¡¡FIESTA DE LA CONFIRMACIÓN!! DOMINGO 19 DE NOVIEMBRE A LAS 10,30 HORAS. ¡¡FIESTA DE LA CONFIRMACIÓN!! DOMINGO 19 DE NOVIEMBRE A LAS 10,30 HORAS.

15 marzo 2017

Don Ricardo, reelegido presidente de la CEE

Comparecencia
(Fuente archivalladolid)
Don Ricardo Blázquez, Cardenal arzobispo de Valladolid, ha sido reelegido presidente de la Conferencia Episcopal Española (CEE) en la primera votación, para un segundo trienio consecutivo. La votación ha tenido lugar en el segundo día de la 109º Asamblea Plenaria que se reúne en Madrid durante esta semana. Se han emitido 78 votos y el resultado de la votación ha sido: cardenal Ricardo Blázquez con 52 votos.
La elección ha tenido lugar durante el desarrollo de la 109º Asamblea Plenaria de los obispos españoles, que se celebra en Madrid del 13 al 17 de marzo de 2017. Durante estos días se elegirán los siguientes cargos: presidente, vicepresidente, miembros del Comité Ejecutivo, los catorce presidentes de las Comisiones Episcopales, los tres presidentes de las Subcomisiones Episcopales; el presidente de la Junta Episcopal de Asuntos Jurídicos; y los tres miembros del Consejo de Economía.
En el saludo de Mons. Renzo Fratini, nuncio apostólico en España, a la 109º Asamblea Plenaria de la Conferencia Episcopal Española, destacó su deseo de que "unidad entre todos los miembros de este episcopado; especialmente en esta hora. Es necesario para el desarrollo de la tarea evangelizadora cuyos frutos espirituales vivifican también la cohesión de la vida de una sociedad digna del hombre para la gloria de Dios".


En el discurso que abrió la asamblea plenaria, don Ricardo Blázquez reconoció que el carácter de esta asamblea "nos ofrece la oportunidad de mirar hacia atrás y hacia adelante, al camino recorrido en los tres últimos años y al futuro que se abre con el nuevo trienio. Ejercitamos la memoria y alentamos la esperanza. Continuamos la historia de la Conferencia Episcopal que comenzó hace cincuenta años y confiamos, apoyados en la fe y la esperanza, en que la providencia de Dios continuará guiándonos en el camino, con sus fases de luz y penumbra".

Además, recordó tres criterios éticos sobre realidades básicas en nuestra coyuntura histórica delicada y decisiva: es fundamental respetar la dignidad de la persona; la Iglesia es servidora de los pobres; y es necesario en España un Pacto de Estado sobre la educación.

Concluyó su discurso poniendo el acento en dos tareas fundamentales que la Iglesia española debe realizar en los próximos años: garantizar una adecuada formación sacerdotal e impulsar la pastoral juvenil.