¡Bienvenidos a la Parroquia de la Inmaculada. Recursos, dinámicas... Noticias sobre la Parroquia... Avisos parroquiales... Todo para la Liturgia del Domingo... ¡¡Busca tu grupo!! ¡Acércate e informáte!!

¡¡Avisos importantes!!

11 agosto 2017

“Mándame ir hacia ti andando sobre el agua”

Resultado de imagen de Mateo 14, 22-33
Después obligó a los discípulos a que se embarcaran y se le adelantaran rumbo a la otra orilla, mientras él despedía a la gente. Y una vez que la despidió, subió al monte, a solas, para orar; al caer la tarde, estaba solo allí. Mientras, la barca se hallaba ya en medio del lago, batida por las olas, porque el viento era contrario. Hacia las tres de la madrugada se dirigió a ellos andando sobre el lago. Los discípulos, al verlo caminar sobre el lago, se asustaron y decían: «¡Es un fantasma!», y se pusieron a gritar llenos de miedo. Jesús les dijo: «Tranquilizaos. Soy yo, no tengáis miedo». Pedro le respondió: «Señor, si eres tú, mándame ir a ti sobre las aguas». Él dijo: «Ven». Pedro saltó de la barca y fue hacia Jesús andando sobre las aguas. Pero, al ver la fuerza del viento, se asustó y, como empezaba a hundirse, gritó: «¡Sálvame, Señor!». Jesús le tendió la mano, lo agarró y le dijo: «Hombre de poca fe, ¿por qué has dudado?». Cuando subieron a la barca, el viento se calmó. Y los que estaban en ella se postraron ante él, diciendo: «Verdaderamente tú eres el hijo de Dios».
Mateo 14, 22-33

Comentario del Evangelio
No es ni será la primera vez que Jesús nos dice que no tengamos miedo. No es que no quiera que nos demos cuenta que hay cosas que son peligrosas, pero no quiere que vivamos temiendo por ser cristianos. Quiere que semaos valientes, pero no que seamos temerarios.

Y Pedro es capaz de caminar sobre las aguas porque confía en Jesús por completo. Sólo cuando duda sobre su fe, es cuando las cosas empiezan a ir mal y se hunde. A nosotros nos pasa lo mismo. Si nuestra fe es fuerte, si creemos en Jesús de verdad, todo es posible. El miedo, la falta de fe, es el camino más rápido para que las cosas se tuerzan.

Para hacer vida el Evangelio
  • ¿Eres una persona que confía en Jesús por completo? Escribe una situación de tu vida en la que hayas confiado plenamente en Jesús.
  • ¿Qué supone tener confianza absoluta en Jesús? ¿Tenemos los cristianos miedo hoy en día? ¿nos da vergüenza o algo de miedo que se sepa que somos cristianos.
  • Escribe un compromiso que te ayude a mostrar sin complejos que eres una persona que ha decidido confiar en Jesús.

Oración
Tú, Señor Jesús, a Pedro que tiene miedo
y te pide ayuda le dices:
¡Qué poca fe! ¿Por qué has dudado?
Seguro que también me, (nos)
lo estás diciendo con frecuencia.
No te canses, Señor, de nuestras dudas.
No hagas oídos sordos a nuestras peticiones de ayuda.
Ten paciencia con nosotros.
Muchas veces te pediremos
ante la enfermedad,
ante una desunión, ante una infidelidad,
ante una ofensa, ante una responsabilidad:
Señor, sálvame, ayúdame”.
Para concluir, todo el grupo, toda la comunidad proclama su fe en tu persona: “Realmente eres Hijo de Dios”.
Nosotros también nos unimos
a ese acto de fe.
Realmente Tú eres nuestra Luz.