30 abril 2017

Recursos Mes de María 3: ¡Ponte en camino! de J. M. de Palazuelo

Resultado de imagen de virgen maría dibujo
María de Nazaret, compañera de camino
¿Quién soy yo para que me visite la madre de mi Señor? (Lc 1, 43)
María de Nazaret, compañera de camino,
hoy, al igual que ayer y con toda probabilidad mañana,
me ha llegado la Buena Noticia…
¡Dios me ha elegido, me ha nombrado su hijo predilecto!
¿Por qué seguir callando las proezas que hace en mí?

María de Nazaret, compañera de camino,
de Nazaret a Ain Karim y de mi casa al colegio,
de mi parroquia al hospital y de mi trabajo a la zona de copas…
¡Tú me coges de la mano y me tocas el corazón!
¿Por qué seguir viviendo nuestra amistad en secreto?

María de Nazaret, compañera de camino,
hoy, al igual que ayer y con toda probabilidad mañana,
un hermano aporrea las puertas de mi corazón
y en las cunetas de la soledad y el desprecio me espera…
¿Por qué seguir anestesiando mi conciencia “cumplimentera”?

María de Nazaret, compañera de camino,
ni tus padres, ni tu prometido, ni tus vecinos…
nadie entendió tu decisión de ponerte en camino,
y es que todo lo que viene de Dios es locura para los hombres…
¿Por qué seguir anclado en mi ego, acurrucado en mi ombligo?
María de Nazaret, compañera de camino,
enséñame a tener la maleta hecha y el corazón dispuesto,
ayúdame a dar el primer paso pues es siempre el más difícil…
María de Nazaret, madre, amiga, maestra…
¿Por qué seguir rechazando tu presencia en mi vida?

María de Nazaret, compañera de camino,
dichosa tú por haber creído, por ponerte en camino,
por visitarme todos los días, a todas las horas…
Dichoso yo, feliz, radiante, si soy capaz de visitarte
en tus hijos más débiles, en mis hermanos más necesitados.
J. M. de Palazuelo