¡¡LLEGA EL ADVIENTO!! YA TENÉIS A VUESTRA DISPOSICIÓN MUCHOS RECURSOS EN NUESTRO BLOG

20 agosto 2016

Papa Francisco: No nos cansemos nunca de buscar el diálogo


Resultado de imagen de papa francisco

En su mensaje a los participantes de la 37 edición del “Meeting para la amistad entre los pueblos”, que se realiza en Rimini, Italia, del 19 al 25 de agosto, el Papa Francisco alentó a nunca cansarnos de buscar el diálogo.
“Hay una palabra que no debemos nunca cansarnos de repetir y sobre todo de dar testimonio: diálogo”, indicó, en una misiva remitida al Obispo de Rímini, Mons. Francesco Lambiasi, a través del Secretario de Estado del Vaticano, Cardenal Pietro Parolin.

El encuentro en Rímini es organizado por el Movimiento Comunión y Liberación. En su inauguración participó el presidente de Italia, Sergio Matarella.
En la misiva, el Santo Padre destacó que “descubriremos que abrirnos a los otros no empobrece nuestra mirada”.
Por el contrario, obrar así “nos hace más ricos porque nos hace reconocer la verdad del otro, la importancia de su experiencia y lo que existe detrás de lo que dice, incluso cuando se esconde detrás de actitudes y elecciones que no compartimos”.
El Papa indicó que el lema del evento “Tú eres un bien para mí” es “valiente”, pues “es necesario tener coraje para afirmar esto, cuando tantos aspectos de la realidad que nos rodea nos indica lo opuesto”.
Francisco subrayó que el “verdadero encuentro” con los demás “implica la claridad de la propia identidad, pero al mismo tiempo la disponibilidad a ponerse en el lugar del otro para comprender, por debajo de la superficie, lo que agita su corazón, qué cosa busca verdaderamente”.
“De este modo puede iniciar ese diálogo que hace avanzar en el camino hacia nuevas síntesis que enriquecen a uno y al otro”, dijo.
“Este es el desafío frente al cual se encuentran todos los hombres de buena voluntad”, señaló.
El Santo Padre destacó que “muchos desequilibrios de los cuales con frecuencia nos sentimos testigos impotentes” presentan en realidad “una invitación misteriosa a encontrar los fundamentos de la comunión entre los hombres para un nuevo inicio”.
El Papa advirtió que cuando uno se encierra “en el horizonte pequeño de los propios intereses” los demás se vuelven superfluos “o peor aún, un fastidio, un obstáculo”.
Por otro lado, Francisco advirtió que frente a “las amenazas a la paz y a la seguridad de los pueblos y de las naciones” son “estamos llamados a tomar conciencia de que es, ante todo, la inseguridad existencial que nos hace tener miedo del otro, como si fuera un antagonista que nos quita el espacio devida y cruza los límites que hemos construido”.
“Siguiendo el ejemplo del Señor Jesús, el cristiano siempre cultivó un pensamiento abierto al otro, quienquiera que sea, ya que no considera a ninguna persona como perdida definitivamente”, dijo.
Al finalizar su mensaje, el Santo Padre invocó “la luz del Espíritu Santo” para el Obispo de Rímini, los organizadores del evento, los participantes y los voluntarios, para que así tengan “una fecunda experiencia de fe y de comunión fraterna”.