Formación catequistas El Rincón del Catequista
COMIENZAN LAS INSCRIPCIONES A LA CATEQUESIS FAMILIAR, POS-COMUNIÓN, CONFIRMACIÓN Y GRUPOS JUVENILES ASÍS. DEL 13 AL 20 DE SEPTIEMBRE. ¡¡ANÍMATE!! ¡¡TE ESPERAMOS!! ESCRÍBENOS: inmaculadafranciscanos@gmail.com
gadgets para blogger

23 septiembre 2014

Guión Litúrgico 2. Domingo 28 septiembre

DOMINGO 28 DE SETIEMBRE DE 2014
DOMINGO XXVI DURANTE EL AÑO

PREPARACIÓN: 
Antes de la salida del celebrante

Sabemos que el amor de Dios sobrepasa todo lo que podemos imaginar. Esta es nuestra fe, nuestra esperanza que nos reúne para celebrar la Eucaristía. El Señor está presente en nuestra vida, viene siempre a enriquecer nuestra pobreza, ya que Él no quiere la muerte del pecador, sino que se convierta y viva. Celebramos hoy el domingo vigésimo sexto del tiempo ordinario.

AMBIENTACIÓN: 
Luego del saludo inicial y antes del acto penitencial

Dios hoy nos manifiesta que Él no toma en cuenta nuestro pasado de pecado, ya que Él tiene en cuenta el propósito de una vida nueva en Cristo. Él nos pide hoy un compromiso de seguir a Cristo a toda hora y en todas partes, no quedándonos en palabras, en promesas, sino ser fieles a ese compromiso asumido, ya que ser cristiano significa comprometerse realmente con Cristo.


1ª. LECTURA:  (Ez 18, 25-28)     (Ver texto)

En esta profecía vemos claramente la llamada de Dios a la conversión: la exhortación a apartarse de las faltas para ser salvado.

SALMO RESP.:      (24, 4-9)    (Ver texto)

                    R.     Acuérdate, Señor, de tu compasión.

2ª. LECTURA:     (Flp 2, 1-11)     (Ver texto)

El Apóstol sigue insistiendo en que debemos tener una íntima comunión con Cristo, los que nos llevará a tener en nosotros mismos, los sentimientos del Señor Jesús.

EVANGELIO:    (Mt 21, 28,32)    (Ver texto)

En el Evangelio de hoy, el mismo Jesús nos exhorta a convertirnos y adecuar nuestra vida a lo que creemos.

ORACIÓN DE LOS FIELES:

CELEBRANTE:

Queridos hermanos y hermanas, unámonos a la plegaria que haremos por todos los hombres, ya que todos somos necesitados de la gracia de Dios.

GUÍA:  A cada una de las peticiones responderemos orando:

"TE LO PEDIMOS, SEÑOR"

v Por la Santa Iglesia, el Papa Francisco, para que por su permanente testimonio se incremente nuestro compromiso en cumplir tu voluntad y no solamente de rellenar un expediente de pertenencia a la Iglesia, oremos…

v Por nuestro Obispo y nuestros sacerdotes, para que junto a ellos construyamos una Iglesia diocesana en la que sepamos muy bien en lo que creemos y en lo que celebramos, recorriendo el camino hacia tí, oremos…

v Por nuestra patria, para que gobernantes y gobernados, busquemos por sobre todas las cosas, lo que realmente nos une, no lo que nos separa, oremos…

v Por todos los que sufren, los que están solos, abandonados, injustamente marginados, para que por nuestra caridad fraterna renazca en ellos la esperanza, oremos…

v Por nuestra comunidad, para que cumpliendo tu voluntad con prontitud y alegría, y reflexionando con los mensajes que hoy nos da la Escritura, no aceptemos que la soberbia quiebre nuestro camino de Amor a Dios y a los hermanos, oremos…

CELEBRANTE:

Padre, escucha nuestras plegarias y envíanos tu Espíritu para que nos ayude a ser siempre fieles a tu voluntad, para poder así, alcanzar un día la gloria de tu Reino. Te lo pedimos por Cristo, nuestro Señor.

PRESENTACIÓN DE LAS OFRENDAS:

Debemos estar dispuestos a cumplir siempre con lo que Dios quiera pedirnos; este propósito presentémoslo sobre el altar, junto con las ofrendas del pan y del vino.

Al término del “Lavatorio de Manos” y cuando el celebrante vuelve al centro del altar y antes de la oración siguiente, se hace poner de pie a la asamblea

DIÁLOGO DEL PREFACIO:
Al iniciarse el Prefacio (antes de "El Señor esté con vosotros")

A pesar de nuestras constantes infidelidades, Dios nos ofrece la salvación, que debemos vivirla y anunciarla. Por eso, con alegría, démosle gracias, en comunión con Cristo y con su Espíritu.

COMUNIÓN:

Jesucristo está presente entre nosotros de una manera especialmente viva por medio de la comunión, y que hemos de hacer llegar a todos los hombres mediante signos concretos de amor. Y esta presencia será definitiva con el retorno del Señor.

DESPEDIDA:

Nos retiramos con el convencimiento de que Dios sabe esperar nuestro Sí, que no se escandaliza de nuestras debilidades, pecados y rebeldías y respetando nuestra libertad, prefiere un Sí libre y de hijo, aunque dilatado; que un Sí pronto y diligente, pero servil y farisaico.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu comentario