¡Bienvenidos a la Parroquia de la Inmaculada. Recursos, dinámicas... Noticias sobre la Parroquia... Avisos parroquiales... Todo para la Liturgia del Domingo... ¡¡Busca tu grupo!! ¡Acércate e informáte!!

16 marzo 2017

Érase una vez...La niña hada


Resultado de imagen de érase una vez

Había una vez una hermosa hada, la verdad es que era tan especial que las otras hadas la humillaban por ello, todo el tiempo la rechazaban, decían que no era una hada de verdad, que era muy fea.  Un día hasta la convirtieron en un sapo verde. Ese día las hadas volvieron a convertir a Griselda en una hada, y ya no le veían la gracia a la broma que le habían hecho. Griselda terminó hecha pedazos, llorando en el árbol donde vivía, mientras lloraba sentía como si corazón estaba destrozado, lloraba y lloraba hasta que se quedó dormida.


A la mañana siguiente, cuando Griselda despertó, ella no quería salir de ese árbol donde vivía, aquel en el que podía estar sola, aquel en el que nadie la criticaba, solo quedaba Griselda con ella misma, sin embargo lo hizo, salió al mundo real pero… volvió a ser humillada y volvió a salir llorando, solo que esta vez no fue a ningún árbol, siguió volando hasta que llegó a un pueblo mágico, llamado Nah, donde vivían dioses, de esos que con solo un pedazo de tu corazón, podían hacer que todo ocurriera, era una sensación indescriptible la que se podía llegar a sentir con solo entregar un pedazo de tu corazón. Griselda lo intentó y lo intentó muchas veces nunca se rindió hasta que un día supo que era verdad todo lo que decían, con solo un pedazo de su corazón Griselda había logrado ser auténtica y nunca más se volvió a sentir menos que las otras hadas. Además, siempre la respetaron tal y como era.
Colorín colorado, este cuento se ha acabado.
FIN
– Moraleja del cuento:
“Por nada del mundo debes dejar que la vida te derrote, siempre hay una salida para todo problema”.
“Nunca debes dejar que las personas te digan quién eres y quién no eres, eso solo tú lo sabes”.

– Valores del cuento: Fortaleza. Fe