27 agosto 2016

Comentario al Evangelio de hoy

A la paz de Dios:

La iglesia recuerda hoy a la madre, Mónica, y mañana al hijo, Agustín. Y yo recuerdo su despedida en el puerto de Ostia.

De las Confesiones de san Agustín, obispo

Hablábamos, pues, los dos solos, muy dulcemente y, olvidando lo que queda atrás y lanzándonos hacia lo que veíamos por delante, nos preguntábamos ante la verdad presente, que eres tú, cómo sería la vida eterna de los santos, aquella que ni el ojo vio, ni el oído oyó, ni vino a la mente del hombre. Y abríamos la boca de nuestro corazón, ávidos de las corrientes de tu fuente, la fuente de vida que hay en ti. Tales cosas decía yo, aunque no de este modo ni con estas mismas palabras; sin embargo, tú sabes. Señor, que, cuando hablábamos aquel día de estas cosas, y mientras hablábamos íbamos encontrando despreciable este mundo con todos sus placeres, ella dijo:

«Hijo, por lo que a mí respecta, ya nada me deleita en esta vida. Qué es lo que hago aquí y por qué estoy aún aquí, lo ignoro, pues no espero ya nada de este mundo. Una sola cosa me hacía desear que mi vida se prolongara por un tiempo: el deseo de verte cristiano católico, antes de morir. Dios me lo ha concedido con creces, ya que te veo convertido en uno de sus siervos, habiendo renunciado a la felicidad terrena. ¿Qué hago ya en este mundo?»

No recuerdo muy bien lo que le respondí, pero al cabo de cinco días o poco más cayó en cama con fiebre. Y, estando así enferma, un día sufrió un colapso y perdió el sentido por un tiempo.

Después, viendo que estábamos aturdidos por la tristeza, nos dijo:

«Enterrad aquí a vuestra madre.»

Luego, dirigiéndose a ambos, añadió:

«Sepultad este cuerpo en cualquier lugar: esto no os ha de preocupar en absoluto; lo único que os pido es que os acordéis de mí ante el altar del Señor, en cualquier lugar donde estéis.»

Habiendo manifestado, con las palabras que pudo este pensamiento suyo, guardó silencio, e iba luchando con la enfermedad que se agravaba.

El hombre y el viaje. Y el reparto. Ahí tenéis vuestros talentos: cinco, dos, uno. Cada cual según su capacidad. Es bueno saber que no todos recibimos lo mismo. Cada uno de nosotros recibimos lo nuestro. Mirar más allá: no hablamos de dineros, ni de cualidades personales, hablamos de otra cosa.

El de cinco y el de dos se ponen a desarrollar esos talentos. Y vuelve el dueño: “y cuando vuelva el guardián del universo a pedir cuentas, devolveré el trigo a su dueño…” (canta el Último de la Fila). Curioso que a los dos personajes les repite literalmente las mismas palabras.

Es curioso: el de cinco y dos al devolver lo suyo reciben la misma felicitación con las mismas palabras. Una vez más: lo que importa no es lo que se recibe sino cómo se desarrolla.

Y ¡ay! El de uno: el del miedo, el de las excusas, el que todo le parece cuesta arriba… Llanto y rechinar de dientes.

Hoy pienso en el gran regalo de la vida y de la fe: ¿cómo haré que fructifiquen?

Vuestro hermano y amigo

Óscar Romano

Evangelio del día

Mateo (25,14-30):

En aquel tiempo dijo Jesús a sus discípulos esta parábola: «Un hombre que se iba al extranjero llamó a sus empleados y los dejó encargados de sus bienes: a uno le dejó cinco talentos de plata, a otro dos, a otro uno, a cada cual según su capacidad; luego se marchó. El que recibió cinco talentos fue enseguida a negociar con ellos y ganó otros cinco. El que recibió dos hizo lo mismo y ganó otros dos. En cambio, el que recibió uno, hizo un hoyo en la tierra y escondió el dinero de su señor. Al cabo de mucho tiempo volvió el señor de aquellos empleados y se puso a ajustar cuentas con ellos. Se acercó el que había recibido cinco talentos y le presentó otros cinco, diciendo: "Señor, cinco talentos me dejaste; mira, he ganado otros cinco." Su señor le dijo: "Muy bien. Eres un empleado fiel y cumplidor; como has sido fiel en lo poco, te daré un cargo importante; pasa al banquete de tu señor." Se acercó luego el que había recibido dos talentos y dijo: "Señor, dos talentos me dejaste; mira, he ganado otros dos." Su señor le dijo: "Muy bien. Eres un empleado fiel y cumplidor; como has sido fiel en lo poco, te daré un cargo importante; pasa al banquete de tu señor." Finalmente se acercó el que había recibido un talento y dijo: "Señor, sabía que eres exigente, que siegas donde no siembras y recoges donde no esparces; tuve miedo y fui a esconder tu talento bajo tierra. Aquí tienes lo tuyo." El señor le respondió: "Eres un empleado negligente y holgazán; ¿con que sabías que siego donde no siembro y recojo donde no esparzo? Pues debías haber puesto mi dinero en el banco, para que, al volver yo, pudiera recoger lo mío con los intereses. Quitadle el talento y dádselo al que tiene diez. Porque el que tiene se le dará y le sobrará, pero al que no tiene, se le quitará hasta lo que tiene. Y a ese empleado inútil echadlo fuera, a las tinieblas, allí será el llanto y el rechinar de dientes."» 

Palabra del Señor

26 agosto 2016

La misa del domingo 28 DE AGOSTO

Resultado de imagen de EL DOMINGO A MISA
DOMINGO XXII DE TIEMPO ORDINARIO
28 de agosto de 2016
Lecturas:
  • Eclesiástico 3,17-20.28-29
  • Hebreos 12,18-19.22-24a
  • Lucas 14,1.7-14
  •  
En este domingo seguimos contemplando y escuchando a Jesús en su camino a Jerusalén, circunstancia que Él aprovecha para enseñar en qué consiste ser discípulo suyo. Por esto es muy importante hacer una lectura orante de estos textos evangélicos que, en un constante goteo, van conformando nuestra mente y nuestro corazón a imagen de Jesús.
En el Evangelio de hoy Jesús enseña en el marco de una comida celebrada en casa de un fariseo. Sabemos que Él hizo de la mesa compartida un lugar y una ocasión privilegiados para enseñar, para evangelizar. Las comidas implican una relación de amistad, de comunión, de intercambio de valores y de experiencias… De ellas surgirá la comida de la Eucaristía, sacramento fundamental de la comunidad cristiana.

Guión litúrgico Domingo XXII de Tiempo Ordinario – Ciclo C

Resultado de imagen de liturgia

Y Santa Clara de Asís dice...


        Resultado de imagen de santa Clara

“ Gracias, Señor, por haberme creado. ”

Y Francisco de Asís dice...


Resultado de imagen de san francisco de asís

Donde hay caridad y sabiduría, 
no hay temor ni ignorancia.

Recursos para el domingo 28 de agosto...¡Actualizado!


Domingo 28 de agosto: Comentarios, homilías y reflexiones al Evangelio según san Lucas 14, 1.7-14

Cuando no podemos rezar, a veces otros deben rezar por nosotros


Niño enfermo

Robert Lawton - CC
Fuente Aleteia

Una tarde, cuando mi hijo Patrick tenía 3 años, se despertó de una siesta sin poder andar, con el lado derecho de su cuerpo paralizado. Quemé las ruedas del coche camino de emergencias.
Patrick fue ingresado en el hospital y los médicos realizaron todas las pruebas que puedas imaginar: TAC, resonancias magnéticas, análisis de sangre y de médula y electroencefalogramas.
Nos quedamos allí unos cuantos días y, antes de recibir el alta, una neuróloga nos explicó que Patrick había sufrido una convulsión. La doctora señaló a un escáner del cerebro de Patrick y dijo:

Oración para comenzar el Curso 2016-2017

Resultado de imagen de comienza el curso
Aquí estamos Señor, dispuestos a caminar de tu mano durante este año escolar que hoy pones en nuestras manos, para crecer en responsabilidad, en sabiduría, y sobre todo en fraternidad.
Venimos con el corazón dispuesto a vivir como hermanos que siendo diferentes estamos unidos por un mismo ideal. Queremos avanzar a la luz de los Valores que tú mismo has colocado en nuestras manos. Ayúdanos a caminar en búsqueda del conocimiento que nos permita valorarte cada día más.
Que en cada página que investiguemos, podamos descubrir tu grandeza y tu generosidad.
Que en cada rincón de nuestra escuela sintamos tu presencia que nos invita a la unidad y la fraternidad.

Érase una vez...La princesa Laia y su pony Colorinchi

Resultado de imagen de ÉRASE UNA VEZ

Autor:
 
Irene Hernández

Edades:
 
A partir de 4 años

Valores:
 
compartir, valorar lo que tenemos
Laia era una princesa que tenía todo lo que quería. Tenía hasta un pony mágico y muy bueno, al que llamaba Colorinchi, porque era de colores.
Pero Laia no era muy buena. Además, tenía un gran defecto: era muy egoísta y no quería compartir sus cosas ni pensar en los demás.

-¿Por qué no quieres jugar con los otros niños, Laia? -le preguntaba Colorinchi.

-¡Porque no! ¡Porque rompen mis cosas! -le decía.

Un día, Colorinchi no se encontraba bien. Y, aunque era un pony mágico, necesitaba descansar.

Frase para reflexionar

Resultado de imagen de imagen para reflexionar sobre la vida

Educar en Valores...Mi hermanito de la Luna

Minutos Musicales... Tarde te amé

Viernes 26 de agosto: Hoy celebramos a Santa Teresa de Jesús Jornet e Ibars, patrona de la ancianidad

Resultado de imagen de Hoy celebramos a Santa Teresa de Jesús Jornet e Ibars, patrona de la ancianidad

Virgen y Fundadora

Martirologio Romano: En Liria, en España, santa Teresa de Jesús Jornet Ibars, virgen, que, para ayudar a los ancianos, fundó el Instituto de las Hermanitas de los Ancianos Desamparados (1897).
Fecha de canonización: 27 de enero de 1974 por el Papa Paulo VI.
Breve Biografía

Los mayores, esos a los que se les ha dado en llamar el colectivo de la Tercera Edad, que ven el ocaso de sus vidas desde el crepúsculo teñido de rojas claridades malva, tienen hoy mucho que agradecer a Dios y bastantes de ellos también a las Hermanitas de los Ancianos Desamparados porque les cuidan, atienden, dan casa y ofrecen el calor de la familia que quizá perdieron o acaso les abandonó porque un día se les ocurrió pensar que de los viejos ya no se podía esperar mucho más, o que eran molestos con sus manías y achaques. Decía que ellos agradecen al buen Dios el testimonio y vida de unas personas, en este caso siempre mujeres, que han hecho de sus existencia una ofrenda de caridad efectiva.