¡¡LLEGA EL ADVIENTO!! YA TENÉIS A VUESTRA DISPOSICIÓN MUCHOS RECURSOS EN NUESTRO BLOG

23 agosto 2016

Moniciones 3 y Peticiones 2: Domingo 28 agosto


Resultado de imagen de moniciones dominicales

MONICIONES
     
Inicial.   

Nos sentimos convocados por el mismo Dios y Padre, y estamos reunidos como hermanos en torno al altar, para celebrar la Eucaristía, acto central del Día del Señor.

Cada domingo, las lecturas nos van marcando pautas para nuestra vida de cristianos, que generalmente están en contraposición con los valores que el mundo aprecia. Hoy nos llaman a la humildad, al espíritu de servicio y a acoger lo que la sociedad margina.

Dispongamos nuestro corazón para que la Palabra del Señor encuentre tierra buena y germine en nuestro corazón.

Primera Lectura.

El sabio recomienda la humildad, la modestia y la sencillez, como valores que tienen que vivir los que buscan la sabiduría, la verdadera alegría y el favor de Dios.


Segunda Lectura.

La carta a los Hebreos, compara la experiencia del pueblo de Israel al pie del Sinaí, con la situación de la Iglesia, el nuevo pueblo de Dios, señalando la novedad y esperanza gozosa.

Evangelio.

Jesús en el Evangelio nos enseña a ser humildes en nuestra relación con Dios y con los hermanos; y a tener un corazón generoso con los más desfavorecidos y marginados.
Puestos de pie cantamos aleluya.

PETICIONES        

  • Por la Iglesia, para que sea humilde y servidora de los necesitados y marginados.  ROGUEMOS AL SEÑOR
  • Por nuestra Diócesis de Huesca, para que el Señor ilumine nuestro caminar y nos mueva a trabajar con generosidad. ROGUEMOS AL SEÑOR
  • Por los que se sienten marginados por la sociedad, para que experimenten la fuerza liberadora de Dios y nuestra solidaridad.  ROGUEMOS AL SEÑOR
  • Por los difuntos, para que el Señor acoja con misericordia a los que la muerte visita cada día de forma inesperada. ROGUEMOS AL SEÑOR
  • Por todos nosotros, para que la participación de la Eucaristía nos comprometa a hacer de nuestra vida una entrega generosa y humilde al servicio de los demás.  ROGUEMOS AL SEÑOR.