¡¡LLEGA EL ADVIENTO!! YA TENÉIS A VUESTRA DISPOSICIÓN MUCHOS RECURSOS EN NUESTRO BLOG

14 diciembre 2016

IV Domingo de Adviento: Nómadas del futuro

Resultado de imagen de «LA VIRGEN CONCEBIRA Y DARA A LUZ UN HIJO»
“NÓMADAS DEL FUTURO”
1.- Sentido de las huellas
Al llegar el final del Adviento, el camino queda abierto. Seguimos siendo nómadas, caminantes, peregrinos de la vida y del futuro. Pero no podemos desanimarnos a pesar de todas las dificultades, de todas las contradicciones y perplejidades. El camino no está hecho: se rotura. Y hemos de saber y comprender que no vamos solos: Dios –Emmanuel- nos acompaña también como le acompañó a José ante la perplejidad de una novia-madre. El ángel de Dios, el mensajero, le ayudó a comprender la inexplicable presencia de Dios en su vida (Evangelio), algo parecido a lo que le ocurrió a Acaz (1ª lectura). La compañía de Dios es el deseo que Pablo tiene para los cristianos de Roma (2ª lectura) y para todos nosotros. Por eso, este último domingo de Adviento, nos abrimos a la inesperada presencia de Dios en la Navidad de nuestras vidas.
2. La canción:
“Caminos”, del grupo “Siembra”, que puede encontrarse enhttp://www.youtube.com/watch?v=7Fz4qBNyLoc.
Este domingo ponemos el acento en “nuestro Dios va con su pueblo”:
CAMINAMOS, COMPAÑERO, POR LA TIERRA QUE TENEMOS.CAMINAMOS, COMPAÑERA, NUESTRO DIOS VA CON SU PUEBLO.CAMINAMOS, COMPAÑERO, CONSTRUYENDO VIDA NUEVA.
CAMINAMOS, COMPAÑERA, NUESTRO DIOS VA EN TU MIRADA.

3. Huellas y símbolo
Ponemos las cuartas huellas en el pasillo central, en el suelo, o en el mural delante de toda la asamblea. Hasta aquí hemos construido un camino que ahora se abre en perspectiva de futuro (Navidad).. Pero no vamos solos: “nuestro Dios va con su pueblo”, dice la canción. De ahí ese pequeño símbolo de un cayado, que nos recuerda al pastor que va delante del rebaño.
Hemos llegado al nal de nuestro camino de Adviento. Ahora, esperamos la respuesta de nuestro Dios –nuestro futuro-, que camina con nuestro caminar de “nómadas”, nuestro camino personal y nuestro camino colectivo, de Iglesia, un pueblo en marcha.
4. Una frase y una actitud:
Frase: DIOS NOS ACOMPAÑA
Es la frase que escribiremos en la huella que repartiremos a toda la asamblea, como cada domingo, al acabar la Eucaristía: puede ser en alguno de los momentos procesionales, como la comunión, o bien en el momento del envío, al acabar la eucaristía, tal vez con un pequeño comentario o monición que acompañe ese símbolo.
Actitud: CONFIAR
Tal vez por el otro lado de la huella del zapato que entregamos, podemos tener escrita en él esta actitud correspondiente para este domingo. Lo recordaremos esta semana y construiremos en casa nuestro propio mural de “nómadas del futuro”.
5. La Corona de Adviento
VIGILANTES ENCENDEMOS
LA CORONA DEL ADVIENTO.
EN LOS CIRIOS OFRECEMOS
CUATRO ETAPAS DE UN ENCUENTRO.
Cuatro cirios encendidos
ya en la cumbre del Adviento
Todo es gracia, luz y fuego
en la hora del encuentro.
Alegraos, hombres nuevos;
sed testigos de Evangelio.

Id al mundo, mensajeros,
luz en medio de los pueblos.
Cuatro cirios cual luceros
que jalonan el Adviento.
Expectantes, son anhelos

con sus llamas contra el viento.
Al acabar el tiempo del Adviento
encendemos, Señor, esta última vela.
Seguimos siendo caminantes

y lo seremos siempre.
Pero estamos abiertos a la esperanza,
seguros en el camino que vamos roturando,
porque Tú vas con nosotros

y te seguimos esperando
porque Tú vienes siempre, Señor,
Tú vienes siempre.
¡Ven, Señor Jesús!
6. Una oración:
TABOR DE CADA DÍA
Cuando te has olvidado de ti mismo,
cuando te has agotado en el servicio a los últimos,
cuando has vencido la tentación de cualquier apego,
cuando has aceptado el sufrimiento como compañero,
cuando has sabido perder,

cuando ya no pretendes ganar,
cuando has compartido lo que tú necesitabas,
cuando te has arriesgado por el pobre,
cuando has enjugado las lágrimas del inocente,
cuando has rescatado a alguien de su infierno,
cuando te has introducido en el corazón del mundo,
cuando has puesto tu voluntad en las manos de Dios,
cuando te has purificado de tu orgullo,
cuando te has vaciado de tanto acopio superfluo,
cuando te sientes herido …
brilla en ti, gratis, la luz de Dios,sientes su presencia irradiando frescura primaveral,
y su perfume te envuelve y reanima.
Ya no necesitas otros tesoros.
Dios te acompaña,
te habla,te protege.
Te sientes esponjado en un mar de dicha.
Y si no estás en las nubes,
es un Tabor
que se te ofrece gratis,para que disfrutes ya lo presente
y camines firme
y sin temores.
Florentino Ulibarri
7. Canciones a pie de calle
No son canciones “litúrgicas” ni “sagradas” –o sí-, pero son canciones que canta la gente hoy en día, canciones que se “oyen” y tal vez no se “escuchan”, pero pueden ayudar a ponerle carne al tema de este domingo de Adviento. Con una adecuada monición explicativa, también puede formar parte –en un momento determinado (la homilía, un tiempo de silencio meditativo o de acción de gracias)- de la celebración. O tal vez como ambientación para el grupo que prepara la liturgia.
“Confianza” (Luz Casal): http://www.youtube.com/watch?v=a1iDbkuxFsQ
Si un día perdiera mi calma y mi paz,Tú sabrías qué hacer, cómo ayudar.
Si perdiera la fe, tendría en ti
algo en lo que creer.
Pongo mi con anza en ti.
Tú no me dejarás, nunca me traicionarás,
dos impulsos y un sólo ser.
Haciéndome pensar que puedo mantenerme en pie,
nunca perderé mi con anza en ti.

No, nunca perderé mi con anza en ti
Tu aliento me llevó al abrigo del mar,
lejos de la traición de tanta falsedad.
El tiempo inútil y gris no inyectará
nunca su veneno mortal.