus padres. Nunca a modo de castigo o repaso, más bien para que lo entienda mejor y con más tiempo.
Estaremos siempre dispuestos a comunicarnos con los padres. Si alguno enferma estaremos al tanto para conocer su evolución.
En las reuniones dejaremos muy claro que nos importan los niños no sólo  que aprendan de memoria una serie interminables  de conceptos.
Tendremos siempre en cuenta que , como dice el escritor." Dios escribe derecho sobre renglones torcidos". Es decir si nos equivocamos pero nuestro principal objetivo es educar a los niños y ayudar a los padres en ello, el éxito estará asegurado.