¡¡LLEGA EL ADVIENTO!! YA TENÉIS A VUESTRA DISPOSICIÓN MUCHOS RECURSOS EN NUESTRO BLOG

18 agosto 2016

Domingo 21 agosto: Misa con jóvenes


Resultado de imagen de misa con jóvenes

Domingo 21° durante el año – (21 de agosto de 2016)


1- Entrada:

Vivimos en un mundo globalizado pero dividido. Y, sin embargo, el Señor quiere reunir a todos los pueblos para ofrecerles la salvación. Celebremos con gozo nuestra fe y pidamos por los que sufren y mueren por ella. Nos ponemos de pie y cantamos para recibir al padre.

2- Liturgia de la Palabra:

El Evangelio de la salvación debe ser anunciado a todos los pueblos de la tierra. Nosotros que ya lo conocemos, debemos vivir de acuerdo a él. ¿Estamos dispuestos?


3- Oración de los fieles:

Para entrar por la puerta estrecha necesitamos de la ayuda de Dios. Por eso, recemos juntos diciendo: Jesús, que todos los hombres se salven.

-      Por el Papa Francisco y todos los pastores de la Iglesia, para que sepan guiarnos por el camino de la salvación fortaleciéndonos cuando nos desalentamos o desviamos.
-      Por los pueblos del mundo, para que las religiones no sean motivo de fanatismos, luchas y muertes, sino por el contrario, edifiquen un mundo mejor.
-      Por los catequistas en su día, para que sigan enseñando la Buena Nueva de Jesús y la ratifiquen con su vida.
-      Por todos los niños, para que al celebrar hoy su día, reciban junto con algún regalo, todo el amor que merecen y necesitan para crecer como buenas personas.
-      Por los niños de la Infancia Misionera, que celebran su jornada nacional, para que con la sencillez de su edad anuncien alegremente a Jesús.

4- Ofrendas:

Con corazón puro y generoso, llevemos al altar nuestras ofrendas mientras cantamos juntos.

5- Comunión:

¡Nosotros somos de los que hemos comido y bebido con el Señor! Para que esto no sea un reproche sino una bendición, vayamos a comulgar con el compromiso de esforzarnos por vivir el Evangelio. Acerquémonos cantando.

 

6- Despedida:

La Misa termina, nos espera la vida cotidiana. Allí debemos vivir y anunciar a los demás la salvación que Jesús trajo para todos. Vayámonos cantando.