09 febrero 2016

Cómic para imprimir y colorear: Domingos de Cuaresma




Fuente: Aprendo en catequesis

Domingo I de Cuaresma 14 febrero: Cantos para la Misa 2



Domingo 1º de Cuaresma
 Nota.-Ya, desde el miércoles de ceniza, conviene ambientar de una manera especial
la  parte musical de las celebraciones. con , temas gregorianos (Attende, etc.),
Obras clásicas al Órgano, Obras Selectas de Polifonía Religiosa.
Entrada: Me invocarán. CLN. A 12; Nos ha llamado al desierto (CLN-126)Sí , me levantaré CLN 107
Introito en latín: Invocabit me.
Acto penitencial:  ClN B 17
Salmo y Aclamación antes del Evangelio: Acompañame, Señor, en la tribulación. (Propio)
Ofertorio: Attende Domine CLN. 101
Santo:CLN-11
Aclamación al memorial  CLN. J31
Comunión: El Cáliz que bendecimos CLN 536; El pan de los creyentes CLN. 07;   
Dios es fiel CLN  CLN 117; En la fracción del pan CLN 05
Final: En  silencio.

Domingo I de Cuaresma 14 febrero: Comentarios, homilías y reflexiones a la Palabra de Dios



07. dominicos.org / Fray Gerardo Sánchez Mielgo. doc
08. homiletica.org / catecismoCicloC. doc
09. homiletica.org / fidel oñoro. pdf
10. homiletica.org / radiovaticanoCicloC. doc
11. j.a.pagola. doc
12. Servicio Bíblico Latinoamericano. doc

Domingo I de Cuaresma 14 febrero: Cantos para la Misa



Entrada:              MISERICORDIOSOS COMO EL PADRE - Eugenio Costa/Paúl Inwood. mp3
Penitencial:        SEÑOR, TEN PIEDAD (01) - Carmelo Erdozáin. mp3
Del Salmo 90:   TÚ ERES MI DIOS, EN TI CONFÍO - Autor desconocido. mp3
Aclamación:      HONOR Y GLORIA A TI, SEÑOR JESÚS - Autor desconocido. mp3
Ofrendas:            ACEPTA, SEÑOR, EL VINO Y EL PAN - Joaquín Madurga. mp3
Himno:               SANTO, SANTO, SANTO - Carmelo Erdozáin. mp3
Paz:                     CORDERO DE DIOS (33) - Autor desconocido. mp3
Comunión:        MANÁ VERDADERO - Antonio Gutiérrez. mp3
Comunión:        NOS HAS LLAMADO AL DESIERTO - Antonio Alcalde. mp3
Salida:                ARCILLA ENTRE SUS MANOS - José Miguel Cubeles-Kairoi. mp3

Domingo I de Cuaresma 14 febrero: Misa con niños



Domingo 1° de Cuaresma – (14 de febrero de 2016)

Nota: en algunos lugares, el sacerdote repite hoy la imposición de cenizas que se realizó el miércoles, para todos aquellos que no pudieron concurrir. Es conveniente saberlo de antemano para tener lista una introducción y un canto apropiado.
Más allá de esto, siempre es bueno preparar las celebraciones dialogando con el sacerdote, el ministerio de música y todo aquél que tenga una tarea especial en la liturgia.

1- Entrada:

Queridos chicos, el miércoles pasado dimos inicio al tiempo de Cuaresma, tiempo de reflexión y oración para purificar nuestro corazón y volver a los brazos de nuestro Padre misericordioso que nos espera ansioso. Empecemos nuestra Misa con confiada alegría.

2- Liturgia de la Palabra:

Jesús desde su experiencia humana nos ayuda a ver que se puede vencer la tentación.


3- Oración de los fieles:

El Señor conoce nuestras necesidades y sufrimientos. Él mismo quiso sentirlos en su propia piel al hacerse hombre, por eso le decimos con confianza: Padre de la misericordia, escúchanos.

Domingo I de Cuaresma 14 febrero: Guión para la Liturgia

Descargar guión para la liturgia



Domingo I de Cuaresma, 14 febrero: Hojita para los niños

DESCARGAR HOJITA PARA LOS NIÑOS



Cantar en Cuaresma: “Un buen samaritano”

«UN BUEN SAMARITANO»
Jesús se retrató de maravilla en la hermosa parábola del Buen Samaritano que nos refiere san Lucas 10, 30-37. Aparecen en la escena los más obligados a observar la caridad, y el extranjero hereje (Jn 8,48) de quien normalmente no se podía esperar más que odio.
Jesús pregunta: «¿Quién de estos tres te parece que ha sido prójimo del que cayó en manos de los bandidos?»Él dijo: «El que practicó la misericordia con él» Jesús le dijo: «Anda y haz tú lo mismo» (Lc 10, 36-37).
El canto que ofrecemos a continuación es una sencilla catequesis de lo que no es y sí es ser «buen samaritano». El coro insiste suplicante: «Hazme, Señor, un buen samaritano».
La oración colecta del Domingo XV del T. Ordinario reza: «Oh Dios que muestras la luz de tu verdad a los que andan extraviados para que puedan volver al buen camino. Concede a todos los cristianos rechazar lo que es indigno de este nombre y cumplir cuanto en él se significa» El prefacio recomendado para este Domingo se inspira en la parábola del buen samaritano. Jesús es el Buen Samaritano que se acerca a toda persona que sufre en su cuerpo o en su espíritu. Es la Eucaristía y la Caridad. (Prefacio Común, VIII: El Buen Samaritano): «Porque Él, en su vida terrena, pasó haciendo el bien y curando a los oprimidos por el mal. También hoy, como buen samaritano, se acerca a todo hombre que sufre en su cuerpo o en su espíritu, y cura sus heridas con el aceite del consuelo y el vino de la esperanza»

Recursos Litúrgicos para el Miércoles de Ceniza. ¡Actualizado!

... COMENTARIO PRIMER DOMINGO DE CUARESMA | Popular TV Cantabria

Miércoles de Ceniza 10 febrero: Oración de los Fieles 6



PERDÓNANOS, SEÑOR, POR TU BONDAD
La ceniza en nuestra frente nos hace ver que el pecado nos ha alejado de Ti. Desde hoy queremos retornar a tu lado. Que el ayuno, la oración la limosna reparen en parte nuestro mal actuar y revierta sobre nosotros en tu gracia sobreabundante. Hoy arrepentidos pedimos tu perdón. Repetimos:
R.- PERDÓNANOS, SEÑOR, POR TU BONDAD.
1. – Por el Papa, los obispos y sacerdotes, para la santidad de la Iglesia sea su principal preocupación. Por todas las veces que no fue así…
OREMOS
2. – Por los gobernantes para que procuren en bienestar de todos y contribuyan a la Paz en el mundo. Por todas las veces que no fue así…
OREMOS
3. – Por los enfermos, los necesitados, los pobres para que encuentren en nosotros la atención que Cristo tenía con ellos. Por todas las veces que no fue así…
OREMOS

Miércoles de Ceniza 10 febrero: Oración de los Fieles 4



RENUÉVANOS CON ESPÍRITU FIRME.
Hoy miércoles de ceniza comenzamos la preparación para morir al hombre viejo y esperar la Resurrección de Cristo. Para ello pedimos al Padre que nos ayude y nos acompañe. Repetimos:
R.- RENUÉVANOS CON ESPÍRITU FIRME.
1. – Te pedimos por la Iglesia, para que en este tiempo de Cuaresma reconozcamos nuestras faltas y nos ayudemos mutuamente a seguir los pasos de Cristo.
OREMOS
2. – Te pedimos por los gobernantes de todas las naciones, para que busquen el bien de todos especialmente de aquellos que son más vulnerables.
OREMOS
3. – Te pedimos por los que se prepararán durante esta Cuaresma para incorporarse a la Iglesia, para que lleven una vida digna de los hijos de Dios.
OREMOS
4. – Te pedimos por todos los enfermos, los que sufren el abandono, la soledad, los que viven lejos de su patria o no encuentran trabajo, para que uniendo su sufrimiento al de Cristo vean pronto la luz de la Resurrección.
OREMOS
5. – Por todos nosotros para que experimentemos la Misericordia de Dios en esta Cuaresma y sepamos llevarla a todos aquellos que viven alejados de la Iglesia
OREMOS
6. – Por todos los que otros años celebraron la Cuaresma con nosotros y ya partieron a la Casa del Padre, para que sean acogidos en el banquete eterno.
OREMOS
Padre, hazte presente en nuestro caminar cuaresmal, para que cada día vayamos despojándonos del hombre viejo y podamos resucitar con Jesucristo.
Te lo pedimos por Él, que contigo vive y reina por los siglos de los siglos.
Amen.

Miércoles de Ceniza 10 febrero: Homilías



1.- CUARESMA DE MISERICORDIA

Por Javier Leoz

El Papa Francisco, en la Bula de Convocatoria del Jubileo “Vultus misericordiae” llega a afirmar: “La misericordia es la viga de la Iglesia”.

La cuaresma, especialmente este año, apuntala esa idea del Papa. A veces la carcoma del individualismo, la fe relativizada, el amor resquebrajado, el pudor para hacer el bien, el cansancio o hastío caritativo y otras tantas razones hacen que –esa viga- vaya debilitándose y necesite ser recuperada en su esencia, revitalizada y restaurada. No olvidemos que, el pilar central, es Cristo. De Él van saliendo esas vigas que sostienen toda iniciativa de la Iglesia en aras a brindarnos a los demás con generosidad y sin límites.

1.- La Santa Cuaresma, en ese sentido, nos blinda para no venirnos abajo y en este Año de la Misericordia nos anima a consolidar nuestro corazón con los sentimientos del mismo Cristo:

Primero: a cambiar en algo y, si puede ser, a mejor. La Pascua la viviremos con más vida si, nuestra existencia, la sabemos perfeccionar en estos cuarenta días que quedan por delante

Segundo: a recuperar nuestra amistad con Cristo. Muchas veces nos ocurre como con los amigos de a pie. Sabemos que están ahí pero apenas los recordamos. ¿Seremos capaces de sensibilizar nuestro interior ante lo que Jesús hizo por nosotros? ¿Somos conscientes de que subirá a la cruz por nosotros?

Miércoles de Ceniza 10 febrero: Moniciones 5



MONICIÓN DE ENTRADA

El breve silencio inicial del sacerdote y de los ministros antes de empezar no ha sido un error o un titubeo. Hermanos, hemos querido iniciar esta celebración en silencio, con emoción contenida. Es Miércoles de Ceniza y nos reunirnos para iniciar juntos la Cuaresma. Se omitirá la preparación Penitencial que se realiza en la imposición de la Ceniza, que llegará después de escuchar las lecturas bíblicas y la homilía del sacerdote. Tras la explicación de la Palabra de Dios, el celebrante bendecirá la ceniza y comenzará su imposición. La Iglesia nos ofrece un rito de perdón, de reconciliación, de antiguas y entrañables resonancias, que siempre nos resultan nuevas. La imposición de la ceniza es símbolo de abrirse a la misericordia divina. La Cuaresma ha empezado. Es un tiempo de amor y de esperanza, porque nos llevará, primero, a la Cruz y, luego, a la Resurrección. Y todo ello dentro del planteamiento hermoso y fraterno del Año Jubilar de la Misericordia…

08 febrero 2016

Lunes V de Tiempo Ordinario

Hoy es lunes, 8 de febrero.
Al tiempo de entrar en esta tierra sagrada que es el encuentro con Dios, me santiguo y sereno mi corazón, mi mente, mi cuerpo. En su nombre y porque él así lo desea siempre, voy a abrirle las puertas de mi vida y a estar con él. Contigo, Señor, contigo. En silencio o en diálogo. En acción de gracias o en súplica. En adoración o en lucha. Pero siempre contigo.
La lectura de hoy es del evangelio de Marcos ( Mc 6, 53-56):
En aquel tiempo, cuando Jesús y sus discípulos terminaron la travesía, tocaron tierra en Genesaret, y atracaron. Apenas desembarcados, algunos lo reconocieron, y se pusieron a recorrer toda la comarca; cuando se enteraba la gente dónde estaba Jesús, le llevaba los enfermos en camillas. En la aldea o pueblo o caserío donde llegaba, colocaban a los enfermos en la plaza, y le rogaban que les dejase tocar al menos el borde de su manto; y los que lo tocaban se ponían sanos.
Que viva y actual, que amable y atractiva resulta la imagen de un Jesús en continuo movimiento. Un Jesús viajero, de un sitio a otro, incansable, terminando una travesía y empezando otra. Y en todas ellas gente buscándole para sanar sus heridas, sus enfermedades, sus dolores. Este mundo roto en el que vivo, sigue necesitando de un Jesús así.
Siguen haciendo falta en este mundo esos camilleros anónimos del evangelio que llevaban a los enfermos a las plazas o calles por donde Jesús iba a pasar. ¿Qué habría sido de mi vida y de mi fe sin esas personas que en distintos momentos me colocaron en esa cercanía inconfundible de Dios, provocando así mi encuentro con él.
Al leer de nuevo el texto, voy a reavivar en mí el deseo de tocar el mando de Jesús. Sin miedos ni complejos de ningún tipo. Y con ese deseo voy a reavivar la confianza en que basta ese pequeño roce para que en mí se derrame su gracia de salud, de vida, de salvación.
Al terminar mi oración intento recoger en diálogo con Dios esos dos o tres empujones que su palabra me ha dado en este rato. Le pido valentía o decisión para llevarlos a cabo, si es su voluntad. Y rezando un padrenuestro, me hago consciente de la complacencia con la que Dios me mira y me agradece estos minutos de mutuo encuentro.

Claves para la Cuaresma

LA TIENDA DE LA MISERICORDIA
Dos textos pueden iluminar el sentido de la Cuaresma 2016, dentro del “Año de ña misericordia”: «La Palabra se hizo hombre, acampó entre nosotros, y contemplamos su gloria» (Jn 1,14); «Ensancha el espacio de tu tienda, despliega sin miedo tus lonas, alarga tus cuerdas, hinca bien tus estacas, porque te extenderás a derecha e izquierda» (Is 54,2).
El Señor ha entrado en nuestras vidas, ha puesto su tienda en la historia de nuestras vidas, caminantes nómadas que “habitamos en nuestra propia patria, pero como forasteros; que tomamos parte en todo como ciudadanos, pero lo soportamos todo como extranjeros; que toda tierra extraña es patria para nosotros, pero estamos en toda patria como en tierra extraña” (Carta a Diogneto): «Mi padre fue un arameo errante…» (Dt 26, 5). Pero su tienda es presencia caminante de Dios (Éx 40, 36-38) que se hace plenitud en Jesucristo: Él, «con su palabra, con sus gestos y con toda su persona revela la misericordia de Dios» (Misericordiae Vultus, MV 1).

Muchas actividades sobre este tiempo de Cuaresma

Recursos Litúrgicos para el Miércoles de Ceniza. ¡Actualizado!

... COMENTARIO PRIMER DOMINGO DE CUARESMA | Popular TV Cantabria

Miércoles de Ceniza: Moniciones 1

Miércoles de Ceniza: Moniciones 2

Miércoles de Ceniza 10 febrero: Moniciones 3

Domingo I de Cuaresma. Vídeos para niños





Domingo I de Cuaresma. Fichas para niños 2




Domingo I de Cuaresma. Ficha para niños

Domingo I de Cuaresma. Evangelio Ilustrado

(Si tienes algún problema para descargar, escríbenos a franciscanos.valladolid@hotmail.com)

DESCARGAR AQUÍ: Primer Domingo Cuaresma




Domingo I de Cuaresma. Moniciones 2



SEÑOR, ENSÉÑANOS TUS CAMINOS
El miércoles pasado –Miércoles de Ceniza-- comenzamos nuestra conversión, recorriendo el santo tiempo de Cuaresma, pidiendo perdón por nuestras faltas. Hoy pedimos una luz que nos guíe el camino. Así rogamos al Señor:
R.- SEÑOR, ENSÉÑANOS TUS CAMINOS.
1. – Por el Papa Francisco, que la ayuda de Dios le asista siempre y en especial en este tiempo de la cuaresma.
OREMOS
2. – Por los gobernantes para que sus decisiones se ajusten a las necesidades de su pueblo.
OREMOS
3. – Por los enfermos, marginados, los que se encuentran solos o no encuentran sentido a su vida, para que Dios a través nuestra les de su consuelo y alegría.
OREMOS
4. – Por todos los que dedican su vida al evangelio para que sea el Espíritu el que les guíe en la proclamación del mensaje.
OREMOS
5. – Por todos los que han sufrido las inclemencias del tiempo, inundaciones o sequías, incendios, terremotos u otras catástrofes, para que se vean pronto socorridos tanto en lo material como en lo espiritual.
OREMOS
6. – Por todos nosotros para que vivamos esta cuaresma de corazón y nuestra conversión sea sincera.
OREMOS
7. – Por la paz en el mundo y en los corazones de todos los hombres y mujeres de la tierra.
OREMOS
Señor, llévanos por tus caminos, sabes que sin tu ayuda no podemos caminar, concédenos lo que te pedimos y todo aquello que sabes que necesitamos. Por Jesucristo Nuestro Señor
Amen.

Domingo I de Cuaresma. Oración de los Fieles 1



QUE TU PALABRA NOS ALIMENTE
Comienza la Cuaresma. Tiempo de ayuno y oración, pedimos al Padre que nos dé fuerzas para llevar a cabo los propósitos de esta Cuaresma:
R.- QUE TU PALABRA NOS ALIMENTE.
1.- Por el Papa, los obispos y sacerdotes, para no desfallezcan nunca en su misión de anunciar el evangelio y se afiancen cada día más en la santidad.
OREMOS
2.- Por los que gobiernan, imparten justicia, promulgan leyes, dirigen los medios, las multinacionales, para que reconozcan las tentaciones y obren conforme al plan de Dios.
OREMOS
3.- Por todas las familias, para que nunca les falte el pan material ni el pan de tu Palabra.
OREMOS
4.- Por los enfermos, los pobres, los necesitados para sientan en la cercanía de Dios ese alimento que sacia sus necesidades.
OREMOS
5.- Por todos los viven alejados de Dios para que reconozcan al autor de la vida y vuelvan a la Casa del Padre.
OREMOS
6.- Por todos nosotros, para fortalecidos por la Palabra y la Eucaristía sigamos el camino de la Cuaresma que llega a la Resurrección.
OREMOS
Padre, que este tiempo penitencial sea para todos los cristianos un tiempo de auténtica conversión y de intenso conocimiento del misterio de Cristo, que vino para cumplir toda justicia.
Te lo pedimos por Jesucristo Nuestro Señor.
Amen.

Domingo I de Cuaresma. Misa Familiar 1



Prepara: Javier Leoz

*Objetivo: que los chicos/as descubran que, como en los tiempos de Jesús, también todos somos “engañados” para dejar valores que merecen la pena. (Misa, la fe, la iglesia, la oración)

*Idea central: sólo Dios es el único al que hemos de adorar y dar credibilidad y confianza.

1. MONICIÓN DE ENTRADA

Muy buenos días a todos. El miércoles, con la imposición de la ceniza, comenzábamos estos cuarenta días que nos llevarán a la celebración de la Pasión, de la muerte y sobre todo a la RESURRECCIÓN DE JESÚS.

Todas las grandes aventuras, exigen riesgos o, incluso, vencer dificultades. Pero el Señor, con su Palabra nos da la fuerza necesaria para salir victoriosos y no dejar el camino de la fe.

Ojala que este tiempo de cuaresma nos ayude a tres o cuatro cosas: primero, a hacer un poco más de oración; segundo, a escuchar con más atención o leer la Palabra de Dios; tercero, a ser más austeros y, si podemos, a ayudar en las necesidades de los demás. Por ejemplo en las tareas de casa o con algún compañero que nos necesita. Nos ponemos de pie y cantamos.

Domingo I de Cuaresma. Moniciones 5



MONICIÓN DE ENTRADA

El Miércoles de Ceniza –hace pocos días, hace pocas horas—comenzaban la Cuaresma tiempo de amor y de conversión. Y por ello, hoy, os damos con gran emoción y efecto la bienvenida a esta primera eucaristía cuaresmal. Y ante ello deciros que la Palabra de Dios nos muestra --hoy y siempre-- su fuerza para hablarnos de reconciliación. Dios sabe que el hombre seguirá destruyendo la naturaleza, rompiendo nuestras relaciones, tratando de dominar a los demás; pero Él frente a este proceder nos ofrece su bondad, su misericordia y su paciencia infinita. Nos regala, además, el arco iris de su amor para recordarnos su alianza. Para recordarnos que Él siempre estará con nosotros, aunque a veces nuestras obras dejen mucho que desear. La cuaresma es tiempo de conversión, de vuelta a Dios, de mayor amor a los hermanos… y es lo que nos va a mostrar esta Eucaristía.


MONICIÓN SOBRE LAS LECTURAS

1.- La primera lectura –del Libro de Deuteronomio-- nos muestra cómo el hombre, en los momentos cruciales de su historia, siempre busca a Dios. Y es un testimonio claro para decirnos que Dios siempre estuvo a su lado, en medio de las dificultades, para liberarlos y protegerlos.

S.- Este salmo 91 es, precisamente, el que cita el demonio, en la tentación a Jesús en el desierto. Y lo sutil del tentador está en el Salmo 91 era el himno triunfal de los judíos a la confianza en el Señor. Formaba parte de las oraciones personales. Y por eso el Diablo intenta confundir al Señor invocando la confianza en Dios. Para nosotros nos puede servir también de oración personal invocando la confianza del Señor para que nos libre de las tentaciones.

2.- San Pablo, en la segunda lectura que procede de la Carta a los Romanos nos dice que la fe es esencial en nuestra vida, para recordarnos que el Señor es el único Señor, y Él nunca nos defraudará.

3.- El fragmento evangélico de hoy es de San Lucas y nos narra las tentaciones de Cristo en el desierto. Confirma este evangelio que las pruebas y tentaciones formarán siempre parte de nuestra vida; pero, si vivimos junto a Cristo, seremos capaces de vencerlas y saldremos liberados de ellas. Cristo supo vencer al Tentador. Y nosotros, junto con Jesús, también sacaremos el pecado de nuestra vida.

Lectura de Postcomunión

HIMNO DE VÍSPERAS



Libra mis ojos de la muerte; 

dales la luz que es su destino. 

Yo, como el ciego del camino, 

pido un milagro para verte. 



Haz de esta piedra de mis manos 

una herramienta constructiva; 

cura su fiebre posesiva

y ábrela al bien de mis hermanos.



Que yo comprenda, Señor mío,

al que se queja y retrocede; 

que el corazón no se me quede

desentendidamente frío.



Guarda mi fe del enemigo

(¡tantos me dicen que estás muerto!...) 

Tú que conoces el desierto,

dame tu mano y ven conmigo. 



(Diurnal. Liturgia de las Horas)

Exhortación de despedida

Qué el tiempo de cuaresma nos llene de alegría por la promesa de conversión profunda que el mismo Jesús de Nazaret nos ha mostrado hoy. Él sufrió tentaciones para no ser en nada diferente a nosotros, salvo en el pecado. Pero con Él en cercanía podremos vencer al Mal.

Cantos Litúrgicos para la Cuaresma



A TUS MANOS, SEÑOR, ENCOMIENDO MI ESPÍRITU - Carmelo Erdozáin.mp3
- ACEPTA, SEÑOR, EL VINO Y EL PAN - Pedro Joaquín Madurga.mp3
- AGUA PURA - Alberto Taulé.mp3
- AL ATARDECER DE LA VIDA ME EXAMINARÁN DEL AMOR - Cesáreo Gabaráin.mp3
ALMA MISIONERA - Canciones en vivo CAM1 COMLA6 - Sal de la tierra. mp3
ARRIÉSGATE - Carmelo Erdozáin.mp3 
- CAMINO, VERDAD Y VIDA - J. A. Olivar.Cesáreo Gabaráin.mp3
- CANTA JERUSALÉN - José Miguel Cubeles.Kairoi.mp3
- CERCA DE TI SEÑOR.mp3
- CRISTO ES LA RESURRECCIÓN - Carmelo Erdozáin.mp3
- CRISTO LIBERTADOR - Carmelo Erdozáin.mp3
- DELANTE DE TU ALTAR - Carmelo Erdozáin.mp3
- DIOS NO QUIERE LA MUERTE DEL PECADOR - Cesáreo Gabaráin.mp3
- DIOS NOS DA SU PAN - Carmelo Erdozáin.mp3

Domingo I de Cuaresma. Moniciones 4



I Domingo: Fidelidad en la prueba
Monición de entrada:
La Cuaresma parece resonar como una trompeta, como un gran despertador que se escucha en todo el mundo: para que despertemos, para que cambiemos nuestra vida, para que nos convirtamos a los caminos de Dios. Es un largo camino de purificación y de preparación, para poder participar dignamente en la plenitud del don transformador de la Pascua. Presten atención a los textos bíblicos de hoy; están aptos para ayudarnos a captar el sentido y la orientación de ese
camino.

Primera lectura: Deuteronomio 26, 4-10 (Profesión de fe al ofrecer las primicias)
Esta breve lectura, tomada del Deuteronomio, contiene una hermosa profesión de fe. Las características principales de este “credo” es que la fe de los
israelitas no se expresa con conceptos, sino por medio del reconocimiento de la acción de Dios en la historia. Escuchen atentos.

Domingo I de Cuaresma. Moniciones 3



MONICIÓN INICIAL (opción 1)
Las lecturas que se leen en la Iglesia entre el Miércoles de Ceniza y el Primer Domingo de Cuaresma, que celebramos hoy, nos explican en qué consiste el ayuno, en qué consiste la conversión.
Especialmente importantes son las palabras del Evangelio de ayer:
«No he venido a llamar a los justos, sino a los pecadores».
Porque los que se creen justos no van a escuchar Su voz.
***
Entonces éste puede ser nuestro propósito para la Cuaresma:
«Descubre al publicano que llevas dentro».
Encuentra a aquel que es capaz de escuchar a Dios que viene a levantarnos.
A Cristo que viene a levantarnos y llevarnos al Padre.

Después de que el Sacerdote diga la Oración Conclusiva de la Plegaria Universal y la gente tome sus lugares, el monitor hará la Monición antes de la Colecta. Terminada la Monición inicia el Canto del Ofertorio. Favor de coordinarse con el Coro para que espere con el Canto del Ofertorio.

MONICIÓN ANTES DE LA COLECTA
Este primer Domingo de Cuaresma es también el Día de la Caridad, por eso la Colecta que realizaremos en estos momentos será destinada a la Caritas de nuestra Iglesia de León.
Participando en ella, expresamos nuestro deseo de que nuestro ayuno se convierta en amor concreto y generoso hacia los más necesitados.

MONICIÓN INICIAL (opción 2)
Aquel que viene siempre de nuevo nos regala su gracia y su paz.
Que estas grandes palabras que nos introducen en este tiempo de la santa Cuaresma,
nos enseñen qué significa volver a encontrar lo que ya conocemos bien,
pero que debemos encontrar siempre de nuevo,
siempre más plenamente.
más profundamente.
Que esta Santa Misa sea este inicio.
El verdadero inicio de un tiempo de renovación y transformación.
***
Purifícanos, Señor, y cambia nuestros corazones.
Para que escuchemos Tus Palabras.
Que quieres decirnos en este tiempo sagrado.

MONICIÓN INICIAL (opción 3)
La Cuaresma es un tiempo
cuando
de una manera singular
el Señor viene al hombre.
Al hombre cuyo corazón está inquieto,
pero que tiene la esperanza
y conoce el camino que lleva a la paz.
***
En el tiempo de Cuaresma la liturgia se viste de morado.
El morado indica seriedad.
No tristeza, sino seriedad.
Seriedad en la búsqueda de la mayor verdad acerca de nosotros:
Que somos hijos de Dios.
Y que sólo en Él encontramos la paz.

MONICIÓN INICIAL (opción 4)
El Señor nos dijo que estaría con nosotros todos los días, hasta el fin del mundo.
De manera especial está con nosotros en este tiempo sagrado de Cuaresma.
Tiempo de conversión.
Tiempo de transformación interior.
De intenso trabajo espiritual.
***
Empezamos la Cuaresma el pasado Miércoles. Y ahora nos vamos adentrando más y más profundamente en la tarea de conocernos a nosotros mismos ante Dios.
No tanto fijándonos en nosotros, sino en Él y en Su Palabra.
***
Purifícanos, Señor, de todo aquello que no nos permite que Te veamos.
En cada momento de nuestra vida.

MONICIÓN INICIAL (opción 5)
Que el Señor esté con nosotros en este tiempo de la Santa Cuaresma.
Tiempo intenso de trabajo espiritual para cada uno de nosotros.
Pero también tiempo de enorme esperanza en que algo importante pueda suceder en mi vida.
***
Purifícanos, Señor, para que Te veamos.
Presente entre nosotros.
En Tu Palabra y en tu Cuerpo.

MONICIÓN INICIAL (opción 6)
Aquel que viene siempre de nuevo, nos regala su gracia y su paz.
De manera especial, el tiempo de Cuaresma no es tiempo de tristeza, sino tiempo de Su gracia, de Su paz, que nos transforma y convierte.
Tiempo de Cuaresma.
Tiempo de renovación interior.
Tiempo de cambiar.
Y por eso también tiempo de esperanza y de nueva fuerza que recibimos de Dios.
***
Que esta Santa Misa nos abra plenamente a colaborar con la gracia divina.
En este tiempo cuando nos hemos de preparar a vivir la experiencia espiritual de la Pascua de Resurrección de Cristo.

MONICIÓN INICIAL (opción 7)
A la misericordia de Dios nos confiamos en esta Liturgia.
Con ella entramos en esta gran tarea espiritual que llamamos Cuaresma.
Tiempo de reflexión, de recogimiento y de conversión.
***
Que el Señor nos purifique y nos dé fuerza.
Para que la Cuaresma de este Año de la Misericordia la tomemos en serio.
Y la vivamos al máximo.

MONICIÓN INICIAL (opción 8)
Ha empezado la Cuaresma.
Tiempo de trabajo espiritual.
Y de nuestra transformación.
***
Señor, ábrenos a Tu Palabra.
Abre nuestros corazones al Evangelio.
Para que cambiemos nuestra vida.
Y sepamos vivir dignamente.
El Misterio de la Resurrección.
A la que nos prepara la Cuaresma.

MONICIÓN INICIAL (opción 9)
El pasado miércoles comenzábamos -con la imposición de la ceniza- este período de cinco semanas que llamamos Cuaresma, y que culminará en la celebración más importante de los cristianos: la Pasión, la Muerte y la Resurrección de Jesús: la Pascua del Señor.
Ya desde este primer domingo de Cuaresma, la Iglesia nos invita a vivir una experiencia de desierto.
El desierto es ese espacio simbólico de encuentro con nosotros mismos y con Dios, donde se experimenta la tentación, y donde hay que decidir por quién apostamos.
Jesucristo hoy nos propone que nos atrevamos a dar la misma respuesta que Él.

ORACIÓN UNIVERSAL
Instruidos por los ejemplos del Señor Jesús, que se entregó en el desierto a la oración, pidamos, hermanos, a Dios nuestro Padre, que escuche nuestras humildes plegarias.
A cada petición diremos: ¡No nos dejes caer en la tentación!
1. Por todo el pueblo cristiano. Para que en este tiempo sagrado tenga mayor hambre de la Palabra de Dios. OREMOS
2. Por los dirigentes de las naciones. Para que se esfuercen en superar las tentaciones de la violencia y del poder injusto. OREMOS
3. Por los que se sienten tristes o tentados. Para que sean sostenidos por la gracia de Dios. OREMOS
4. Por los que participan de la Pasión de Cristo por la enfermedad y los sufrimientos. Para que alcancen fortaleza y paciencia. OREMOS
5. Por nosotros. Para que nuestras privaciones voluntarias durante esta Cuaresma sean una oportunidad de compartir nuestros bienes con los que menos tienen. OREMOS
Dios todopoderoso y eterno, escucha las oraciones de tu pueblo, perdona sus pecados y purifica su espíritu, para que cuantos con amor observamos las penitencias cuaresmales, obtengamos la paz y la misericordia. Por Jesucristo nuestro Señor. Amén.