¡Bienvenidos a la Parroquia de la Inmaculada. Recursos, dinámicas... Noticias sobre la Parroquia... Avisos parroquiales... Todo para la Liturgia del Domingo... ¡¡Busca tu grupo!! ¡Acércate e informáte!!

¡¡Avisos importantes!!

24 agosto 2016

Algunos consejos para captar la atención de los niños


Resultado de imagen de niños

Por: Maria Luisa Robles 
Te presentamos algunos tips para lograr la atención de ls niños en clase:
Conocer nuestras limitaciones.
Dar catequesis no es fácil, hay que conocer a nuestros alumnos, su capacidad de concentración, su necesidad de movimiento y sus motivaciones. Si no tenemos experiencia en manejar a un grupo de niños, debemos preparar la clase. Utilizar todos los medios a nuestro alcancé para que no se aburran y cambiar de actividad a menudo.

 Dominar la situación.
Una buena táctica es callar cuando ellos hablan, sabrán que no vamos a chillar, que esperamos pacientemente a que estén atentos y si alguno persiste invitarle a que salga a jugar. Ser tajantes cuando alguno intenta ser gracioso y advertir que no entendemos el chiste, da buen resultado aunque inmediatamente cambiaremos el gesto y sonreiremos. Estas son medidas que hay que utilizar poco. Es mejor demostrar alegría y captar su atención haciéndoles participar al final de la clase por orden, todo lo que quieran. Esperar el turno para hablar, interrumpir al que esta hablando porque alguno no le está escuchando son tácticas que dan muy buen resultado.
 Poner de ejemplo las buenas acciones.
Es mejor valorar cuando   hacen  algo bien, poniéndole de ejemplo, que corregir una mala actitud.
 Únicos e irrepetibles.
Si se sienten que son para nosotros únicos e irrepetibles, que no son un número en la clase, habremos ganado su aceptación y su respeto.
 Ponernos en su lugar
Aunque son niños debemos comprender que tienen sus dificultades, sus miedos. Necesitan nuestras seguridad y nuestra empatía, no deben sentirse juzgados. A cada uno le aceptamos como es.

Ellos nos enseñan.
Pueden sentir que nosotros también aprendemos de ellos su ausencia de prejuicios, su inocencia, su capacidad de adaptación sin estereotipos.

Preparación.
Cuantos más recursos didácticos tengamos, cuanto más concretos resumido llevemos lo que queremos enseñar, mejor dominaremos la situación.

Paciencia
Es una virtud necesaria en todos los momentos de nuestra vida. Con los niños es imprescindible. La tranquilidad, la paciencia se la trasmitimos. Ellos nos ponen a prueba, si ven que no nos alteran, que no perdemos los nervios, se calman.

Dedicación.
No es necesario emplear mucho tiempo pero la dedicación, la ilusión y la amabilidad tanto con los padres como con los niños es una puerta abierta al éxito. Para nosotros  éxito  significa: Conseguir que vengan contentos, con ganas a catequesis pues así aprenden sin darse cuenta.

Predicar con el ejemplo
Nunca mejor empleada la frase, no podemos pedirles atención si nosotros no se la préstamos a ellos, amabilidad si somos adustos, calma si la perdemos con facilidad.

Resumiendo
Cualquier profesor tiene una gran responsabilidad y una difícil tarea. Nosotros los catequistas  mayor influencia porque no sólo impartimos conocimientos sobre el Evangelio, además formamos espiritualmente personas en sus comienzos. Tenemos una gran ventaja, Dios está detrás ayudándonos en tan maravillosa labor.