¡Bienvenidos a la Parroquia de la Inmaculada. Recursos, dinámicas... Noticias sobre la Parroquia... Avisos parroquiales... Todo para la Liturgia del Domingo... ¡¡Busca tu grupo!! ¡Acércate e informáte!!

03 agosto 2017

Éste es mi hijo, el amado, mi predilecto. Escuchadlo

Resultado de imagen de Éste es mi hijo, el amado, mi predilecto. Escuchadlo
En aquel tiempo, Jesús tomó consigo a Pedro, a Santiago y a su hermano Juan y se los llevó aparte a una montaña alta. Se transfiguró delante de ellos, y su rostro resplandecía como el sol, y sus vestidos se volvieron blancos como la luz. Y se les aparecieron Moisés y Elías conversando con él. Pedro, entonces, tomó la palabra y dijo a Jesús: «Señor, ¡qué bien se está aquí! Si quieres, haré tres tiendas: una para ti, otra para Moisés y otra para Elías.»
Todavía estaba hablando cuando una nube luminosa los cubrió con su sombra, y una voz desde la nube decía: «Éste es mi Hijo, el amado, mi predilecto. Escuchadlo.»
Al oírlo, los discípulos cayeron de bruces, llenos de espanto. Jesús se acercó y, tocándolos, les dijo: «Levantaos, no temáis.»
Al alzar los ojos, no vieron a nadie más que a Jesús, solo.
“Este es mi HIjo Amado”
Cuando bajaban de la montaña, Jesús les mandó: «No contéis a nadie la visión hasta que el Hijo del hombre resucite de entre los muertos.»
Mateo 17, 1-19

Comentario del Evangelio
Hoy hay dos cosas que es importante destacar de este pasaje del Evangelio de San Mateo. La primera de ellas es que los discípulos se encuentran tan bien en la montaña a la que Jesús les ha llevado que quieren quedarse allí para siempre. Es una tentación: huir de la realidad y aislarse de los problemas. Pero Jesús baja con ellos de la montaña, Jesús les hace bajar a la realidad. Y la segunda y más importante: Dios expresa el amor que tiene por su Hijo. Es un momento muy bonito, muy emocionante. Los discípulos ven el amor de Dios por su Hijo. No sólo se pueden dar cuenta que verdaderamente Jesús es Hijo de Dios, sino que su Padre le quiere mucho, como nosotros debemos querer a nuestros padres.

Para hacer vida el Evangelio
Seguro que tu quieres muchísimo a tus padres. Escribe algo que hayas hecho por amor a tus padres.
¿Por qué es importante para los cristianos que Dios ama a su Hijo? ¿Cómo debemos ser los cristianos con nuestros padres? ¿Y con Dios, nuestro Padre?
Escribe un compromiso que puedas hacer para poner en práctica el amor que tienes por tus padres.

Oración
El Señor reina, la tierra goza,
se alegran las islas innumerables.
Tiniebla y nube lo rodean,
justicia y derecho sostienen su trono.
Los montes se derriten como cera
ante el dueño de toda la tierra;

los cielos pregonan su justicia,
y todos los pueblos contemplan su gloria.
Porque tú eres, Señor, altísimo sobre toda la tierra,
encumbrado sobre todos los dioses.