17 junio 2017

Jesús carpintero


Jesús, el carpintero,
gusta de poner mesas en el corazón de cada pueblo.
Él ayuda a sentarse, ofrece la copa de vino y parte, amoroso, los panes.
Quien se sienta a la mesa de Cristo aprende a ser carpintero.
Quien come el pan de Cristo aprende a ser panadero.
Y el que bebe de su copa será viñador experto;
no faltarán los racimos y frutos de sabor de cielo,
anticipo del banquete del Reino.