31 enero 2015

Manos Unidas 2015: Campaña "Luchamos contra la pobreza, ¿te apuntas?"



El próximo domingo día 8 de febrero, Manos Unidas celebra la 56º Campaña bajo el lema... "Luchamos contra la pobreza, ¿te apuntas?" 
Los materiales...


Eucaristía de la Familia, mañana domingo 1 febrero


Mañana domingo día 1 de febrero a las 12,00 horas, os esperamos de nuevo en la Cripta para celebrar la Eucaristía de la Familia del mes de febrero. Niños, padres, abuelos catequistas... Todos estamos invitados a este encuentro. Mañana domingo celebraremos la entrada de los niños de 1º de Comunión en la Comunidad. ¡¡Os esperamos!!

Celebrando la Palabra de Dios con niños, 1 febrero

JUgando también se aprende, domingo 1 febrero

Misa con niños (3), domingo 1 febrero

Acogida
  Hermanos y hermanas:
Bienvenidos a celebrar la Eucaristía de este domingo. El evangelio de Marcos que leemos este año, nos presenta a Jesús anunciando la Buena Noticia de Dios en su tierra y liberando de todo mal. Y todos los que lo veían quedaban admirados pues predicaba con autoridad, de manera nueva, predicaba con hechos, entusiasmando y sanando. También nosotros, seguidores de Jesús, nos admiramos de su enseñanza, de su fuerza sanadora. Hoy como entonces hemos acudido a escucharle y a dejarnos cambiar por su fuerza transformadora.

Perdón 
Pidamos al Señor perdón por nuestra falta de autenticidad en la vida como cristianos.
- Porque nos da miedo vivir radicalmente el Evangelio. ¡Señor, ten piedad!
- Porque nos preocupa más saber el credo que practicar las obras de misericordia. ¡Cristo, ten piedad!
-Porque no encontramos tiempo para escuchar a Dios en el silencio de nuestros corazones. ¡Señor, ten piedad!

Monición a las lecturas 
El Señor, aunque no lo necesitara, quiso contar con gente que fueran altavoces que hablasen sus palabras y en su nombre. Moisés fue uno de ellos y, después de Moisés, vinieron muchos más hasta la llegada de Jesucristo. Pero, cuando Jesús comenzó a hablar, todos los que le escuchaban se quedaban de que “su hablar” era distinto, que lo hacía con convencimiento, que Alguien le empujaba desde dentro. Escuchemos con atención estas lecturas.

Recursos para el Domingo 1 de febrero

Oraciones de la mañana para el aula

Descargar

Guión litúrgico Domingo IV Tiempo Ordinario – Ciclo B

San Juan Bosco, 31 enero



Nació en el año 1815, en el Piamonte (Italia). Era de familia pobre, y aunque tenía que mendigar para reunir dinero, pudo ingresar en el seminario de Cheri.
Al ordenarse diácono pasó al seminario de Turín y fue allí donde hizo realidad su verdadera pasión, la educación de los jóvenes, los más pobres y abandonados. Reunía todos los domingos un grupito de jóvenes abandonados de la ciudad en una especie de escuela y lugar de recreo al que llamó “oratorio festivo”. Los chicos jugaban, rezaban y a menudo comían con él.
Tiempo después, construyó también una escuela nocturna, y como el oratorio estaba lleno, abrió otros dos centros en otros tantos barrios de Turín. Por la misma época, empezó a dar alojamiento a los niños abandonados.
Cayó pronto en la cuenta que todo el bien que hacía por sus chicos, se perdía con las malas influencias del exterior, y decidió construir sus propios talleres de aprendizaje. En 1856, había ya 150 internos, cuatro talleres, una imprenta, cuatro clases de latín y diez sacerdotes. Los externos eran 500.
En diciembre de 1859, Don Bosco y sus 22 compañeros decidieron finalmente organizar la congregación, los Salesianos. El siguiente paso de Don Bosco fue la fundación de una congregación femenina. La congregación queda inaugurada en 1872, el santo llamó Hijas de Nuestra Señora, Auxilio de los Cristianos.
Don Bosco realizó uno de su sueños al enviar sus primeros misioneros a la Patagonia. Poco a poco los salesianos se extendieron por toda América del Sur.
Don Bosco murió el 31 de enero de 1888. Su canonización tuvo lugar en 1934.

Laudes 31 enero

LAUDES
(Oración de la mañana)
INVOCACIÓN INICIAL
V. Señor abre mis labios
R. Y mi boca proclamará tu alabanza
INVITATORIO
Ant. Venid, adoremos al Señor, aclamemos al Dios admirable en sus santos. 
Salmo 94 INVITACIÓN A LA ALABANZA DIVINA

Venid, aclamemos al Señor,
demos vítores a la Roca que nos salva;
entremos a su presencia dándole gracias,
aclamándolo con cantos.
Porque el Señor es un Dios grande,
soberano de todos los dioses:
tiene en su mano las simas de la tierra,
son suyas las cumbres de los montes;
suyo es el mar, porque él lo hizo,
la tierra firme que modelaron sus manos.
Venid, postrémonos por tierra,
bendiciendo al Señor, creador nuestro.
Porque él es nuestro Dios,
y nosotros su pueblo,
el rebaño que él guía.

Comentario al Evangelio de hoy, 31 enero

Queridos hermanos:
Aunque solemos tener a Job por un hombre modélico, de paciencia sin límites, cuando uno lee los grandes poemas de este libro se encuentra más bien con un “blasfemo”, que llega a citar a Dios ante un juez imparcial convencido de que le condenará mientras que Job será declarado inocente. Ante tanta presunción por parte de Job, Dios le pregunta, con sorna e ironía, entre otras cosas: “¿Dónde estabas tú cuando yo le dije al mar: ‘llegarás hasta aquí, no más allá; aquí se romperá el orgullo de tus olas’ ”? (Job 38,11).
El principal escenario de la actividad de Jesús fueron las ciudades de entorno al lago de Galilea. Quizá lo atravesó repetidas veces con sus discípulos, y en más de una ocasión tuvieron que luchar contra oleaje adverso o violento. Tales situaciones suelen resultar angustiosas, y ¿qué cosa más normal que, llevando con ellos a Jesús, a quien habían visto dar salud a enfermos y paz a desesperados, le preguntasen si no tenía poder para sacarlos de aquellos apuros? Aunque su confesión de fe fuera aún muy imperfecta, no les cabía duda de que Jesús era un profeta de Yahvé; y muchos profetas antiguos habían realizado portentos.

Evangelio del día, 31 enero


Lectura del santo evangelio según san Marcos (4,35-41):

Un día, al atardecer, dijo Jesús a sus discípulos: «Vamos a la otra orilla.»
Dejando a la gente, se lo llevaron en barca, como estaba; otras barcas lo acompañaban. Se levantó un fuerte huracán, y las olas rompían contra la barca hasta casi llenarla de agua. Él estaba a popa, dormido sobre un almohadón. 
Lo despertaron, diciéndole: «Maestro, ¿no te importa que nos hundamos?»
Se puso en pie, increpó al viento y dijo al lago: «¡Silencio, cállate!»
El viento cesó y vino una gran calma. Él les dijo: «¿Por qué sois tan cobardes? ¿Aún no tenéis fe?» 
Se quedaron espantados y se decían unos a otros: «¿Pero quién es éste? ¡Hasta el viento y las aguas le obedecen!»

Palabra del Señor

30 enero 2015

Oración del Papa para la Jornada de la Vida Consagrada

Descargar

Celebración por la paz

Descargar

Testimonio de Vida Consagrada

Descargar

Liturgia 30 de enero

De la feria
Verde
Antífona de entrada Sal 95, 1. 6
Canten al Señor un canto nuevo, cante al Señor toda la tierra. En su presencia hay esplendor y majestad, en su santuario, poder y hermosura.
Oración colecta
Dios todopoderoso y eterno, ordena nuestra vida según tu voluntad para que, en el nombre de tu Hijo amado, podamos dar con abundancia frutos de buenas obras. Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo, que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo, y es Dios, por los siglos de los siglos.
Lectura Heb 10, 32-39
Lectura de la carta a los Hebreos.
Hermanos: Recuerden los primeros tiempos: apenas habían sido iluminados y ya tuvieron que soportar un rudo y doloroso combate, unas veces expuestos públicamente a injurias y atropellos, y otras, solidarizándose con los que eran tratados de esa manera. Ustedes compartieron entonces los sufrimientos de los que estaban en la cárcel y aceptaron con alegría que los despojaran de sus bienes, sabiendo que tenían una riqueza mejor y permanente. No pierdan entonces la confianza, a la que está reservada una gran recompensa. Ustedes necesitan constancia para cumplir la voluntad de Dios y entrar en posesión de la promesa. Porque todavía falta un poco, muy poco tiempo, y el que debe venir vendrá sin tardar. Mi justo vivirá por la fe, pero si se vuelve atrás, dejaré de amarlo. Nosotros no somos de “los que se vuelven atrás” para su perdición, sino que “vivimos en la fe” para preservar nuestra alma.

Santa Martina, Virgen y Mártir

La Santa fue sometida a muchos tormentos y finalmente decapitada en Roma, bajo el emperador Alejandro (Severo 222-235). 
Según algunos existía en Roma una capilla consagrada a Santa Martina, a la que los peregrinos acudían con gran devoción, en el siglo VII. Sus reliquias fueron descubiertas en una bóveda en ruinas de su antigua iglesia y que, en 1634, fueron trasladadas a la nueva iglesia que el Papa Urbano VIII había construido en su honor. Asimismo, compuso los himnos de Santa Martina para el breviario, y se dice que la ciudad de Roma la considera como una de sus patronas particulares. 
A pesar de estas afirmaciones, la existencia histórica de Santa Martina es dudosa. Los documentos más antiguos dicen que fue martirizada en Roma, pero no hay ninguna tradición primitiva que mencione ese hecho.

28 enero 2015

Miércoles III de Tiempo Ordinario

PRIMOGÉNITO
Hebreos 10,11-18. Si la historia de Israel muestra las vacilaciones del hombre para convertirse, también revela la paciencia divina. Nunca renunció Dios a grabar su ley en el corazón del hombre. Más todavía: ¡Lo consiguió! En efecto, si el pecado de Adán había desencajado al hombre, la obediencia de Jesús lo devolvió a su unidad. Gracias a la inmolación personal de Jesús, cuyo único alimento fue hacer la voluntad de su Padre, el hombre vuelve a ser posible.
Ahora bien, Cristo vivió en su carne el acontecimiento del Calvario, y su humanidad fue transformada radicalmente por la resurrección. Ni la obediencia de Cristo ni su exaltación le pusieron aparte de los hombres; así, su salvación puede alcanzar al hombre en su profundidad y en su totalidad. La glorificación de Cristo, al revés de la consagración del sacer- dote judío, que separaba a éste de los demás hombres, concierne a toda la humanidad.
Salmo 109. Véase el lunes de la segunda semana.
Marcos 4,1-20. Un sembrador, unas semillas y unas tierras de sembradío, de distinta calidad unas de otras… El tema del Germen divino es muy conocido para los oyentes de Jesús. De él afirmaba el profeta Zacarías: «Habrá germinación». En efecto, la palabra de Dios no regresa sin haber obtenido resultado; todo lo contrario: su vitalidad es extraordinaria y, en una tierra que la reciba, puede llegar a producir hasta el ciento por uno. Pero hay tierras buenas y tierras malas.

Comentario al evangelio de hoy (28 de enero)

Comencemos aclarando un malentendido del texto evangélico, procedente de un equívoco en la lengua original. En arameo la misma palabra significa “parábola” y “enigma”, que son conceptos bien diferentes. No es creíble que Jesús hable a la gente en parábolas –género didáctico sencillo y popular- para que no le entiendan y así no se abran a la salvación; él no afirma que “a los de fuera se les habla en parábolas”, sino que a quienes optan por mantenerse en la distante frialdad “todo les resulta un enigma”. Y ese “todo” abarca por igual los dichos y los comportamientos y acciones de Jesús. Más de una vez nos encontramos en el evangelio con malentendidos respecto de la acción de Jesús; malentendidos que siempre proceden “de fuera”. Quien está con él tiene una empatía afectiva que le ayuda a entender lo que la fría inteligencia no abarca (en realidad nos sucede con todo el mundo; si no hay cercanía humana, acabamos constatando que “hablamos distinto lenguaje”). A los adeptos a Jesús, “a vosotros”, entusiasmados por su persona, “se les abre el misterio” del Reino de Dios.

Contra el hambre…, cambia tu vida

“Una de las más grandes injusticias
de este mundo contemporáneo consiste precisamente
en que son unos pocos los que poseen casi todo,
y muchos los que no tienen casi nada…”
(Encíclica Sollicitudo rei socialis)
Cada vez son más las acciones que se llevan a cabo con ocasión de la Jornadas contra el Hambre, en el mes de febrero, en los centros educativos, parroquias y organizaciones de todo tipo.
Muchos tienen la tentación de que es imposible luchar contra determinadas situaciones de nuestro mundo: el hambre, por ejemplo.
Nosotros, sin embargo, creemos que podemos ir haciendo más de lo que pensarnos. Reproducimos y hacemos nuestras las siguientes acciones individuales, familiares o grupales que contribuyen a ir cambiando ciertos modos de vida. Los tomamos de Juan Bosco Sancho, un educador que los señalaba en la revista Don Bosco comunicación, órgano de comunicación de la Federación de Centros Juveniles Don Bosco.
Individualmente
- No multipliques tus exigencias cuando otros ni siquiera tienen lo necesario.
– Si amas tu vida y la de los otros rechaza el mito del “siempre más”.
– Utiliza el agua necesaria. Revisa tus hábitos ante este elemento indispensable en nuestra vida.
– Entra en contacto con Instituciones de tu confianza que realizan proyectos de solidaridad con el Sur del mundo.
En la familia
- Colaborad en iniciativas de ayuda.
– Apreciad los productos no por la marca comercial, sino por la fatiga de quienes los han elaborado.

Pasatiempos para la Paz

Descargar

30 de enero – Jornada de la Paz

Descargar

Gandhi

Descargar

Oración de los Fieles. Domingo 1 febrero

CÚRANOS, SEÑOR

Señor, al igual que tu Hijo sanó a aquel hombre en la sinagoga de Cafarnaún, nosotros te pedimos que tu amor y bondad nos sirva para ser curados de todo el mal físico y espiritual que nos afecta.

Y respondemos:

R.- CÚRANOS, SEÑOR

1.- Por el Papa Francisco para sirva a la Iglesia a él confiada con amor, autoridad y entrega total.

OREMOS

Oración de los Fieles, domingo 1 de febrero.

SEÑOR, ABRE NUESTRO CORAZÓN A TU VOZ

Pongamos nuestro corazón en la sintonía de Dios para poder escuchar su voz, y abramos el corazón a su Palabra y a sus enseñanzas. Hoy repetimos:

R.- SEÑOR, ABRE NUESTRO CORAZÓN A TU VOZ.

1.- Por la Iglesia portadora de las gracias recibidas tras la Resurrección, y portavoz del Evangelio que nos lleva a la Casa del Padre.

OREMOS

Misa de la Familia. Domingo 1 febrero

Misa Familiar 

(Misa con niños, catequistas y padres) 
Prepara: Javier Leoz

*Objetivo: indicar que todos estamos llamados a colaborar con el Señor

*Idea: Jesús cumplió a la perfección con los planes de Dios    

1.- MONICIÓN DE ENTRADA

En medio de una realidad tan complicada, es bueno que algunas voces nos llamen a la esperanza y a la paz. ¿Os imagináis un mundo sin anuncios que nos inviten a la alegría?

Pues bien, el Señor, con los profetas fue iluminando a su pueblo querido y, también con nosotros, con su Iglesia, lo sigue haciendo a través de su gran profeta Jesucristo. Nadie como El interpretó, anunció y habló con tanta autoridad.

Misa con niños 2. Domingo 1 febrero



MONICIÓN DE ENTRADA

Buenos días y bienvenidos a todos a esta celebración. En este domingo, Jesús nos quiere pedir que nos mostremos ante Él tal y como somos, con nuestros fallos, nuestras faltas, nuestros errores… Jesús nos recuerda que nos quiere profundamente aunque seamos torpes, aunque nos equivocamos, aunque cometamos errores, pero sobre todo, nos ama porque tenemos la capacidad de pedir perdón y perdonar. Y si sabemos mostrarnos ante él con el corazón abierto y arrepentido, nos mostrará el camino para ser mejores con todo su cariño.

Comenzamos cantando con alegría.

PETICIONES DE PERDÓN

• Por las veces que no sabemos reconocer nuestros errores y nuestras culpas. Señor ten piedad.

Moniciones. Domingo 1 febrero

MONICIÓN DE ENTRADA

Sed todos bienvenidos a esta asamblea de hermanos que se aman en el Señor. La Eucaristía de hoy nos va a mostrar la realidad completa del Reino de Dios. Y es que Jesús nos enseñará como el mal y la enfermedad pueden ser doblegados. Jesús de Nazaret va a producir un profundo asombro entre los asistentes al culto de la sinagoga de Cafarnaún. Su autoridad está incluso por encima de su poder para expulsar demonios. Su autoridad se palpa por ser Rey de todo lo creado. Pero dicha autoridad no tiende al abuso, como la que ejercían, y ejercen ahora mismo, muchos. Su autoridad cura y devuelve la felicidad a los enfermos y oprimidos. Y hoy, entre nosotros, es Jesús nuestro apoyo y camino para conseguir la paz y la felicidad.

27 enero 2015

Ficha: 4º Domingo Tiempo Ordinario

Misa con jóvenes. Domingo 1 febrero

1- Entrada:

Queridos jóvenes, ¡bienvenidos a la Misa de hoy! Dispongámonos a dejarnos asombrar por Jesús que nos quiere hablar al corazón. Comencemos nuestra celebración recibiendo al sacerdote, mientras cantamos.

2- Liturgia de la Palabra:

Antiguamente Dios nos ha hablado por medio de los profetas; en este tiempo final, lo hace a través del mismo Jesús que nos enseña con autoridad. ¡Escuchémoslo y sigámoslo!


3- Oración de los fieles:

Como asamblea cristiana, elevemos juntos nuestras intenciones a Dios, diciendo: Jesús, que todos escuchemos tu voz.

-      Por el Papa, nuestro Obispo, nuestro sacerdote y todos los pastores de la Iglesia, para que siempre nos comuniquen tu Palabra y no otra cosa.
-      Por los gobernantes de las naciones, para que reconozcan tu autoridad y obren según tus enseñanzas para el bien de sus pueblos.

Misa con niños. Domingo 1 febrero

Domingo 4° durante el año


1- Entrada:

Queridos chicos, a veces comunicarse con Dios no es fácil. Muchas veces nos cuesta entender lo que nos dice… pero Él lo sabe y buscó una solución a este problema, hoy la conoceremos en nuestra celebración. Empecemos cantando con alegría al Dios que tanto nos ama y nos entiende.

2- Liturgia de la Palabra:

Escuchemos con atención las lecturas que nos revelan cómo hizo Dios para que podamos entenderlo más fácilmente.


3- Oración de los fieles:

Porque sabemos que Dios siempre nos ayuda y si se lo pedimos con fe se nos hace más fácil, le decimos: que sepamos escuchar tu voz.

Guión Litúrgico 2. Domingo 1 febrero

1 DE FEBRERO DE 2015
Liturgia de las Horas – Cuarta Semana del Salterio.


R I T O S    I N I C I A L E S

CANTO DE ENTRADA.
Reunidos en el nombre del Señor que nos ha congregado ante su altar, celebremos el misterio de la fe bajo el signo del amor y la unidad.  Celebremos el misterio de la fe bajo el signo del amor y la unidad.

Purifica con tu gracia nuestras manos, ilumina nuestra mente con tu luz, que la fe se fortalezca en tu Palabra y tu cuerpo tomado en alimento nos traiga la salud.
   
SALUDO Y  MONICIÓN.

ACTO PENITENCIAL.

GLORIA.

ORACIÓN COLECTA.

LITURGIA DE LA PALABRA

PRIMERA LECTURA.
Lectura del libro del Deuteronomio 18, 15-20.

Guión Litúrgico 1. Domingo 1 febrero

DOMINGO 1 DE FEBRERO DE 2015
DOMINGO 4º DURANTE EL AÑO

PREPARACIÓN: 
Antes de la salida del celebrante

Una vez más, en el Día del Señor, nos encontramos reunidos en su nombre, para la celebración de la Eucaristía, en este domingo cuarto del tiempo durante el año.
Y con esta celebración queremos pedir que Él esté cada vez más presente en nuestras vidas y que con su Palabra nos transforme en otros Cristo, que anuncien al mundo que el Reino de Dios ya está entre nosotros.

AMBIENTACIÓN: 
Luego del saludo inicial y antes del acto penitencial

Jesús es el Mesías esperado y anunciado por los profetas: Él es la Palabra eterna del Padre, y hoy su palabra se traduce en acción: va unida a un poder de lo alto que produce sus efectos: habla, enseña y confirma su doctrina con signos y portentos. Y hoy nos invita a adherirnos a sus enseñanzas, a su palabra, que él dejó a la Iglesia, por medio del Espíritu Santo, para que ella la guardara fielmente y la enseñara a todos los hombres de todos los tiempos.

Cantos (2). Domingo 1 febrero

 Entrada: Toda la tierra te adore (Apéndice)  El Señor nos llama CLN A5 Yo creo en ti Señor CLN 738.  
Somos un pueblo que camina CLN 719
En Latin: Laetetur cor quaerentium
Salmo y Aleluya : Ojalá escuchéis hoy su voz (Propio)
Ofertorio: Padre eterno Dios piadoso CLN  H1
Santo :Gregoriano
Comunión:  Tú eres, Señor el pan de vida CLN 041;  Gustad y ved ; Oh Señor delante de ti. (Cantos varios)
Oh Señor, yo no soy digno CLN 040
Final: Alegre la mañana (Cantos varios) Id y enseñad CLN 409
 

Comentarios, homilías y reflexiones a la Palabra de Dios. Domingo 1 febrero

08. dominicos.org / Fr. Gerardo Sánchez Mielgo. doc
09. homiletica.org / Catecismo de la Iglesia Católica. doc
10. homiletica.org / Radio Vaticano. doc
11. j.a.pagola. doc
12. servicioskoinonia.org. doc
13. somos.vicencianos.org / Honorio López, C.M. doc 

Cantos 1 para el domingo 1 de febrero

Entrada:              EL SEÑOR NOS LLAMA - Alberto Taulé. mp3
Penitencial:       SEÑOR, TEN PIEDAD - Alberto Taulé. mp3
Gloria:                GLORIA A DIOS EN EL CIELO - Alberto Taulé. mp3
Del salmo 94:    SEÑOR, QUE NO SEAMOS SORDOS A TU VOZ - Ma. T. Carrasco B. P. 1622. mp3
Evangelio:         ALELUYA, ALELUYA - Alberto Taulé. mp3
Ofertorio:           VINO Y PAN - Carlos Camacho. mp3
Santo:                 SANTO, SANTO, SANTO - Alberto Taulé. mp3
Paz:                     CORDERO DE DIOS - Alberto Taulé. mp3
Comunión:        CUANDO COMEMOS DE TU PAN - Edgar López. mp3
Meditación:       TÚ ALIENTAS MI VIDA - Emilio Vicente Mateu. mp3
Salida:                MADRE DE AMÉRICA LATINA - Cardenal Eduardo Pironio. mp3

Oración de los fieles (Domingo IV de Tiempo Ordinario)

Este domingo hemos visto cómo Jesús liberaba del mal a un hombre enloquecido. Te pedimos, Padre, que nos libres, a nosotros y al mundo, de todas las fuerzas del mal:
  • Que la Iglesia se convierta realmente en una “autoridad” mundial de la sanación, la liberación y la salvación uniendo enseñanza y gestos, palabra y acción.
  • Que quienes son responsables de la vida pública y el orden justo de la convivencia posean, en vez de poder, una verdadera autoridad basada en su honradez y coherencia, que sea capaz de transformar las estructuras injustas en estructuras liberadoras.
  • Por todas las personas que padecen enfermedades mentales y por quienes les cuidan y les atienden, especialmente sus familiares. Que exista una mayor atención pública a estos enfermos.
  • Que, junto con la solidaridad, la liberación sea una de las tareas primordiales de las comunidades cristianas. Que ayudemos a desdemonizar y desengañar a quienes son víctimas de cualquier tipo de manipulación.
  • Que el Señor nos ayude a todos nosotros a librarnos de los “demonios” personales que anidan en nuestro corazón y nos impiden ser generosos, alegres y esperanzados.
Escucha, Padre, nuestra oración. Ayuda a nuestro mundo, donde tantas personas son esclavas, sobre todo sin saberlo. Haznos un pueblo libre, justo, pacífico y pacificador.

Recursos Domingo IV de Tiempo Ordinario

EL BARRIO DE LOS ENAJENADOS
Acompañados por Jesús, en cuya intimidad vivimos, y llevados por su mismo Espíritu, nos acercamos a un barrio a veces tenebroso y duro, y otras difícil y complejo. Nos acercamos a la sinagoga –a la iglesia- y allí, sorprendentemente, nos encontramos con alguien que no es él mismo porque está como poseído por una fuerza ajena a su voluntad: el dinero, el sexo, la droga, el alcohol… Pero también la enfermedad mental, la depresión, el consumismo, la anorexia o las bulimia … Jesús no sólo “pasó haciendo el bien” sino “liberando a los oprimidos por el diablo”. Los exorcismos de Jesús son una parte importante de su “hacer el bien”, porque la misericordia de Dios es siempre liberación de esclavitudes. Jesús libera con fortaleza, no se anda con chiquitas. No se enfrenta a la persona, a la víctima, sino al explotador y al amo poderoso que esclaviza.
1. UN TEXTO
Una cultura del “descarte” y la “indiferencia” 
“… no podemos olvidar que la mayoría de los hombres y mujeres de nuestro tiempo vive precariamente el día a día, con consecuencias funestas. Algunas patologías van en aumento. El miedo y la desesperación se apoderan del corazón de numerosas personas, incluso en los llamados países ricos…. No puede ser que no sea noticia que muere de frío un anciano en situación de calle y que sí lo sea una caída de dos puntos en la bolsa. Eso es exclusión. No se puede tolerar más que se tire comida cuando hay gente que pasa hambre. Eso es inequidad. Hoy todo entra dentro del juego de la competitividad y de la ley del más fuerte, donde el poderoso se come al más débil… Se considera al ser humano en sí mismo como un bien de consumo, que se puede usar y luego tirar. Hemos dado inicio a la cultura del «descarte» que, además, se promueve… Para poder sostener un estilo de vida que excluye a otros, o para poder entusiasmarse con ese ideal egoísta, se ha desarrollado una globalización de la indiferencia. Casi sin advertirlo, nos volvemos incapaces de compadecernos ante los clamores de los otros, ya no lloramos ante el drama de los demás ni nos interesa cuidarlos, como si todo fuera una responsabilidad ajena que no nos incumbe. La cultura del bienestar nos anestesia” (papa Francisco, Evangelii Gaudium, 52-54).

La música para el Domingo IV de Tiempo Ordinario

«SUSCITARÉ UN PROFETA»
“¿En dónde están los profetas
que en otro tiempo nos dieron
las esperanzas y fuerzas para andar?
En las ciudades, en los campos,
entre nosotros están”.
(R. Cantalapiedra)
Ambientación musical: “El profeta” de R. Cantalapiedra (Pax).
Suscitaré un profeta y pondré mis palabras en su boca nos cuenta la 1a lectura. Cristo, profeta y maestro, es el verdadero profeta de Dios que enseña con autoridad y perdona los pecados; la Palabra salida de sus labios es eficaz y liberadora. Ojala escuchemos hoy su voz. No endurezcáis vuestros corazones.
Canto de entrada: “Reúne, Señor, a tu Iglesia” MD 189. “Vamos buscando la verdad” CLN 730; “Que sea tu palabra” CLN 733.

San Enrique de Ossó

San Enrique de Ossó
Enrique de Ossó, sacerdote, fundador de la Congregación de Hermanas de la Compañía de Santa Teresa de Jesús, es uno de los hombre de Dios, que, en el siglo pasado, contribuyeron a mantener viva la fe cristiana en España, con una fidelidad inquebrantable a la Iglesia y la Sede Apostólica. Nació en Vinebre, diócesis de Tortosa, provincia de Tarragona, el 16 de octubre de 1840. Su madre soñaba verlo sacerdote del Señor. Su padre le encaminó al comercio. Gravemente enfermo, recibió la primera Comunión por Viático. Durante el cólera de 1854 perdió a su madre, y en este mismo año -trabajaba como aprendiz de comercio en Reus- abandonó todo y se retiró a Montserrat. Vuelto a casa con la promesa de poder emprender el camino elegido, inició en el mismo año 1854 los estudios en el Seminario de Tortosa. Ordenado sacerdote en Tortosa, el 21 de septiembre de 1867, celebró la primera misa, en Montserrat, el domingo 6 de octubre, festividad de Nuestra Señora del Rosario. Sus clases como profesor de Matemáticas y Física en el Seminario no le impidieron dedicarse con ardor a la catequesis, uno de los grandes amores de su vida. Organizó en 1871 una escuela metódica de catecismo, en doce Iglesias de Tortosa y escribió una “Guía práctica” para los catequistas. Con este libro inicia Enrique su actividad como escritor, apostolado que le convirtió en uno de los sacerdotes más populares de la España de su tiempo. Desde niño tuvo devoción entusiasta por Santa Teresa de Avila. La vida y doctrina de la Santa, asimilada con la lectura constante de sus obras, inspiró su vida espiritual y su apostolado, mantenidos por la fuerza de su amor ardiente a Jesús y María y por una adhesión inquebrantable a la Iglesia y al Papa. Para acrecentar y fortificar el sentido de piedad, reunió en asociaciones a los fieles, especialmente a los jóvenes, para quienes la revolución y las nuevas corrientes hostiles a la fe católica resultaban una amenaza.

Martes III de Tiempo Ordinario

AQUÍ ESTOY PARA HACER TU VOLUNTAD
Hebreos 10,1-10. En el capítulo 10 empieza la última parte de la exposición central de la epístola. El autor, después de haber mostrado la superioridad del sacerdocio de Cristo en comparación con el sacerdocio levítico e insistido en la ofrenda personal de Jesús, extrae las consecuencias de todo ello. Por haberlo asumido enteramente y sin ayuda, el sacrificio de Cristo es eficaz y puede ser causa de salvación eterna.
La Ley antigua era incapaz de salvar. Señalaba el pecado, pero no lo abolía. Ya los profetas de la antigua alianza habían hecho ver la inutilidad de los sacrificios exteriores al hombre; el autor de Hebreos se expresa en un lenguaje aún más radical; solamente una ofrenda personal puede llegar al corazón de Dios. Esto fue lo que sucedió con el sacrificio de Jesús, cuya vida es resumida en los siguientes términos en un pasaje del salmo 39: «Aquí estoy, Señor, para hacer tu voluntad».
El salmo 39 vuelve a aplicar a Jesús el clamor del fiel al que Dios no inspiró ofrecer un sacrificio, sino expresar personalmente su agradecimiento.

Comentario al evangelio de hoy (27 de enero)

Las palabras de los profetas iban siempre más allá de lo convencional y comúnmente aceptado; con frecuencia desconcertaban. Todavía hoy nos siguen desconcertando las palabras del profeta de Nazaret, que rondan la descalificación de sus parientes, incluida su madre. El evangelista Marcos no se recata en presentarnos ese rasgo “escandaloso” de Jesús. ¡Tantas veces nos han exhortado a vivir una sólida espiritualidad mariana con el argumento de que nada sería tan del agrado de Jesús como la alabanza dirigida a su madre, el reconocimiento de la singular grandeza de esa mujer!
Jesús nunca descalificó la familia humana, sino que la enalteció como institución querida por el creador. A quienes le preguntaban qué hacer “para entrar en la vida”, él les respondía con algunos mandamientos del decálogo, entre ellos el de “honrar padre y madre” (Mc 10,19). A quienes, so pretexto de piedad y de dar limosnas al templo, descuidaban la atención a sus padres necesitados, les reprochó que “sustituían el mandamiento de Dios por tradiciones humanas” (Mc 7,9).
Pero al mismo tiempo relativizó muchas instituciones humanas ante el valor absoluto del Reino de Dios y la adhesión a su persona. A pesar de entender el matrimonio como algo muy noble, “unido por Dios”, que al hombre no le está permitido “separar”, él optó por una vida celibataria y declaró loable el hecho de que algunos se hicieron “eunucos por el Reino de los cielos” (Mt 19,12). Quizá con esa expresión justificaba no sólo su praxis sino también la de algunos de sus seguidores. También habla de “dejar padre y madre, hermanos y hermanas, hijos e hijas” por él y por el evangelio (Mc 10,29), y a un aspirante al seguimiento no le concede tiempo ni siquiera para ir a dar sepultura a su padre (Lc 9,59).
Jesús se distancia, con hechos y palabras, de su propia familia, debido seguramente a que varios de sus parientes no lograron entender, al menos inicialmente, su original forma de mesianismo. En Jn 7,5 se dice expresamente que “sus hermanos no creían en él”, y en Mc 3,21 se va aún más allá: “los suyos fueron a hacerse cargo de él porque decían: está trastornado”. Ello hace que Jesús relativice la familia carnal; a quienes alaban al vientre que le gestó, responde que son más dignos de alabanza “los que oyen la palabra de Dios y la guardan” (Lc 11,28); es un pensamiento muy cercano al que hemos leído hoy.