¡Bienvenidos a la Parroquia de la Inmaculada. Recursos, dinámicas... Noticias sobre la Parroquia... Avisos parroquiales... Todo para la Liturgia del Domingo... ¡¡Busca tu grupo!! ¡Acércate e informáte!!

¡¡Avisos importantes!!

25 agosto 2016

Liturgia 25 de agosto


Resultado de imagen de evangelio
EL SIERVO ESTÁ LISTO 
(1 Cor 1:1-9; Mt 24:42-51)

Introducción
Durante tres semanas y media oiremos, en la primera lectura, pasajes de la primera carta de San Pablo a los Corintios. En esta carta Pablo tiene que afrontar problemas prácticos de una joven comunidad cristiana en territorio pagano, en particular:  su división interna en facciones, deslices de moralidad, relaciones con paganos, el papel de los carismas,  y fe en la resurrección de Jesús, tan difícil de aceptar para los griegos.  En el saludo de hoy, les recuerda a los cristianos de Corinto cómo han llegado a ser ricos en Cristo.
- Evangelio. Especialmente a los líderes de la comunidad, el Señor les dice que  a su venida, él debería encontrarlos haciendo lo que se supone deben hacer, es decir, sirviendo a la comunidad con amor.

Oración Colecta
Señor Dios nuestro:
Afirmamos  con fuerza que creemos en ti,
pero corremos el peligro de olvidar
que la sinceridad de nuestra fe 
debe ser avalada por las obras. 
Ayúdanos a ser siervos sabios y fieles, 
de fe firme y de ferviente amor,
que sigamos el ejemplo de Jesucristo, 
Hijo tuyo y Señor nuestro,
que vive y reina por los siglos de los siglos.

Intenciones
  1. Para que estemos atentos a la presencia de Dios en nuestro mundo, reflejada en la bondad y solidaridad de la gente, roguemos al Señor.
  2. Para que estemos bien despiertos para percibir el amor que Dios  nos muestra, y que lo hace crecer en nosotros en cada eucaristía, roguemos al Señor.
  3. Para que sepamos vivir en esperanza, apoyados en la certeza de que tanto nuestro compromiso en favor de la justicia y el amor, como nuestro convencido servicio a los hermanos son necesarios para  instaurar el reino de Dios en nuestro mundo, roguemos al Señor.
Oración sobre las Ofrendas
Señor Dios nuestro:
Así como el cuerpo está muerto sin el alma, 
este pan y este vino permanecen sin vida
si no son animados por tu Espíritu.
Te pedimos que des vida a estos dones
por el poder del Espíritu Santo,
para que el amor de Cristo inspire nuestras vidas
para servirte a ti y a los hermanos;
y haznos disponibles 
para encontrar en todo momento
a nuestro Salvador, Jesucristo, nuestro Señor.

Oración después de la Comunión
Señor Dios nuestro:
Tú nos ha llamado a la vida
para ser felices nosotros mismos
y para hacer felices a los demás.
Haznos intensamente conscientes
de nuestra responsabilidad para con los otros.
Ayúdanos a ser fieles siervos, 
cuya fe en ti se haga visible 
en obras de sincero amor, 
mientras esperamos con gozo
la venida gloriosa    
de Jesucristo nuestro Señor.

Bendición
Hermanos:  Hemos escuchado hoy: Bienaventurado el siervo a quien el amo encuentra trabajando cuando vuelve.  Que el Señor nos encuentre siempre ocupados, trabajando por la justicia, la paz y el amor.
Que la bendición de Dios todopoderoso, Padre, Hijo y Espíritu Santo descienda sobre ustedes.