¡Bienvenidos a la Parroquia de la Inmaculada. Recursos, dinámicas... Noticias sobre la Parroquia... Avisos parroquiales... Todo para la Liturgia del Domingo... ¡¡Busca tu grupo!! ¡Acércate e informáte!!

30 agosto 2016

Domingo 4 septiembre: Misa con jóvenes


Resultado de imagen de Misa con jóvenes

Domingo 23° durante el año – (4 de septiembre de 2016)


1- Entrada:

Queridos jóvenes, estamos aquí para celebrar nuestra fe porque amamos a Dios por sobre todas las cosas. Por eso, con gran alegría, pongámonos de pie y cantemos juntos.

2- Liturgia de la Palabra:

Septiembre es el mes de la Biblia, por eso, redoblemos nuestra atención en la escucha de la Palabra. Hoy nos muestra la dificultad que tenemos para discernir las cosas y la ayuda que Dios nos da al respecto.


3- Oración de los fieles:

Porque queremos ser buenos discípulos de Jesús, recémosle diciendo: danos tu sabiduría, Señor.

-      Por la Iglesia, para que seamos ante todo comunidad de creyentes  abierta y en salida para evangelizar y tratar a todos como hermanos.
-      Por los inmigrantes en su día, para que los gobernantes encuentren soluciones humanitarias a situaciones tan injustas, y todos los seres humanos encuentren un lugar donde vivir con dignidad.
-      Por las secretarias parroquiales, para que, siendo para muchos el primer rostro con quien tratan en una parroquia, sepan ser reflejo de Jesús que quiere recibir a todos.
-      Por todos nosotros, para que iluminados por el Espíritu Santo, sepamos discernir la voluntad de Dios y los pasos de nuestro camino personal.

4- Ofrendas:

En el ofertorio, el Señor nos invita a presentarle, junto con el  pan y el vino, toda nuestra vida y nuestra ofrenda generosa. Hagámoslo y acompañemos cantando.

5- Comunión:

Para ser buenos discípulos de Jesús y poder seguirlo sin condiciones, necesitamos de la misma fuerza que Él nos regala. ¡Vayamos a comulgar con alegría y cantemos juntos!

6- Despedida:

Al terminar la Misa, volvemos a casa para comenzar una nueva semana. Que el Señor nos dé sabiduría para discernir a cada momento lo bueno que quiere que hagamos. Cantémosle a María para que nos ayude en nuestro caminar.