¡Bienvenidos a la Parroquia de la Inmaculada. Recursos, dinámicas... Noticias sobre la Parroquia... Avisos parroquiales... Todo para la Liturgia del Domingo... ¡¡Busca tu grupo!! ¡Acércate e informáte!!

08 septiembre 2016

Domingo 11 septiembre: Misa familiar 1

Resultado de imagen de misa familiar
Prepara: Javier Leoz

1. MONICIÓN DE ENTRADA

Muy buenos días a todos. Hoy, si algo tiene esta casa de Dios, son las puertas abiertas de par en par. Todos los domingos; todos los días; en toda circunstancia y momento –el Señor- tiene sus brazos abiertos para acogernos, ayudarnos, levantarnos y –sobre todo- para que entendamos una cosa: es nuestro Padre.

Tal vez, durante la semana, hemos tenido algunos acontecimientos tristes; tal vez hemos malgastado nuestro tiempo o nuestra delicadeza. Ahora, en esta Eucaristía, el Señor nos recoge de nuevo para enviarnos, a continuación, a dar testimonio de su gran amor. ¿Seremos capaces? Iniciemos esta celebración cantando y alabando a Dios.


2. PENITENCIAL

2.1. ¿Somos conscientes de que vivimos demasiado lejos de Dios? Señor, ten piedad

2.2. ¿En qué perdemos nuestro tiempo, nuestros talentos o nuestras capacidades? Cristo, ten piedad

2.3. ¿Exigimos demasiado a los demás o al mismo Señor? Señor, ten piedad

3. MONICIÓN A LAS LECTURAS

Siempre, las lecturas de la eucaristía, nos traen un mensaje. Hoy, sobre todo, nos habla de que Jesús vino y viene para salvar a los necesitados de su amor, a los pecadores. Para ello sería bueno que pensáramos en qué y cuando estamos extraviados. Hoy, desgraciadamente, el mundo se siente “dios”, seguro de sí mismo, como si todo dependiera de él. Escuchemos con atención.

4. ORACIÓN DE LOS FIELES

4.1. Por la Iglesia. Para que sea una casa de puertas abiertas donde los hombres y mujeres puedan encontrar, vivir y celebrar a Jesús muerto y resucitado. Roguemos al Señor.

4.2. Por el Papa Francisco y los obispos, por todos los sacerdotes; para que sean un signo visible y real del amor de Dios. Roguemos al Señor.

4.3. Por todos los que se encuentran perdidos. Nos acordamos especialmente de tantos niños y jóvenes que están lejos de su hogar. Para que encuentren pronto a sus seres queridos. Roguemos al Señor.

4.4. Por el curso escolar; por todas las actividades que poco a poco vamos a desarrollar. Para que el Señor acoja nuestras inquietudes, preocupaciones y nos ponga en camino. Roguemos al Señor.

4.5. Por todos los enfermos; por los que han muerto en este verano en la carretera; por todos los que nos hablan del amor y del cariño que Jesús nos tiene. Roguemos al Señor.

5. OFRENDAS

5.1. BRÚJULA. Con esta brújula queremos decirle al Señor que nos ayude a buscar el camino que conduce hasta su casa.

5.2. Con esta palabra “AMOR” queremos simbolizar el fuego y el secreto de la casa del Señor. Que nunca nos falte su pan, su Palabra y su aliento.

5.3. Con la harina, el agua, los racimos y este molino, queremos simbolizar el esfuerzo de todos nosotros para que el Señor, a través de nuestro trabajo, se haga presente en el mundo y también por la Eucaristía en el altar.

6.- ORACIÓN FINAL: VOLVERÉ, SEÑOR, PERO EMPÚJAME

VOLVERÉ, SEÑOR, PERO EMPÚJAME

De mis miedos y temores, hacia la seguridad en tus brazos

De mis angustias y ansiedades, al descanso de tu Palabra

De mis tristezas, a la alegría de saber que estás conmigo



VOLVERÉ, SEÑOR, PERO EMPÚJAME

Porque tengo miedo de intentarlo, y quedarme a mitad del camino

Porque tengo miedo de verte, y nunca encontrarte

Porque tengo miedo de volver, y mirar hacia atrás

Porque tengo miedo de pensar, y arrepentirme



VOLVERÉ, SEÑOR, PERO EMPÚJAME

Para dar con tu casa donde siempre hay una fiesta

Para entrar en tu jardín donde siempre es primavera

Para acostarme en tu pecho en el que siempre uno se siente reconocido

Para adentrarme en tu hogar y saber que siempre hay sitio



VOLVERÉ, SEÑOR, PERO EMPÚJAME

Para que no vacile y supere mis propios errores

Para que no malgaste los muchos talentos que me regalaste

Para que no exija más de lo que pueda ofrecer

Para que regrese y sea feliz de poder de nuevo verte



VOLVERÉ, SEÑOR, PERO EMPÚJAME

Y si por lo que sea dudo, dame fortaleza para triunfar

Y si por lo que sea caigo, levántame con tu Espíritu

Y si por lo que sea digo “imposible”, toca con tu mano mi mente pesimista